Salud

Diabetes y fertilidad masculina

unnamed (1)

Dra. María Gilligan, MN115740 endocrinóloga de Halitus Instituto Médico

El 14 de noviembre se conmemora el día mundial de la Diabetes con el objetivo de concientizar sobre esta enfermedad que afecta a más de 366 millones de personas de todo el mundo según estadísticas de la IDF (International Diabetes Federation) del 2011. Esta patología afecta de diversas maneras la fertilidad del hombre. Algunas consideraciones a tener en cuenta…

 

La diabetes mellitus es un desorden metabólico que se caracteriza por el aumento de los niveles de glucosa (azúcar) en sangre. Puede ser detectada mediante un análisis de sangre, con medición de la glucemia o a raíz de un test de tolerancia a la glucosa.

En general no produce síntomas que lleven a sospechar su presencia, lo que hace que se retrase su diagnóstico. Uno de cada tres individuos con diabetes no sabe que la padece, por eso la importancia de realizar controles médicos regulares.

Los síntomas clásicos son: pérdida de peso, poliuria (incremento en la micción), polidipsia (incremento de la sed) y polifagia (incremento del hambre), pero suelen presentarse cuando los valores de glucosa superan los 180mg/dl. Pueden agregarse síntomas inespecíficos como cansancio, dolores musculares, calambres, somnolencia, mareos y visión borrosa.

Hay aproximadamente cuatro millones más de hombres que de mujeres con diabetes (185 millones de hombres frente a 181 millones de mujeres) en 2011. Sin embargo, se espera que esta diferencia descienda a dos millones (277 millones de hombres frente a 275 millones de mujeres) para 2030.

 

Diabetes y fertilidad masculina

La diabetes, junto con la obesidad, puede traer asociado un hipogonadismo funcional, con bajos niveles de testosterona y afectar la fertilidad. El hipogonadismo masculino involucra una falla en la función del testículo, con bajos niveles de andrógenos y de una espermatogénesis adecuada, que es el proceso mediante el cual se desarrollan los espermatozoides.

A su vez, se ha observado que los hombres con diabetes presentan daños en su material genético, con una mayor fragmentación del ADN espermático. Los pacientes con hipogonadismo pueden presentar cambios en el humor, más fatiga, disminución de la fuerza muscular, menor vello corporal asociado con una disminución en el deseo sexual y en la frecuencia de las erecciones que pueden afectar así la fertilidad.

Otra consecuencia propia de este padecimiento, es la neuropatía diabética (daño a las terminaciones nerviosas), lo que desemboca en disfunción eréctil; pero esta complicación es prevenible con buenos valores de glucemia, y generalmente se presenta a edades más avanzadas.

Cuanto mejor control metabólico tenga el paciente, tanto de glucemia, colesterol, como el peso, menores son las consecuencias en la fertilidad. La pérdida de peso puede reactivar el eje hormonal -hipotálamo hipofiso gonadal- y mejorar el hipogonadismo asociado. Un buen control metabólico, evita las posibles complicaciones neurológicas que podrían ocasionar la disfunción eréctil.

 

 

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.