Salud

Tips para la salud ginecológica durante el verano por la Dra. María Elisa Moltoni

Por la Dra. María Elisa Moltoni, ginecóloga de Halitus Instituto Médico

Este es quizás el verano más atípico que hayamos atravesado en nuestras vidas. Aunque tal vez tengamos la posibilidad de tomarnos unas pequeñas vacaciones o disfrutar de una pileta. Y si bien, tenemos que estar muy atentos a los cuidados contra el coronavirus – higiene, uso de barbijo, limitar las reuniones sociales y practicar el distanciamiento social- no podemos olvidar la importancia de nuestra salud ginecológica. Algunos tips para cuidarla:

¿Que llevarnos en el botiquín ginecológico?

Si sos una persona propensa a tener irritaciones vulvares, flujo o demás molestias ginecológicas, es aconsejable que lleves alguna crema de esas que siempre te ayudan cuando tenés molestias o picazón. De manera ocasional también podés llevar, ideal hacerlo bajo supervisión médica, óvulos vaginales. De esa forma evitarás ir a una guardia si la molestia es leve y estás en otra ciudad (que además es probable que estén muy concurridas).  Sabemos que no está bien automedicarse, pero si lo charlaste con tu médico en alguna ocasión, esto te permitirá salir del paso hasta que estés en casa o puedas consultar con el ginecólogo de cabecera.

Durante el verano, ya sea por el calor, el uso de ropa interior de telas sintéticas o traje de baño mojado mucho tiempo, o el contacto directo con la arena, puede predisponer a estas irritaciones. Lo ideal es estar atentas y evitar o disminuir esas situaciones para no tener molestias.

¿Qué más llevarnos? Creo que es importante que los preservativos y la anticoncepción de emergencia sean parte cotidiana de nuestro botiquín. Lo que no puede faltar al salir de viaje, dado que la protección de nuestra salud sexual y reproductiva forma parte de nuestro cuidado integral. Es hora de que las mujeres nos animemos a tener preservativos y podamos exigir su uso para tener una relación sexual segura.

Además, sería ideal tener a mano la pastilla de emergencia por cualquier inconveniente que tengamos con nuestro método anticonceptivo o con el preservativo. El uso del anticonceptivo de emergencia (mal llamada pastilla del día después) disminuye la posibilidad de embarazo no intencional, pero su eficacia es variable, y es mayor cuanto antes la tomemos. El tenerla a mano evitará demoras innecesarias, brindándonos mayor eficacia. Si no la necesitaste, ¡mejor aún!.

Verano y copa menstrual

La copa menstrual fue un boom durante la cuarentena, porque muchas mujeres tuvieron la oportunidad de probarla, al estar en sus casas, más tranquilas, para poder adaptarse a este nuevo método de gestión menstrual.

¿qué tener en cuenta en los viajes?  Vamos a necesitar un lugar donde poder hervirla durante 3 minutos, además de un recipiente que puede ser un simple frasco de vidrio para poder realizar su higiene adecuada. También existen recipientes plásticos apto microondas para este fin.

Se puede nadar tranquilamente con la copa y si el flujo menstrual no es muy abundante puede tenerse colocada hasta 12 horas, lo que la convierte en un método de suma utilidad en ambientes de playa, piletas, excursiones, etc. Si no tenés agua potable o no estás segura de su origen, podés primero hervir el agua durante unos minutos para poder desinfectarla y luego proceder a colocar la copa tres minutos más. Recordá lavarte las manos antes de manipular y colocar la copa.

¿Puedo cambiar la fecha de menstruación?

Esta es una pregunta clave cuando comienza el verano. La respuesta es sí.

Hay dos escenarios. El primero es en usuarias de anticoncepción hormonal, donde la modificación de la menstruación es bastante sencilla. Si sos usuaria de anticonceptivos orales tenés que descartar las pastillas placebo, y arrancar otra caja directamente sin descansar. Si usás anticonceptivos con 21 comprimidos, simplemente no realizás el descanso de 7 días que suele hacerse al finalizar la caja, y empezás otra al terminar la que estás tomando. El mismo concepto aplica para el anillo vaginal anticonceptivo: al terminar el uso, se retira y se coloca uno nuevo sin descanso entre medio. El hecho de saltear uno o más períodos de esta forma no trae inconvenientes ni baja la eficacia anticonceptiva del método.

El otro escenario es en mujeres que no usan anticonceptivos, donde también se puede cambiar la fecha de sangrado, pero es importante realizar una consulta con tu ginecólogo de cabecera para que te explique qué estrategias podés utilizar para realizar este cambio. Si lo hacemos con mayor anticipación, hay más probabilidad de que podamos cambiar la fecha de manera exitosa. Sabemos que menstruar es un evento natural, pero a veces hay determinadas fechas donde esta situación nos resulta inconveniente.

Sacá turno

Ponete una alarma para cuando termine tus vacaciones o descanso para sacar turno con tu ginecólogo y realizar tu chequeo, si es que no lo hiciste en el último año. Muchos profesionales se encuentran atendiendo y además hacen consultas virtuales, donde podés charlar, sacarte dudas, pedir órdenes para estudios por imágenes, y recibir, por ejemplo, todo el asesoramiento sobre métodos anticonceptivos. La pandemia nos obligó a diferir mucho de nuestros cuidados, pero el chequeo ginecológico es fundamental para hacer una detección precoz de ciertas patologías, y ahora es momento de que nos sigamos cuidando en todos los aspectos.

Foto de Personas creado por nensuria – www.freepik.es

Halitus Instituto Médico:

Web: www.halitus.com

Instagram: https://www.instagram.com/halitusconvos/

Facebook Halitus: https://www.facebook.com/halitus/

Facebook Dr. Pasqualini: https://www.facebook.com/drpasqualini/

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCJ0bKxV3nVqKcJWgodtF5EA

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.