Autos

Nuevo Clase C de Mercedes-Benz, la zona de confort como fuente de inspiración

El vehículo ofrece nuevos atributos para proseguir su historial de éxitos, como un exterior deportivo, un habitáculo futurista y el sistema MBUX. El Clase C es el sedán de Mercedes-Benz más vendido en el mundo y ha representado el 30% de las ventas totales de la marca en Argentina.

Su mensaje de campaña es “Disfrutá de tu zona de confort”, invitando al cliente a descubrir el verdadero lujo moderno que va más allá de una experiencia de conducción. El vehículo llega para sorprender con su equilibrio perfecto entre confort, conectividad y control.

 

Buenos Aires, junio de 2022.- El nuevo Case C de Mercedes-Benz inaugura una nueva era: más digital y eficiente que nunca, pero sin renunciar a lo que es familiar del modelo. El vehículo cumple ambos objetivos y crea de ese modo una zona de confort con garantía de futuro en una época marcada por profundos cambios mundiales. Es un auto más elegante y exclusivo que su antecesor. En el interior, las superficies sensuales de gran atractivo estético, unas proporciones deportivas perfectas y un ambiente excepcional hacen de este modelo un codiciado objeto del deseo.

 

En Argentina se comercializa la versión C 300 AMG–Line (MHEV) Mild Hybrid Electric Vehicle.

 

Los temas centrales del desarrollo del nuevo Clase C han sido reducir el consumo y mejorar la sustentabilidad. Todo ello sin detrimento de su rendimiento, marcado por su diseño y nuevas proporciones y medidas. Además, se presenta con importantes mejoras en cuanto al dinamismo de conducción y a la seguridad activa.

 

Sus nuevas dimensiones logran un aumento del espacio disponible para todos los pasajeros. La anchura a la altura de los codos en el asiento del conductor y del acompañante ha aumentado en 22 milímetros —en las plazas traseras, en hasta 15 milímetros— en comparación con el modelo antecesor. En la parte trasera, la altura hasta el techo ha crecido en 13 mm. También hay un aumento del espacio para las rodillas en la segunda fila de asientos en hasta 35 mm.

 

El Clase C ha dado de nuevo un gran paso adelante en cuanto a digitalización e impresión de valor. Allí se adoptan equipos destacados del nuevo Clase S, como el concepto de manejo y la visibilidad, interpretados con un cariz más deportivo. A esto contribuye también el diseño envolvente de los equipos en torno al conductor, incluido el visualizador central de instrumentos que está orientado hacia él.

 

En el marco de la llegada al país del nuevo Clase C, Mercedes-Benz Argentina organizó encuentros con concesionarios, medios y clientes. Además, se concretaron impresiones de manejo y se llevaron adelante charlas de Diseño y Tecnología dirigidas a jóvenes profesionales para acercar y lograr el intercambio constructivo para conocer diferentes ópticas y puntos de vista en estas temáticas.

Palabras de Roberto Gasparetti, Managing Director Mercedes-Benz Autos: “En el abecedario de los modelos de nuestros vehículos, las letras “C” y “S” ocupan casi extremos opuestos. En nuestra cartera de productos están ahora más cerca. Estoy convencido de que el nuevo Clase C, con su alta tecnología, cautivará a más y nuevos clientes. Con su MBUX de última generación se logra un manejo más intuitivo y mayor personalización, a lo que se añade como novedad que el tablero de instrumentos y el visualizador central están ligeramente orientados hacia quien maneja, lo que acentúa su carácter deportivo. Con la nueva edición seguimos en el camino hacia un futuro digital y sustentable con numerosas innovaciones, como los novedosos elementos digitales en el habitáculo. El nuevo Clase C redefine su segmento ya que ofrece detalles de confort y de equipamiento procedentes de las categorías superiores. Con este vehículo nuestros clientes tendrán todo lo que necesitan para relajarse a bordo y disfrutar el manejo”.

 

 

NUEVO CONCEPTO DE DISEÑO

En la expresión de deportividad del Clase C confluyen la modernidad y el lujo. Esto se da por las formas fluidas y los materiales nobles que elevan al vehículo a un nuevo nivel otorgándole lujo moderno al espacio interior; a esto se le suma el concepto de manejo altamente digitalizado.

 

El Clase C presenta un aspecto más dinámico, fruto de la combinación de un voladizo delantero corto, una batalla larga y el voladizo trasero. Todo esto está subrayado por el deportivo capó con resaltes longitudinales. El parabrisas y el habitáculo adoptan una posición más atrasada. Los especialistas denominan «cab-backward-design» a estas proporciones clásicas. La anterior generación del Clase C supuso ya un importante salto cualitativo en cuanto al valor intrínseco del habitáculo. El nuevo Clase C va aún más allá en el capítulo del lujo moderno. En el interior se han adoptado algunos aspectos destacados del nuevo Clase S que han sido aplicados en una clave más deportiva.

 

 

EXTERIOR

Las superficies de la carrocería generan un singular juego de luces en la vista lateral. Al mismo tiempo, se han reducido a un mínimo las líneas características en la chapa. De esa manera adquiere mayor protagonismo la línea de cintura. Además, en la parte superior, cuenta con techo corredizo panorámico. Otros atributos de la presencia deportiva y dominante del vehículo son el ancho de vía amplio y las ruedas con llantas AMG de 18”. El diseño del radiador típico de la marca define la fisonomía del frontal. Se identifica como AMG Line por su parrilla de efecto diamante y la estrella en cromo.

 

Las luces traseras se presentan en dos piezas y fascinan por su diseño inconfundible, tanto de día como de noche. Las funciones de iluminación están divididas entre la pared lateral y la tapa del baúl. Las luces traseras hacen gala de un especial valor intrínseco en cada uno de sus detalles. Los elementos de adorno en el paragolpes trasero completan de forma estética la vista trasera. Tres nuevos colores (Azul Espectral, Plata High-Tech y Blanco Opalita) completan la paleta de pinturas para la carrocería.

 

 

INTERIOR

El tablero de instrumentos consta de dos secciones, una superior y una inferior. La sección superior es un perfil en forma de ala con nuevos difusores redondos, más planos que hasta ahora, que recuerdan a las formas de los reactores de un avión. La sección inferior incluye un componente que se prolonga desde la consola central hasta el tablero de instrumentos. La disposición de determinados componentes en torno al conductor le otorga un carácter más deportivo. El tablero de instrumentos y el visualizador central están orientados ligeramente hacia él, en un ángulo de seis grados.

 

En el puesto de conducción se destaca la pantalla LCD de alta definición. Este visualizador exento parece flotar por delante del perfil de ala y la superficie del elemento de adorno. De ese modo, el visualizador del conductor se distingue claramente de los puestos de conducción tradicionales al ofrecer una pantalla íntegramente digital HD de 12,3” de tamaño.

 

El visualizador central refleja asimismo el cambio de paradigma en el marco de la digitalización progresiva. Las funciones del vehículo pueden controlarse por medio de una pantalla táctil. Su formato vertical ofrece ventajas sobre todo para la navegación. Al igual que sucede con el tablero de instrumentos, la superficie de la pantalla está orientada ligeramente hacia el conductor. El visualizador central cuenta con una pantalla de 11,9 pulgadas (24,1 cm) de diagonal.

 

Un aplique cromado divide la consola central en dos secciones: una posterior con el acolchado del apoyabrazos y una anterior en color negro brillante. A partir de esta superficie tridimensional nace sin solución de continuidad y sin corte alguno el visualizador central, que pareciera estar suspendido en el espacio.

 

Los revestimientos de las puertas envuelven el tablero de instrumentos. Los paneles centrales de las puertas con apoyabrazos integrados se desarrollan en dirección horizontal a partir de una superficie vertical. En analogía a la configuración de la consola central, también aquí se distinguen dos secciones, con un elemento de alta tecnología en la parte delantera. Esta sección asume la función de un asidero para sujeción y cierre de la puerta, y sirve de soporte a los interruptores de los levantavidrios. Otro detalle destacado es el panel de mandos sobresaliente, en el que se han integrado el tirador para la puerta y los mandos para las funciones del asiento.

 

El diseño particular de los asientos del nuevo Clase C utiliza capas y superficies envolventes, lo que les confiere facilidad de lectura. Los apoyacabezas y su integración en el respaldo del asiento responden a una configuración nueva, con un revestimiento cerrado que cubre los elementos mecánicos de ajuste.

 

El visualizador del conductor y el visualizador central transmiten facilidad en su empleo y es posible personalizar en gran medida la apariencia de las pantallas.

 

El Paquete AMG-Line Interior incluye:

  • Asientos delanteros deportivos con ajuste eléctrico y función de memorias.
  • Volante deportivo multifunción forrado en napa con nuevo diseño.
  • Tablero, pantalla y líneas de cintura en símil cuero ARTICO efecto napa.
  • Iluminación ambiente en 64 colores.

 

Además, el Clase C ofrece el sistema KEYLESS-GO para apertura y cierre del vehículo; y la función de arranque.

 

 

NUEVA GENERACIÓN MBUX

Al igual que el nuevo Clase S, el nuevo Clase C equipa la segunda generación de MBUX (Mercedes-Benz User Experience). El habitáculo es más digital e inteligente, pues tanto el hardware como el software han experimentado un gran salto cualitativo. Las pantallas LCD muestran imágenes brillantes que facilitan el control de las funciones del vehículo y de confort.

 

El visualizador del conductor y el visualizador central transmiten una vivencia estética cabal. Las informaciones se visualizan de forma estructurada y ordenada en las pantallas. Mercedes-Benz ha desarrollado nuevas configuraciones para los visualizadores, introducido con el Clase S, que sirve ahora de base para mostrar la información en los nuevos modelos.

 

Al asistente de mando fónico del MBUX se le suma la personalización de perfiles y funciones predictivas.

 

Es posible seleccionar entre tres estilos de visualizado (clásico, deportivo, discreto) y tres modos (navegación, asistencia, servicio) para personalizar la apariencia de las pantallas. El nuevo Clase C equipa de serie iluminación de ambiente con cables de fibra óptica.

 

  • Estilo «clásico»: Da la bienvenida al conductor con un conjunto de visualizadores que le resultan familiares a primera vista. Los acreditados instrumentos con dos tubos y contenidos variables entre ambos ponen a la vista todas las informaciones relevantes.

 

  • Estilo «deportivo»: Predomina el color rojo, y el cuentarrevoluciones central se distingue por su dinamismo.

 

  • Estilo «discreto»: El contenido informativo se reduce a lo esencial. Ambas pantallas pueden visualizarse además con siete conceptos cromáticos en combinación con la iluminación de ambiente generando una experiencia de colores impresionante.

 

  • Modo «asistencia»: se reproduce en tiempo real una imagen con el tráfico en torno al vehículo, y se completa con importantes informaciones.

 

  • Modo «navegación»: la imagen a pantalla completa ofrece al conductor la mejor orientación posible durante la marcha.

 

El Clase C ofrece la integración con smartphone, tanto con Apple CarPlay como con Android Auto.

 

 

ELECTRIFICACIÓN SISTEMÁTICA DEL MOTOR

El nuevo Clase C apuesta por una electrificación sistemática de todos los modelos y una estrategia inteligente de “downsizing” para establecer un nuevo estándar en el campo de la eficiencia. La gama de propulsores consta exclusivamente de grupos de cuatro cilindros de la actual familia modular de motores de Mercedes-Benz FAME (Family of Modular Engines). De ese modo, la gama de motores aporta una contribución esencial a la flexibilización del régimen global de producción de la marca, y permite conseguir los fines de electrificación en función de la demanda.

 

El motor opera con sobrealimentación por medio de un turbocompresor y, por primera vez, también con la asistencia inteligente de un alternador arrancador integrado (ISG) en el margen bajo de revoluciones. Esta función los convierte en modelos híbridos parciales (Mild-Hybrid) de segunda generación, y es la clave de un desarrollo sobresaliente de la potencia. El ISG trabaja en interacción con la red de a bordo de 48 voltios, que permite implementar funciones avanzadas como planeo, boost o recuperación y conduce a una reducción clara del consumo.

 

Al mismo tiempo, los motores arrancan de forma muy rápida y confortable, de modo que el conductor no percibe prácticamente la parada y el arranque del motor, ni la transición del modo de planeo con motor apagado a la impulsión mecánica con toda la potencia del propulsor. En el régimen de ralentí, la interacción inteligente del ISG con el motor de combustión interna es la clave de una suavidad de marcha sobresaliente.

 

MOTOR NAFTERO DE 4 CILINDROS

En el nuevo Clase C celebra su estreno el motor de cuatro cilindros (M 254) con alternador arrancador integrado (ISG) de segunda generación, capaz de entregar hasta 15 kW de potencia adicional y 200 Nm de par motor adicional. El motor resulta muy eficiente gracias a la función de recuperación y a la posibilidad de activar el modo de «planeo» con el motor apagado. Mercedes-Benz reúne por primera vez en un solo propulsor, el M 254. Entre estas se cuentan el revestimiento de los cilindros NANOSLIDE®, el bruñido cónico de los taladros CONICSHAPE® y la disposición del sistema de postratamiento de gases de escape directamente junto al motor.

 

Una novedad absoluta es el turbocompresor de doble entrada con unión transversal de flujos, una versión evolucionada de la tecnología «Twin-Scroll» que asegura una respuesta aún más espontánea del sistema de sobrealimentación. El turbocompresor de doble entrada con unión transversal de flujos es una novedad absoluta, fruto de la cooperación del área de desarrollo de turbocompresores de Mercedes-Benz con la escudería de Fórmula 1 Mercedes-AMG Petronas. La transferencia tecnológica de la competición a la serie permite alcanzar cotas inéditas de potencia, unidas a una máxima eficiencia. En el C 300 (consumo de combustible en el ciclo mixto: 7,0-6,6 l/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 159-150 g/km).

 

 

CAMBIO AUTOMÁTICO

Se ha perfeccionado el cambio 9G-TRONIC para integrar la función del ISG. El motor eléctrico, la electrónica de potencia y el radiador del cambio se montan dentro del cambio o junto a este componente. De ese modo se suprimen las conducciones necesarias hasta ahora, lo que aporta ventajas de peso y de espacio de montaje. También ha aumentado el rendimiento del cambio. Entre otras medidas, ha podido reducirse en un 30% respecto al antecesor el caudal de transporte de la bomba de aceite mecánica gracias a la interacción optimizada con la bomba adicional eléctrica. Esto contribuye a mejorar la eficiencia. Al mismo tiempo se incorpora una nueva generación de la gestión del cambio totalmente integrada con procesador multinúcleo y nueva técnica de componentes y conectores. Junto al incremento de la potencia de cálculo, esto hace posible reducir drásticamente el número de interfaces eléctricas, y también disminuye en un 30% el peso de la gestión del cambio en comparación con el modelo anterior.

 

 

TREN DE RODAJE: CONFORT Y AGILIDAD

Los componentes más importantes del nuevo tren de rodaje con dimensionamiento deportivo son un eje delantero de cuatro brazos y un eje trasero multibrazo, suspendido de un porta-eje. El nuevo tren de rodaje constituye la base para el excelente confort de suspensión, de rodadura y acústico, así como para las propiedades ágiles de conducción y el placer al volante. El nuevo Clase C está disponible como opción también con amortiguación regulable progresiva, o con tren de rodaje deportivo.

 

ASISTENCIA A LA CONDUCCIÓN

Mercedes-Benz Intelligent Drive convierte al vehículo en un socio inteligente del conductor. Los innovadores sistemas de asistencia a la conducción pueden prever peligros, advertir al conductor e incluso frenar de forma automatizada. De ese modo es posible evitar muchos accidentes.

 

La generación más reciente del paquete de asistencia a la conducción aporta funciones adicionales y perfeccionadas en comparación con la anterior generación del Clase C. El conductor queda exonerado de algunas tareas, y la conducción en situaciones cotidianas resulta aún más confortable y más segura. Si se reconoce un peligro, numerosos sistemas lo ayudan a reaccionar correctamente a una colisión inminente. Un nuevo concepto de visualizado en la pantalla del conductor facilita la percepción del funcionamiento de los sistemas.

 

El asistente activo de distancia DISTRONIC puede mantener automáticamente la distancia preseleccionada respecto a los vehículos que circulan por delante en rutas de todo tipo, tanto autopistas como rutas secundarias, o en ciudad. Una novedad es la reacción a vehículos detenidos en la calzada al conducir a una velocidad de hasta 100 km/h (hasta ahora: 60 km/h).

 

El nuevo Clase C incorpora de serie faros LED High Performance.

 

El Clase C trae el “Paquete Retrovisores” que incluyen: la función antideslumbrante progresiva automática, la iluminación de entorno para zona de acceso y la función de abatimiento eléctrico.

 

También cuenta con ayuda activa para estacionar PARKTRONIC que funciona gracias a la combinación del reconocimiento de los espacios para estacionar, la cámara marcha atrás y los 12 sensores. Por otra parte, el Clase C posee control de ángulo muerto.

GRAN SEGURIDAD EN CASO DE IMPACTO

En líneas generales, el concepto de seguridad del Clase C se basa en una carrocería de diseño inteligente con habitáculo de seguridad especialmente rígido y estructuras de impacto con característica de deformación controlada en combinación con cinturones de seguridad y sistemas de siete airbags. En caso de accidente pueden activarse sistemas para una protección precisa de los ocupantes del vehículo de acuerdo con la situación. Por ejemplo, los pretensores de cinturón y airbags. Se han realizado numerosas simulaciones numéricas para dimensionar la estructura del vehículo de modo que brinde una protección especialmente elevada a los ocupantes si tiene lugar un accidente. Para el dimensionamiento del vehículo en los aspectos relevantes para un accidente no se han tenido en cuenta solamente las prescripciones legales, sino también exigencias internas y criterios de comprobación resultantes de los análisis de accidentes reales.

 

DIMENSIONES: MÁS ESPACIO EN EL HABITÁCULO, ATRÁS Y ADELANTE

El Clase C supera claramente las dimensiones de sus antecesores con una longitud de 4.751 mm y una anchura de 1.820 mm. La batalla ha crecido en 25 mm a 2.865 mm. Este aumento de las dimensiones redunda en más espacio para los pasajeros delante y detrás. Pese al aumento de las cotas exteriores ha podido mantenerse el coeficiente de resistencia aerodinámica del antecesor, cx 0,24 para el sedán.

 

Dimensiones: nuevo Clase C vs. La versión anterior

▪ Largo: + 65mm.

▪ Ancho: +10mm.

▪ Alto: – 9mm.

▪ Distancia entre ejes: + 25mm.

 

Modelo actual Modelo anterior Diferencia      
Dimensiones exteriores (mm)
Longitud 4.751 4.686 +65      
Anchura 1.820 1.810 +10      
Anchura, incluyendo los retrovisores exteriores 2.033 2.020 +13      
Altura 1.438 1.447 -9      
Batalla 2.865 2.840 +25      
Ancho de vía delante 1.582 1.563 +19      
Ancho de vía detrás 1.594 1.546 +48      
 

Dimensiones interiores (mm)

Altura máxima hasta el techo delante (conductor) 1.041 1.039 +2      
Altura hasta el techo detrás 955/952 942/942 +13/+10      
Espacio para las piernas delante 1.059 1.059 0      
Espacio para las piernas detrás 914 893 +21      
Anchura a la altura de los codos, delante 1.476 1.454 +22      
Anchura a la altura de los codos, detrás 1.477 1.462 +15      
Anchura a la altura de los hombros delante 1.430 1.404 +26      
Anchura a la altura de los hombros detrás 1.411 1.398 +13      
Volumen del baúl (en litros) 455 455 0      

 

 

CAMPAÑA DEL LANZAMIENTO DEL CLASE C

Los conceptos para dar a conocer el nuevo modelo giran en torno a los siguientes mensajes: “Nuevo Clase C. Es más que una nueva experiencia de manejo; es una nueva experiencia de vida”. “El nuevo Clase C te ofrece el equilibrio entre el confort, conectividad y control”. “Descubrí el verdadero lujo moderno, que va más allá de una experiencia de conducción”.

 

El “claim” de la presentación del nuevo Clase C es: “Disfrutá de tu zona de confort”.

 

 

HISTORIA DE ÉXITOS

El Clase C fue durante la década pasada el automóvil con mayor volumen de ventas de Mercedes-Benz. De la anterior generación, introducida globalmente en 2014, se vendieron más de más de 2,5 millones de unidades en todo el mundo. Hoy, el Clase C se vende en más de 100 mercados en todo el planeta.

 

El historial de éxitos del Clase C comenzó en 1982. Ese año se introdujo el modelo 190 como vehículo de la categoría intermedia. Dado que en aquellos años era el más pequeño de los automóviles Mercedes-Benz, recibió el apodo de «Baby-Benz». Este modelo se destacó por sus motores de combustión interna y sus sistemas de propulsión alternativos.

 

En mayo de 1993 se introdujo el primer vehículo con la denominación Clase C. En total, desde el año 1982, los clientes han adquirido casi 11 millones de automóviles Mercedes-Benz de esta serie.

 

Mercedes-Benz abrió nuevos caminos con el Clase C, no solo en cuanto a la tecnología, sino también con relación a los tipos de carrocería. En el 2000, Mercedes-Benz introdujo una versión completamente nueva de la carrocería: el sportcoupé. Con la cuarta generación del Clase C, que salió al mercado en 2007, celebró su debut una novedad en el capítulo del diseño: era la primera vez que un sedán de Mercedes-Benz salía a la venta con distintas líneas de equipamiento, ligadas a rasgos distintivos en el frontal del vehículo. La línea ELEGANCE traía la clásica estrella sobre la parrilla frontal, mientras que la línea AVANTGARDE llevaba una estrella central integrada de forma deportiva en el centro de la parrilla.

 

FABRICACIÓN CON TECNOLOGÍAS DIGITALES

El Clase C se fabrica en las plantas de Mercedes-Benz Cars en Bremen (Alemania), Pekín (China) y East London (Sudáfrica). La planta de Bremen coordina a las otras fábricas de producción del Clase C. La estrecha cooperación en la red digital de su producción hace posible obtener secuencias fluidas de trabajo entre las plantas y lograr máxima flexibilidad. De ese modo, la empresa está en condiciones de adaptarse a posibles modificaciones. Para ello se integran nuevas tecnologías en las plantas. Un ejemplo de la producción inteligente en Bremen es la gestión digital Shopfloor-Management, que permite seguir los datos de producción en tiempo real. Con ayuda del sistema QUALITY LIVE, los empleados pueden verificar en tiempo real la calidad de cada vehículo por medio de una interfaz de usuario intuitiva. QUALITY LIVE y la gestión digital Shopfloor-Management forman parte del ecosistema de producción digital MO360 de Mercedes-Benz Cars.

 

A partir de 2022, todas las plantas de Mercedes-Benz Cars y Vans en todo el mundo están operando con un balance neutro de CO2; incluidas las plantas donde se fabrica el Clase C.

 

 

FICHA TÉCNICA: Clase C 300 AMG–Line (MHEV) Mild Hybrid Electric Vehicle:

  • Combustible: Nafta
  • Cilindrada: (cm3)
  • Cilindros / Disposición: 4/L
  • Potencia (CV/rpm): 258/5.800
  • Par nominal (Nm/rpm): 400/2.000 – 3.200
  • Velocidad máxima(km/h): 250
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 6 segundos
  • Concepto: Exterior deportivo y habitáculo futurista.
  • Motor con tecnología híbrida con batería de 48V.
  • Cambio de 9 marchas automático 9G-TRONIC.
  • Tren de rodaje AGILITY CONTROL con sistema de amortiguación selectivo.
  • Precio al público sugerido: USD 104.000.-

 

 

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.