Actualidad

La otra cara del Mundial

Human Rights Watch pide que se cree un fondo para compensar a las familias de los trabajadores migrantes que murieron en la construcción de los estadios

Falta casi nada para que ruede la pelota. Todo Mundial de Fútbol tiene un trasfondo político. El de Qatar no es la excepción.

Será el primer certamen de esta magnitud en un país de Medio Oriente después de una decisión controvertida de la FIFA en 2010 que levantó ampollas en otros confines por sospechas de soborno.

Será también la primera vez que se dispute entre noviembre y diciembre debido a las altas temperaturas de junio y julio.

El termómetro no impidió que miles de trabajadores migrantes construyeran los estadios y otras estructuras en condiciones laborales deplorables.

“Documentamos numerosos abusos que sufrieron los trabajadores migrantes en Qatar durante la preparación del Mundial, que incluyen falta de pago de los salarios, lesiones e inclusive muertes”, dice Santiago Menna, asistente de investigación de la División de las Américas de Human Rights Watch, en el programa Cuarto de Hora, de CADAL TV.

Miles murieron bajo un sistema laboral llamado kafala por el cual debieron trabajar con temperaturas cercanas a los 50 grados.

Provenían en su mayoría de IndiaBangladesh y Nepal.

La campaña de CADAL, que lleva el nombre La pelota no se mancha en recuerdo de la frase de Diego Maradona, superó las 10.000 firmas

“Estamos hablando de un sistema prácticamente de esclavitud del trabajador sobre su empleador”, agrega Menna.

La idea es crear un fondo de compensación de 440 millones de dólares, monto que recibe cada asociación de fútbol por su participación, para los familiares de esos trabajadores.

En Qatar, los derechos de las mujeres son cercenados y la ley castiga las relaciones entre personas del mismo sexo. “Las relaciones entre personas del mismo sexo están criminalizadas con penas de hasta tres años de prisión”, observa Menna.

Varias organizaciones defensoras de los derechos humanos subrayaron este aspecto, no atendido por los gobiernos de los países cuyos seleccionados participarán del Mundial.

Sin ir más lejos, CADAL lanzó una campaña para incorporar en la camiseta del seleccionado argentino el símbolo de los derechos humanos en negro en señal de luto por los más de 6.000 trabajadores migrantes que murieron en condiciones precarias.

La campaña, que lleva el nombre La pelota no se mancha en recuerdo de la frase de Diego Maradona, superó las 10.000 firmas en plataforma change.org más allá de la indiferencia a la petición de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

Lo mismo ocurre en otros países. Del continente americano, ArgentinaBrasilCosta RicaEcuadorMéxico y Uruguay se clasificaron para el Mundial.

Ninguno se pronunció sobre estos temas.

Dirección: Gabriel Salvia

Producción: Lisette Kugler

 

 

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.