Cómo mantenernos saludables en casa en épocas del Coronavirus

La pandemia del Coronavirus (COVID 19) ya nos ha enseñado muchas cosas: que se expande más rápido de lo que pensamos, que circula si nosotros circulamos, y que si mantenemos las medidas de higiene, distanciamiento y aislamiento recomendadas evitamos su expansión.

Por eso, en estos momentos es muy importante que nos mantengamos alejados de las multitudes, no solo en términos de recreación sino también en relación al abastecimiento de alimentos y al momento de mantener nuestra rutina física. Sin embargo, muchas veces el sedentarismo y los malos hábitos, sumado a permanecer todo el día dentro de casa, puede traer consecuencias negativas para la salud.

Ahora más que nunca es fundamental que estemos sanos. Desde la Fundación Cardiológica Argentina (FCA) compartimos algunos consejos para mantener una rutina saludable mientras estamos en casa.

 

Cómo comer sano en casa

  • En momentos como éste, abastecernos de alimentos básicos saludables y asequibles es importantísimo. Recomendamos ir al comercio del barrio, a la carnicería, a la pescadería, a la verdulería, y no concentrarnos en los supermercados. Hoy, muchos comercios tienen servicio de envío a domicilio, ésta es una buena alternativa para evitar las concentraciones.
  • A la hora de elegir los alimentamos, optemos siempre por aquellos que tengan la menor cantidad de sal y azúcar agregadas. Intentemos reemplazar los procesados por otros más saludables.
  • Elijamos las legumbres, verduras, frutas, variedad de carnes y pescados. Este es un momento ideal para fomentar la concientización primero desde casa y transmitir este hábito a nuestros hijos.
  • Compartir el almuerzo en familia, que muchas veces la rutina escolar no lo permite, cocinar con los chicos, involucrarlos en la organización del menú semanal o diario, son alternativas para mantenerlos entretenidos y con actividades.

Cómo mantenernos activos

La Dra. Alejandra Angrisani (MN 136.393), médica cardióloga y miembro de la FCA, nos aconseja que:

  • Si tenemos en casa los elementos del gimnasio es mucho más fácil. Con algunas pesas, mancuernas, bicicleta fija o cinta, podemos armar una rutina de 30 minutos para hacer mientras miramos alguna serie o la televisión.
  • Si estamos acostumbrados a ir al gimnasio, podemos correr o marchar en algún lugar de casa, realizar saltos, o incluso encontrar la manera de hacer ejercicios de fuerza como estocadas o sentadillas, flexiones de brazo y fortalecimiento abdominal alternando con ejercicios de flexibilidad.
  • También, podemos poner nuestra música favorita y bailar lo que dura toda la canción, o incluso realizar las tareas de la casa bailando y escuchando música.
  • Busquemos videos de internet que muestren rutinas de ejercicios aeróbicos y localizados para realizarlos o utilicemos algunas aplicaciones del celular para hacer entrenamiento de fuerza.
  • Caminemos por toda la casa, y, si tenemos escalera subamos y bajemos por lo menos quince minutos, dos o tres veces por día.
  • Realicemos tareas de jardinería.
  • Si hacemos yoga habitualmente, podemos hacer en casa los ejercicios que practicamos regularmente. Recordá que el yoga y el Mindfulness pueden ayudarnos además a reducir la ansiedad.
  • Las personas con movilidad reducida pueden hacer ejercicios sentados, moviendo las piernas y los brazos, sobre todo muy beneficiosos para personas mayores.
  • ¡Aprovechemos a jugar con los niños! Juguemos a las escondidas o con la pelota, hagamos algún deporte; así podemos compartir actividades juntos y evitamos que pasen mayor tiempo con las pantallas.

Cómo sobrellevamos el estrés que este tiempo puede generar

Hoy la ansiedad, el miedo y las noticias falsas no son buenas aliadas. Por eso, el Dr. Julio Giorgini, médico cardiólogo (MN 100.308) y miembro de la FCA, nos comparte algunos consejos para ayudarnos a controlar estas sensaciones:

  • Limitemos la cantidad de noticias que vemos, tanto en la televisión como en los celulares. No es necesario estar permanentemente conectados.
  • Tratemos de mantener las horas de sueño, de 7 a 8 horas. La deprivación de sueño aumenta el estrés, la ansiedad, nos da más hambre; nos vuelve menos pacientes, más nerviosos y como si fuera poco, baja las defensas.
  • Mantengamos rutinas también en casa. Establezcamos un horario para trabajar, otro para descansar. Aprovechemos para dormir siesta y luego hacer actividad física. Esto favorece mantener un orden mental.
  • Las emociones NO pueden ser evitadas. Es importante reconocerlas y no intentar suprimirlas.
  • Desaconsejamos terminantemente el consumo de alcohol y tabaco para moderar los efectos de la ansiedad o el estrés. El consumo de ansiolíticos debe ser indicado y controlado por un médico/a especialista.
  • La práctica de Mindfulness, u otro tipo de meditación, es un recurso de gran utilidad para mantener la paz interior y poder ser útil y ayudar más a los demás a estar más tranquilos. Hay aplicaciones que nos pueden ayudar a relajar y a realizar una mediación guiada.
  • El rezo en quienes tengan una Fe religiosa muy fuerte también es un recurso muy importante para mantener la calma.
  • El altruismo ha demostrado ser tanto o más útil para el que ayuda como para el ayudado. Brinda mayor paz y tranquilidad el saber que “estoy haciendo algo que me trasciende”.

¿Y cómo nos manejamos con los chicos?

  • Tomémonos un tiempo para hablar con ellos sobre el brote de COVID 19. Respondamos preguntas y compartamos hechos de una manera que puedan entender.
  • Asegurémonos que estén a salvo. Hagámosles saber que está bien si se sienten molestos (aburridos/as, enojados/as, fastidiosos/as).
  • Compartamos con ellos cómo lidiar con nuestro propio estrés para que puedan aprender a sobrellevarlo.
  • Limitemos la exposición de la familia a la cobertura de noticias, incluidas las redes sociales. Los niños pueden malinterpretar lo que oyen y pueden tener miedo de algo que no entienden.
  • Tratemos de mantenernos al día con las rutinas regulares. Si las escuelas están cerradas, creemos un horario para actividades de aprendizaje y otras relajantes o divertidas.
  • Seamos un modelo a seguir: tomemos descansos, durmamos adecuadamente, hagamos ejercicio y comamos saludable.
  • Es muy importante también que los chicos mantengan el contacto (aunque sea por videollamada o chats) con sus amigos y familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.