Salud

Cinco signos silenciosos de estrés

  • El estrés y la ansiedad no siempre se manifiestan en forma de escandalosos y claros síntomas. Antes de tocar fondo, es posible reconocer signos silenciosos que permiten saber si tu cuerpo y tu mente están llegando a su límite.
Empieza a preocuparte, o mejor dicho, a tomar cartas en el asunto, si padeces uno de estos signos silenciosos, pues podrían evidenciar que estás estresada. 
Dolor de cabeza los fines de semana. Un descenso repentino del nivel de estrés como el que produce el descanso del fin de semana puede desencadenar migrañas. Según los neurólogos intentar dormir las horas adecuadas durante los días de semana y respetar los horarios de comida podría minimizar este síntoma.  
Menstruaciones dolorosas. Las mujeres muy estresadas tienen dos veces más riesgo de tener reglas dolorosas que las que no lo están, según un estudio realizado en la Universidad de Harvard. Los expertos creen que el estrés desequilibra las hormonas femeninas. Las horas de gimnasio podrían ayudar porque el ejercicio físico reduce el estrés y la actividad del sistema nervioso simpático.  
Encías sangrantes. Las personas estresadas tienen mayor riesgo de tener problemas periodontales como las encías sangrantes. Al parecer los niveles elevados de la hormona del estrés, cortisol, debilita al sistema inmune y facilita la entrada de las bacterias a las encías. Los que tienen largas jornadas de trabajo deben llevar a la oficina cepillo de dientes y dentrífico. El ejercicio físico y dormir las horas suficientes, al ayudar a reducir el estrés, podrían ser beneficiosos.  
Acné adulto. El estrés incrementa la inflamación que favorece la aparición de acné. En estos casos se recomienda tratar el acné con alguna solución antiséptica y antibacteriana y usar una loción no comedogénica. En pocas semanas, el acne debería desaparecer. En caso contrario lo más recomendable sería consultar al médico.
Despistes y olvidos frecuentesEl agotamiento y el estrés hace que aumenten los despistes. Equivocaciones con los nombres, olvidar objetos o colocarlos en lugares poco habituales y luego no encontrarlos. Si tenemos demasiadas cosas en la cabeza, se produce una invasión en el psiquismo, que se defiende y envía señales.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.