Actualidad

Las tendencias universitarias en la generación Z

Cada vez falta menos para que los centennials – conocidos también como la generación Z- se conviertan en los nuevos adultos. ¿Cuáles son sus preferencias al momento de elegir una universidad y orientar su futura carrera?

El auge de la cultura digital, los dispositivos móviles y las redes sociales configuran una nueva cultura joven. Un grupo heterogéneo, que no concibe un mundo sin internet y gran parte de su día a día sucede online. Mucho más conscientes que los millennials, los centennialls suelen entender los riesgos que pueden existir en este contexto virtual. 

Al ser personas muy dependientes de la tecnología, los centennials utilizan los recursos digitales, los datos disponibles, realizando múltiples tareas a la vez, procesando al mismo tiempo diferentes fuentes de información: concepto conocido como multitasking. Autosuficientes, autodidactas y preparados para los cambios y adaptación continua, una característica que no por nada se da en tiempos de inseguridad laboral y extrema competencia.

Los jóvenes de la Generación Z suelen preferir carreras vinculadas a las ciencias exactas, como tecnología, ingeniería o informática y programación. «Al momento de buscar empleo, se inclinan por ambientes creativos, de trabajo en equipo con resultados, devoluciones y acción constante», explicó María Fernanda Díaz, Jefa de Pedagogía de Colegium. «También es frecuente que busquen oportunidades de emprender, de crear pequeñas empresas propias o en grupos de amigos, ya que es una generación autosuficiente y que se mantiene en movimiento”, agregó.

Al tener una base formativa más amplia que las generaciones anteriores, los centennials suelen tener una postura más exigente al momento de elegir una determinada academia o universidad. Carreras cortas y cursos de formación, son la combinación perfecta para esta generación de la transformación y la acción constantes, aunque este punto puede, en algunos casos, resultar contraproducente.

En la Argentina, durante años el máximo exponente en cuestiones universitarias fue la Universidad de Buenos Aires (UBA), la cual viene siendo elegida desde hace cincos años consecutivos como la mejor casa de estudios de América Latina, y está dentro de los top 75 en el mundo. La Universidad gratuita y abierta a toda la sociedad, sin distinción de género, de edad o de nacionalidad, es un beneficio del que deberían gozar todas las personas. Sin embargo, no en todo el mundo sucede de esta forma.

“Ir a la Universidad no debe ser un privilegio, el acceso a una educación gratuita y de calidad es un derecho. Si miramos el panorama actual, la formación académica se hace muy necesaria para postular a mejores empleos. En este contexto, es de central importancia asegurar la accesibilidad y calidad de la educación para toda la sociedad”, sostuvo Díaz.

Tanto en la Argentina como en el resto del continente Latinoamericano, las universidades públicas poco a poco ofrecen planes de estudio que se van adecuando a las tendencias de las generaciones actuales. El hecho de contar con documentos digitalizados, plataformas de audios y videos, grupos online de estudio, clases por videoconferencia, y un plantel de docentes formados en el mundo de lo digital, hacen que los centennials, al ser expertos natos en el uso de redes, internet y dispositivos, encuentren un espacio que se complemente más con su estilo de vida. Los tiempos también son un punto importante a tener en cuenta: la tendencia a las carreras cortas no es solamente una elección de los propios estudiantes, sino una exigencia de la sociedad de empezar a trabajar a más temprana edad.

En la actualidad, los centennials que comprenden las edades de entre 18 y 23 años ya están dando sus primeros pasos en el mundo laboral y marca una tendencia que difiere de los millennials, los cuales –en promedio- inician sus carreras laborales más cerca de los 25 años. Hoy por hoy, el mercado del trabajo se encuentra en constate cambio, y a diario surgen nuevos empleos, lo que hace que la decisión de estudiar carreras largas sea cada vez más difícil de tomar, y se opte por carreras o cursos de formación más cortos y especializados.

En la era de la revolución digital, la constante formación para no perder los pasos de las nuevas tendencias en el mundo, es una de las características más valoradas. Los centennials planifican sus vidas en metas y objetivos, complementando tecnología, austeridad y pragmatismo, y a su ritmo, las Universidades deben comprender las nuevas bases y adaptar sus programas, sin perder contenido ni accesibilidad.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.