Tecnología

La curva de la felicidad

LG G flex es lo último en tecnología móvil. Con una pantalla de seis pulgadas y material autorreparable de pequeñas ralladuras, este phablet es flexible en su totalidad.
Pues a mí me gusta más la parte de detrás, miren por dónde. Creo que la carcasa de material autorreparador es un puntazo que se va a ver pronto en más equipos. Que sí, que sí. La pantalla curvada también tiene lo suyo, por supuesto, pero ya hemos visto televisores curvados, así que no llama tanto la atención. Aunque en este caso sea una pantalla táctil y en los televisores no lo sea. Estamos hablando del LG G Flex, la actual joya de la corona de la otra compañía coreana. Es un terminal grande (seis pulgadas no caben en uno pequeño). Lo suficiente como para que resulte molesto en el bolsillo delantero de un pantalón vaquero. Así que, o va al de la chaqueta, o al bolso o terminará en el trasero. Para eso viene muy bien la curvatura, no solo de la pantalla, sino de todo el móvil. Se ajusta a la anatomía mejor que uno plano. También se adapta mejor al óvalo de la cara cuando hablamos. Los phablet, al ser tan grandes, alejan el micrófono de la boca. La curvatura de este Flex minimiza ese efecto y gana hasta tres decibelios.
Me quedo con el material autorreparable, pero, ojo, no digo que no haya un importante esfuerzo para conseguir el Flex. No solo la pantalla es curvada (es un OLED de plástico que también es algo flexible), sino que se han tenido que rediseñar, por ejemplo, las baterías para que el móvil entero sea curvo. Tanto decir que lo que me gusta es la carcasa que repara ralladuras y casi se me olvida. Pues eso: autorrepara pequeños arañazos. Al precio que tiene… 799 euros. Ah, mantiene en la parte trasera el botón de encendido y de volumen, con algunas aplicaciones más.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.