Salud

Todo lo que tenés que saber sobre la guarda del cordón umbilical

Las células madre mesenquimales extraídas del cordón umbilical sirven para el tratamiento de más de 84 patologías. Además, se están estudiando nuevos usos terapéuticos para patologías y afecciones como: esclerosis múltiple, enfermedad hepática causada por Hepatitis B, insuficiencia ovárica temprana o primaria, espina bífida y Trastorno de Espectro Autista.

 

Buenos Aires, diciembre 2021. La guarda de sangre y tejido de cordón umbilical crece año tras año a nivel mundial. Desde 1988, año en que se llevó a cabo el primer trasplante exitoso con células madre de cordón umbilical en París (Francia), más de 40 mil trasplantes se han realizado en el mundo con resultados muy alentadores.

Gracias a los avances de los últimos años, la comunidad científica y médica ha podido demostrar los beneficios del uso de estas células para el tratamiento de más de 80 diversas patologías. Además, crecen las investigaciones en todo el mundo para evaluar nuevos usos, lo cual resulta muy alentador. Algunas de estas investigaciones analizan la seguridad y eficacia para el tratamiento de: esclerosis múltiple, enfermedad hepática causada por hepatitis b, insuficiencia ovárica temprana, espina bífida y Trastorno del Espectro Autista, entre otras.

Es por eso que cada vez son más las mujeres que al momento de quedar embarazadas (previo al nacimiento) deciden consultar con sus médicos de cabecera sobre la guarda del cordón umbilical y los beneficios de las células que de allí se extraen. No solamente aumentan las consultas para preservar células del cordón umbilical en caso de que fueran de utilidad en el futuro, sino que también para donación.

“Tras el nacimiento de un bebé el cordón umbilical suele desecharse. Lo que muchas personas no saben es que allí se encuentran células progenitoras hematopoyéticas (CPH) que puede ayudar en el tratamiento de enfermedades como la leucemia y los déficits inmunológicos severos combinados, entre otras. De allí, la importancia de su guarda y donación” comentó el Dr. Claudio Dufour, Director Médico de BioCells Argentina -MN 70466 y MP 440744.

Mientras que en la guarda se preservan las células en bancos privados para el eventual uso del niño recién nacido o de algún familiar directo que demuestre compatibilidad, en la donación esas células extraídas el momento del nacimiento en la sala de partos se almacenan en el Banco Público de Sangre de Cordón que funciona en el Hospital Garrahan hasta que alguna otra persona de cualquier parte del mundo las necesite.  En tal sentido, para donar las células del cordón umbilical es necesario que los nacimientos se realicen en maternidades que tengan convenio con el hospital, a diferencia del uso privado que puede realizarse en cualquier institución médica.

Algunos años atrás las personas no conocían acerca de este procedimiento ni sobre los usos terapéuticos de este tipo de células.  Tampoco se conocía mucho acerca del proceso de donación. Por otro lado, existía cierta controversia por el origen de las mismas, principalmente por las denominadas “células madre embrionarias”, que como su nombre lo indica, son aquellas que provienen de embriones; a diferencia de las mesenquimales que pueden extraerse del cordón, la médula ósea, grasa y la pulpa dental, entre otros tejidos. “Con el correr del tiempo, el avance de la ciencia y el acceso a la información, esta situación ha cambiado y se han derribado ciertos mitos que existían alrededor de esta práctica lo que contribuye a que la guarda del cordón umbilical ya no sea un tema tabú” sumó Dufour.

“La recolección no presenta riesgos ni para la madre, ni para el bebé; y que no interfiere con el proceso de parto. La sangre que se extrae es la que queda en el cordón umbilical y la placenta después del nacimiento de un niño. Se trata de un procedimiento que no duele y no es invasivo para ninguno de los dos” señaló el especialista consultado acerca del procedimiento.

 

¿Por qué las células madre del cordón umbilical son tan importantes?

La sangre de cordón umbilical contiene una mezcla de células: las células madre hematopoyéticas, que son las formadoras de sangre; y las células madre mesenquimales, que están presente en los tejidos. Debido a su flexibilidad y diversidad, las células encontradas en la sangre y tejido de cordón umbilical pueden ser eficaces en el tratamiento de más de 84 enfermedades como la leucemia, linfomas, mielomas y lupus, entre otras. Es por eso que, al tomar la decisión de donarlas (bancos públicos) o almacenarlas para uso propio o familiar (bancos privados), se están salvaguardando células madre que podrían utilizarse en el futuro.

Crece la guarda de sangre del cordón umbilical y sus usos terapéuticos en América Latina

Latinoamérica está a la vanguardia en la guarda de células madre y el desarrollo de protocolos de investigación. La comunidad científica está comprometida con el avance de ensayos clínicos que permitan conocer aún más en profundidad cuáles son las bondades de las células madre. Tanto a nivel privado como público existen en la región bancos de almacenamiento que recolectan, procesan y crio preservan las células extraídas de la sangre y del tejido del cordón umbilical.

Según CryoHoldco, el mayor grupo de bancos de células madre de América Latina y el sexto a nivel mundial, entre los bancos de células madre de Argentina, Perú, Colombia y México que forman parte del mismo, ya se han realizado más de 16500 tratamientos. Además, alrededor de 300 ensayos clínicos con sangre de cordón y 125 ensayos clínicos con células mesenquimales se están llevando a cabo en la región para evaluar el uso terapéutico en más de 400 enfermedades; además de las más de 80 tradicionales y conocidas enfermedades como leucemias, linfomas, anemias, algunas inmunodeficiencias combinadas, entre otras.

Entre Perú, Colombia y México se han realizado aplicaciones de células madre del cordón umbilical para patologías como leucemia linfática aguda, leucemia linfocítica, esclerosis sistémica, colitis ulcerosa, osteoartritis y Trastorno del Espectro Autista, entre otras.  En el caso puntual de Argentina, las aplicaciones realizadas fueron para el tratamiento de labio leporino y paladar hendido, aunque el especialista también destacó que próximamente las células almacenadas de un paciente argentino con Trastorno del Espectro Autista serán utilizadas para tratarlo en Estados Unidos. Dicha intervención estará a cargo de la doctora Joanne Kurtzberg, del Departamento de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad Duke y directora científica del Programa de Terapia Celular Clínica.

De acuerdo a información brindada por BioCells Argentina, desde 2005 casi 30 mil familias decidieron guardar las células madre de sus hijos y el 25% de ellos volvieron a hacerlo con la llegada de un nuevo hijo.  No sorprende que esto suceda, sobre todo si se tiene en cuenta que América Latina es pionera en el tema: mientras que en Colombia se reporta el primer caso a nivel mundial de uso autólogo de sangre de cordón umbilical criopreservada en labio y paladar hendido (en una paciente nacida en 2010) a cargo del Hospital de Infantil Universitario de San José, Stem medicina Regenerativa, Universidad Militar Nueva Granada y Fundación Santa Fe´ de Bogotá; en la región también se reportó el primer caso de utilización autóloga de sangre del cordón umbilical en colitis ulcerosa en todo el mundo.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.