Salud

La importancia de la planificación y el control del embarazo

El 31 de agosto se celebra el Día de la Obstetricia y la Embarazada para promover la promoción y protección de los derechos humanos durante el embarazo, parto y nacimiento con el objetivo de reducir la mortalidad materna y prenatal en todo el mundo.

La obstetricia es una especialidad médica que se ocupa de acompañar y asistir a la mujer durante su embarazo, parto y puerperio. Es por ello que en nuestro país, cada 31 de agosto, se festeja el Día de la Obstetricia y la Embarazada para promover el rol fundamental que cumplen las parteras y los parteros en la salud de la mujer embarazada y el bebé recién nacido.

Teniendo en cuenta datos del Ministerio de Salud de La Nación, en la Argentina más del 99% de las embarazadas asiste su parto en una institución de salud, sometiéndose a la atención de personal capacitado. Sin embargo, solo el 25% de ellas inicia los controles prenatales de forma precoz y más del 10% llega al momento del parto sin haber realizado ningún tipo de control.

Controles preconcepciones

Según la Dra. Valeria El Haj, Directora Médica Nacional de OSPEDYC, los controles previos al embarazo son tan importantes como aquellos que se realizan durante la gestación. “El objetivo de realizar una consulta en esta etapa es lograr el mejor estado de salud posible de los futuros padres, a fin de alcanzar el embarazo en las mejores condiciones. En este sentido, se deberán prevenir, diagnosticar y tratar las afecciones que puedan afectar la futura gestación”, explica la profesional.

Siguiendo a la Dra. El Haj, durante el control preconcepcional el equipo de salud deberá brindar información sobre la salud reproductiva de manera clara, contribuyendo a la toma de decisiones adecuadas. Consejería en anticoncepción para poder planificar, información sobre la cantidad de embarazos y el tiempo que debe transcurrir entre éstos, evitando los intervalos menores a 24 meses, y la identificación de aquellos factores que pueden representar riesgos para el embarazo son algunos de los aspectos que se deben abordar durante esta etapa.

Controles prenatales

Una vez  confirmado el embarazo, es necesario comenzar con los controles prenatales, un conjunto de entrevistas programadas con el equipo de salud, a fin de controlar la evolución del embarazo y obtener información sobre el parto y la crianza del recién nacido. “El control prenatal tiene como objetivo prevenir, diagnosticar y tratar las complicaciones del embarazo; vigilar el crecimiento y vitalidad del feto; detectar y tratar enfermedades maternas clínicas y subclínicas; aliviar molestias y síntomas menores asociados al embarazo y preparar a la embarazada física y psíquicamente para el nacimiento”, explica la Dra. Valeria El Haj, Directora Médica Nacional de OSPEDYC.

En este sentido, La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó en el 2016 una serie de recomendaciones con el objetivo de mejorar la atención prenatal y reducir la mortalidad materna y prenatal en todo el mundo, haciendo hincapié en las mujeres y adolescentes de bajos recursos.

En el nuevo modelo de atención prenatal de la OMS, el número de contactos que debe tener la persona gestante con los profesionales sanitarios se incrementa de cuatro a ocho consultas y se recomienda tener el primer contacto a las 12 semanas de gestación. De esta manera, al multiplicarse la cantidad de contactos de la embarazada con los profesionales sanitarios, también aumentan las probabilidades de que el embarazo tenga un desenlace positivo, sentando las bases para una maternidad saludable.

“La atención prenatal es una oportunidad decisiva para que los profesionales sanitarios brinden atención, apoyo e información a las embarazadas, basándose en la promoción de un modo de vida sano- incluida la buena nutrición, la detección y la prevención de enfermedades-, además de brindar asesoramiento para la planificación familiar y apoyo a aquellas mujeres que puedan estar sufriendo violencia de género”, plantea la Dra. El Haj. Según la profesional médica de OSPEDYC, el control prenatal debe ser:

  • Precoz: debe iniciarse en el primer trimestre del embarazo, en cuanto se haya diagnosticado el embarazo, para establecer con precisión la edad gestacional, posibilitar acciones de prevención y promoción de la salud y detectar factores de riesgo.

  • Periódico: la frecuencia dependerá del nivel de riesgo médico, social y psicológico.

  • Completo: las consultas prenatales deben ser completas en contenidos de evaluación del estado general de la mujer, de la evolución del embarazo y de los controles e intervenciones requeridos según edad gestacional.

Es importante destacar la importancia de promover el control prenatal a la mayor cantidad de población posible en base a programas educacionales, garantizando la igualdad, accesibilidad y gratuidad de la atención.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.