Actualidad

Sin parar

Lindsay Lohan parece que ha vuelto a las andadas una semana después de acabar con su rehabilitación.La actriz se ha ido de fiesta por la ciudad de Los Ángeles con el cantante de la banda ‘Wanted’, Max George. La fiesta tuvo lugar en el hotel Mondrian hasta altas horas de la madrugada, según informa ‘New York Post’.»La fiesta duró toda la noche y había tanto ruido que los huéspedes comenzaron a quejarse», afirmó una fuente al periódico americano. Tanto Lindsay como su hermana, Ali, estuvieron de fiesta en el hotel con el cantante. «Se produjeron demasiadas quejas por el ruido y el personal del hotel se vio obligado a clausurar la fiesta. Lindsay fue echada del hotel por los agentes de seguridad a las siete de la mañana«, afirma una fuente al diario. Su representante ha dicho: «Dudo muchísimo que eso sea verdad«. «Y aunque hubiera visitado a su amigo Max, la otra parte de la historia es completamente falsa«, añade. La actriz acaba de salir de un proceso de rehabilitación de 90 días. Ella misma ha dicho que se ha mantenido sobria desde que comenzó con el tratamiento. «Ella estaba con Max y sus amigos. No bebió, se fue a la cama pronto porque tenía terapia al día siguiente», afirmaron fuentes cercanas a Lohan.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.