Actualidad

Otoño dark

La moda, como el mundo, es un ciclo. Y en un contexto marcado por la crisis económica, la anarquía se apodera del armario, en un claro síntoma de rebeldía. Ya ocurrió a mediados de los setenta, cuando el movimiento punk irrumpía con fuerza en el Reino Unido. The Damned, Sex Pistols o Ramones rompieron los estereotipos de la época a través de un fenómeno estético-musical muy crítico con el sistema. Aquella imagen irreverente regresa este otoño-invierno 2013/14 para imponer sus códigos ‘metal’ en la vestimenta. Collares de pinchos, crestas de colores, cazadoras Perfecto, vestidos de charol, cortes irregulares, punteras metálicas, tachas y cadenas decorando botines… Versace, Saint Laurent, Rodarte, Fendi o l’enfant terrible Jean Paul Gautier han subido a la pasarela transgresoras propuestas en clave punk. Quizá porque, tal y como afirmaba este último diseñador, «la moda es un reflejo de la sociedad, de todo lo que ocurre». Aquel There is no future de los Sex Pistols ha inspirado gran parte de los desfiles de temporada. El impacto del punk en la Haute Couture también se ha examinado recientemente en la exposición ‘PUNK: Chaos to Couture’, centrada en la dualidad entre el «hágalo usted mismo» y el «hecho a su medida». La muestra recorría la influencia social del movimiento con dos escenarios principales fielmente recreados: la emblemática sala neoyorquina CBGB y la boutique Seditionaries que Vivienne Westwood y Malcolm McLaren abrieron en Londres en los setenta. «Los diseñadores siguen apropiándose del vocabulario estético del punk para capturar su rebeldía juvenil y su agresiva contundencia», defendía Andrew Bolton, comisario del Instituto del Traje del Museo Metropolitan. Esa moda beligerante y provocadora también ha saltado a pie de calle. ¿Una nueva seña de inconformismo ante el ‘establishment’?

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.