Desescalada en puntas de pie por Jorge Elías

Àlex Sáez Jubero: «La población en España ha dado ejemplo de compromiso»

España ha iniciado una nueva era. La de la desescalada.

El gobierno de Pedro Sánchez, el primero de coalición desde el retorno de la democracia, ha decidido adelantar la apertura al turismo, inicialmente prevista para el 1 de julio.

Entre otros polos, Barcelona, su área metropolitana y Lleida pasaron a la fase 3.

Es decir, siempre y cuando se mantenga la distancia social, se permiten reuniones de hasta 20 personas y la apertura de comercios y bares.

Lo cuenta desde Girona el abogado Àlex Sáez Jubero, consejero del Foment del Treball de Cataluña y diputado socialista en tres legislaturas.

La desescalada española tiene otro componente, además del sanitario. El político

Se trata de un paso hacia la nueva normalidad en casi toda Europa mientras suenan las alarmas por los rebrotes del coronavirus en AlemaniaPortugalChinaIrán y Marruecos.

La desescalada española tiene otro componente, además del sanitario. El político.

El gobierno que Sánchez comparte con Pablo Iglesias, de Unidas Podemos, acusa al opositor Partido Popular, de Pablo Casado, de “traicionar a España” por poner condiciones en la Comisión Europea para recibir su parte del fondo de recuperación económica.

Algo así como 140.446 millones de euros.

La polarización, al igual que la ahora atenuada por la autonomía de Cataluña, se traslada a las sesiones de control del Congreso de los Diputados, con reproches mutuos y posiciones irreconciliables.

El mundo es otro. Argentina también. La cuarentena comenzó en mangas cortas y continúa en mangas largas con el comienzo del invierno.

Tras la amenaza de la pandemia, el gobierno de Alberto Fernández debió optar entre la declaración del estado de sitio, que hubiera requerido una ley del Congreso, o los llamados Decretos de Necesidad y Urgencia.

Van más de 60.

Lo dice el abogado Daniel Sabsay, profesor titular y director de la carrera de posgrado en Derecho Constitucional de la Universidad de Buenos Aires.

Ningún gobierno democrático argentino había tenido tantas potestades.

Eso preocupa, por la salud del sistema republicano, a Vicente Palermo, sociólogo, doctor en ciencias políticas e investigador principal del Conicet.

El programa completo, aquí:

Producción: Adriana Bagnera

Producción Ejecutiva: Aldo Bargiano

Dirección: Daniel Costoya

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.