Salud

7 CONSEJOS PARA UNA NUTRICIÓN QUE AYUDE A FORTALECER NUESTRO SISTEMA INMUNOLÓGICO

 


Si bien no existe una dieta ni alimentación única o ideal para mejorar el sistema inmune, sí se puede seguir una alimentación adecuada, sana y equilibrada para mantenerlo y fortalecerlo.

En tal sentido, una alimentación saludable consiste en comer de forma variada, basando nuestras elecciones en alimentos reales (frutas, verduras, legumbres, granos integrales, semillas, frutos secos, carnes y lácteos magros aquellos que los consuman) y disminuyendo el consumo de ultra procesados. Justamente, este tipo de productos contienen, entre sus ingredientes, más de cinco de estos componentes: azúcares, jmaf (Jarabe de maíz de alta fructosa), grasas, sodio, colorantes, conservantes, entre otros.

Poder incorporar variedad de alimentos es fundamental para poder cubrir los macro y micronutrientes. De esta forma, nos aseguramos de que no nos falte ningún nutriente. También es importante mantener un peso saludable porque se ha visto que el aporte excesivo de energía puede afectar a la capacidad del sistema inmunológico de combatir infecciones, por lo que la obesidad está ligada a una mayor incidencia de enfermedades infecciosas. Además, las personas que presentan sobrepeso u obesidad, presentan más riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión, dislipemias, que pueden afectar el correcto funcionamiento de nuestro sistema inmune.

A continuación, la profesional nos brinda algunos tips para mejorar nuestra alimentación y nuestras defensas:

  • Incorporar 5 porciones de frutas y verduras por día. Procurar en el almuerzo y cena tener tres colores de verduras en el plato para asegurarnos la variedad.
  • Incorporar granos integrales y legumbres. Nos aportan proteínas, hierro, fibra, selenio y zinc.
  • Reforzar el consumo de vitamina C (tomate, brócoli, morrón, cítricos, etc.), vitamina A (zanahoria, batata, calabaza, morrón, etc.) y chequear los valores de vitamina D.
  • Cuidar la hidratación. Más allá de las infusiones que se suelen tomar más en invierno, intentar incorporar al menos entre 1,5 y 2 litros de agua.
  • Realizar actividad física por lo menos 30 minutos por día.
  • Disminuir el consumo de sodio y azúcar.
  • Incorporar pre y probióticos (yogur, kefir, kombucha, miso, frutas, verduras, etc.) nos ayuda a mantener nuestra microbiota saludable.

Con el asesoramiento de la Lic. Guadalupe Matos (MN 9906 MP 5028) de DIM CENTROS DE SALUD

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.