Actualidad

Comienza el verano: cómo prevenir el Dengue

  • El dengue se transmite por la picadura de  mosquito Aedes aegypti hembra.

 

  • Es una enfermedad febril que afecta a lactantes, niños y adultos. Puede ser asintomática o provocar desde una fiebre moderada a una fiebre alta incapacitante, con dolores de cabeza intenso, detrás de los ojos, musculares y en las articulaciones, y provocar sarpullid

    Las enfermedades virales causadas por la picadura del mosquito Aedes aegypti, principal vector transmisor del dengue, zika y chikungunya, se han vuelto una de las mayores preocupaciones a nivel regional. Según la Organización Panamericana de la Salud, el número de casos de dengue en América se ha incrementado en las últimas cuatro décadas y actualmente 500 millones de personas se encuentran en riesgo de contraer la enfermedad.

En Argentina, según sostiene el último Boletín Integrado de Vigilancia del Ministerio de Salud de la Nación, a lo largo del 2021 se registraron 3972 casos confirmados de dengue. Los últimos casos se registraron en junio, en Jujuy, La Rioja y Salta. Desde entonces no se han registrado nuevos casos confirmados, por lo que no hay evidencia de circulación viral actual de dengue.

Sin embargo, la enfermedad tiene un patrón acorde con las estaciones: la mayoría de los casos en el hemisferio sur ocurren en la primera parte del año. Por lo tanto, debido al riesgo que genera esta enfermedad en la salud de los seres humanos, se recomienda tomar acciones preventivas que combatan la propagación del mosquito Aedes aegypti.

Marcelo Hoyos, gerente técnico de Higiene Ambiental de BASF, sostiene: “El mosquito vector se reproduce en un ámbito privado intra y peridomiciliario, en cercanía del ser humano. Por eso, es importante que cada individuo adopte medidas preventivas durante todo el año, específicamente en la eliminación de recipientes y criaderos“. Además, agrega: “El uso de insecticidas de volteo en termonieblas o Ultra Bajo Volumen no es suficiente para eliminar el mosquito, en ese sentido, el control más efectivo resultará de una combinacion de estrategias culturales, físicas y químicas con insecticidas residuales. Pero siempre debe estar acompañada por las acciones individuales que cada uno realiza en su hogar para controlar y eliminar los recipientes que acumulan agua“.

¿Cómo prevenir el mosquito del dengue?

Tenemos que comenzar controlando al vector Aedes aegypti. Es un mosquito doméstico presenta una fase acuática y otra aérea aprovechando cualquier recipiente artificial o natural que contenga agua por un período de tiempo que permita el desarrollo de las larvas del mosquito en su interior. Por lo tanto, la medida más importante de prevención es la eliminación de la mayor parte de los criaderos de mosquitos en nuestro ámbito domiciliario y peridomiciliario.

¿Por qué el Aedes aegypti está entre nosotros?

La hembra Aedes aegypti es la responsable de la transmisión de enfermedades porque necesita sangre humana para el desarrollo de sus embriones. Luego, deposita los huevos en las paredes secas de recipientes con agua e incluso, puede depositarlos en recipientes sin ella, pero que puedan contener agua en un futuro ya que los huevos resisten situaciones de estrés hídrico, quedando activos hasta más de un año esperando eclosionar.

Entonces, en zonas con actividad de Aedes aegypti y aunque no veamos el adulto del mosquito, hay que considerar igualmente que el vector se encuentra presente todo el año considerando que pasan el invierno en estado de huevo activo.

Los recipientes ideales para la reproducción de este mosquito pueden ser grandes, medianos o pequeños y además, pueden contener agua de manera temporal o permanente. Por lo tanto, es recomendable:

  1. Retirar con frecuencia recipientes móviles que puedan acumular agua. Remover bolsas o envases de polietileno, cubiertas y también juguetes, que pueden generar acumulación de agua en sus pliegues o cavidades.
  2. Mantener la tasa de las rejillas o desagües sin agua, o hacer correr el agua acumulada cada tres días.
  3. Los tanques de agua deben tener tapa sin roturas ni aberturas, por más pequeñas que sean.
  4. Mantener limpias las piletas de natación, con agua en circulación y cloradas.
  5. Vaciar piletas semivacías, aún en otoño o primavera, para evitar transformarse en un potencial criadero de mosquitos.
  6. En los techos, revisar y limpiar las zinguerías y canaletas de desagüe, principalmente cuando se avecinan lluvias.
  7. Mantener el césped bien corto, sanear sitios enmalezados y retirar el pasto cortado.
  8. Control químico: complementar las acciones de prevención, ordenamiento, limpieza y descacharrado con insecticidas residuales, como es el caso de Tacazo® o Fendona® 6 SC de BASF, en criaderos potenciales, sitios donde pernoctan o se protegen los adultos del calor, frío, luz y viento. Estos productos son de uso profesional y deben ser aplicados por una empresa de control habilitada. Son de baja toxicidad, no tienen olor y permanecen activos varias semanas controlando adultos.
  9. Asperjar el insecticida residual debajo de las parrillas porque pueden ser sectores de protección de los mosquitos.
  10. Para evitar la picadura, usar repelentes autorizados, respetando los tiempos de acción indicados por el fabricante.

Prevención dentro del hogar

La presencia de mosquitos dentro del hogar es riesgosa sobre todo en zonas endémicas donde las hembras Aedes aegypti ingresan a la vivienda en busca de sangre humana para alimentar a sus embriones. Este tipo de ambiente resulta ideal porque tiene condiciones más estables de temperatura y humedad. Por eso, especialistas de Higiene Ambiental de BASF recomiendan tres medidas importantes para tener en cuenta en la prevención dentro del hogar:

  1. Controlar adultos de Aedes aegypti: en temporada de desarrollo de mosquitos, esto es dependiendo la zona entre primavera y verano, es indispensable el uso de aerosoles y tabletas insecticidas termo evaporables.
  2. Evitar el ingreso de mosquitos en la vivienda: mantener cerradas las puertas y ventanas la mayor parte del tiempo posible y usar mosquiteros. En algunas zonas endémicas, se pueden utilizar mosquiteros sobre las camas y cunas para prevenir picaduras.
  3. Eliminar criaderos de mosquitos: los jarros o floreros con agua deben evitarse dentro del hogar, principalmente en zonas con presencia de Aedes aegypti y de riesgo de dengue, zika y chikungunya. Vaciar cada tres días los recipientes de agua de animales domésticos.

“La medida más relevante contra el dengue es la prevención. La suma de acciones preventivas individuales y colectivas permitirán alcanzar una importante reducción poblacional del mosquito Aedes aegypti. La educación y concientización comunitaria resultan fundamentales a la hora de prevenir el dengue”, concluye Hoyos.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.