Jazmin Grace Grimaldi emula a su abuela en su primera sesión de fotos

Nieta de Grace Kelly e hija mayor del príncipe Alberto, nacida fuera de su matrimonio, realiza su primera entrevista para la revista ‘Harper’s Bazaar’

Jazmin Grace Grimaldi

Jazmin Grace Grimaldi, en una imagen del reportaje publicada por ‘Harper’s Bazaar’ en su cuenta de Instagram.

Conoció a su abuela a través del cine y fotografías. Y ahora ella se presenta oficialmente en sociedad vestida y retratada como una diva del Hollywood dorado. Jazmin Grace Grimaldi, la primera hija delpríncipe Alberto de Mónaco -nacida fuera del matrimonio- y nieta de Grace Kelly, concede su primera entrevista en el último número del Harper’s Bazaar americano.

“Uno de mis primeros y más queridos recuerdos sobre mi abuela fue verla en Alta sociedad”, dice la joven, de 23 años, sobre el musical que protagonizó Grace Kelly junto a Frank Sinatra, y que sería su última película antes de convertirse en princesa de Mónaco. “Fue la primera vez que me di cuenta de que estábamos conectadas. Me apasiona la interpretación, cantar y bailar. Vi lo mismo en ella en esta película. Fue un momento de piel de gallina para mí”.

Estrenando una melena rubia como la de su abuela, y fotografiada por Michael Avedon, nieto del reconocido fotógrafo Richard Avedonque retrató a la musa de Hitchcock, Jazmin Grace Grimaldi concedió la entrevista por teléfono desde el Palacio de Mónaco, donde estaba asistiendo al bautizo de sus dos medio hermanos, los príncipes Gabriela y Jaime, heredero del Principado. Ellos, dice, son la principal razón de sus últimas visitas a Mónaco, un lugar que pisó por primera vez cuando tenía 11 años, pero al que, desde entonces, ha viajado con frecuencia.

Nacida en Palm Springs (California) en 1992 y criada en Palm Desert y Orange County, Jazmin Grace Grimaldi es hija de Tamara Rotolo, una excamarera y actual agente inmobiliaria que conoció a Alberto de Mónaco en unas vacaciones en 1991 en la Costa Azul. Después de un breve romance, Rotolo se quedó embarazada y decidió volver a EE UU a criar a su hija. Su madre fue siempre sincera con ella, cuenta Jazmin en la entrevista, pero ninguna compartía su secreto fuera de casa.

A los 11 años vio a su padre por primera vez. “Quería tener ese momento de conexión con mi padre, conocerle y que me conociera. Al no haber tenido esa figura alrededor, le echaba de menos. Es maravilloso que pasara cuando pasó, y hemos estado disfrutando nuestra relación desde entonces”, cuenta. El príncipe Alberto aún tardó tres años más en reconocerla públicamente como su hija, y lo hizo justo un año después de que saltara la paternidad de su otro hijo biológico, Alexandre Coste, a quien reconoció solo unos días antes de su coronación, de la que recientemente se ha cumplido una década.

“Yo tenía 14 años, me estaba preparando para el instituto, cuando salió en los medios que mi padre tenía una hija y era yo. Es un momento complicado para una adolescente y me tuve que adaptar a aquella atención. Pero sabía que en algún momento iba a ocurrir”, dice en la primera entrevista que concede. “Es delicado, pero creo que estoy preparada para salir en público y compartir un poco más de mi historia”.

La joven estudió Negocios en la universidad de Fordham, aunque su padre le propuso estudiar en Europa. Decidida a seguir los pasos de su abuela, actualmente vive en Nueva York para lanzar su carrera como cantante y actriz. Se estrenó en un musical-cabaret este invierno y espera repetir experiencia el próximo otoño.

En el último año se la ha visto en premieres y otros eventos culturales, en muchas ocasiones, acompañada del miembro de la familia Grimaldi a quien es más cercana: su prima Pauline Ducruet, hija de Estefanía de Mónaco, que también vive en Nueva York.

Aunque no estuvo en la boda de su padre con Charlene, Jazmin dice que mantiene muy buena relación con todos y que “está deseando ejercer de hermana” con los gemelos. “Queremos compartir comidas familiares, barbacoas, ir a la playa, todo lo que hace una familia normal, pero con un horario complicado”, cuenta. Según la ley monegasca, a pesar de ser la primogénita del príncipe Alberto, por haber nacido fuera del matrimonio, ni la joven ni su otro medio hermano tienen derechos hereditarios, pero sí les corresponderá una parte de la fortuna de su padre valorada en más de 1.000 millones de dólares.

http://elpais.com/elpais/2015/07/22/estilo/1437557531_649611.html” />

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *