Actualidad

Llega el bebe

La duquesa de Cambridge, en una de sus últimas apariciones públicas. |
  • Disminuye el tamaño del texto
  • Aumenta el tamaño del 

«Las cosas están progresando de una manera normal», fue el escueto comentario de un portavoz de real a la BBC, cinco horas después del ingreso de la duquesa de Cambridge en el hospital. Entre tanto, crece la impaciencia de los cientos de periodistas, admiradores y curiosos agolpados a las puertas del ala Lindo, la maternidad privada del hospital público de St. Mary, convertida de pronto en la máxima atracción turística de Londres. Catalina y Guillermo llegaron discretamente a las 6.00 de la mañana hora local (7.00 horas en España), en el coche oficial pero sin el séquito de escolta. El ingreso pilló por sorpresa a la larga decena de periodistas que montaba guardia a esas tempranas horas del lunes, después de dos falsas alarmas y en medio de una creciente tensión que había hecho perder la paciencia a la propia reina Isabel II. El Palacio de Kensington confirmó poco después su ingreso y anunció que la duquesa de Cambridge estaba efectivamente en «las primeras fases del parto«. El Palacio anunció que no habrá una nueva comunicación hasta que se produzca el nacimiento, con la incógnita de si será niño o niña. En cualquiera de los dos casos tendrá garantizado el ser tercero o tercera en la línea de sucesión, tras su abuelo el príncipe Carlos y su padre, el príncipe Guillermo. Guillermo ha querido estar presente en la suite de lujo de la maternidad privada, conocida como el ala Lindo, donde él mismo nació hace 31 años. Siguiendo la estela de Diana, los duques se Cambridge se han inclinado por un parto natural y quisieron dejar hasta el último momento la sorpresa final sobre el sexo de su primogénito. La duquesa de Cambridge expresó su deseo de que su madre, Carole Middleton, y su hermana Pippa estuvieran también cerca de ella en el parto, supervisado por el ex ginecólogo de la reina, Marcus Setchell, y por su ginecólogo actual, Alan Farthing. Se espera que Isabel II reciba la noticia del nacimiento en el acto y por teléfono, de boca de su nieto Guillermo. Simultáneamente, un correo de palacio llevará la partida de nacimiento al palacio de Buckingham, donde será exhibida en un pomposo caballlete. A la pregunta sobre si prefiere un bisnieto o una bisnieta, la reina respondió está semana que le da igual, con tal que llegue cuando antes para poderse ir de vacaciones, como millones de británicos que han estado contando los días y las horas (y apostando por los posibles nombres del bebé, con Alexandra, Isabel y Diana como favoritos si es niña, y Jorge y Eduardo, si es niño). La llegada de la duquesa de Cambridge al hospital convocó a decenas de periodistas que previamente se habían repartido 160 «microparcelas» en el plató televisivo instalado ante en plena calle desde hace dos semanas. Catalina y Guillermo pasaron los últimos días en la casa familiar de los Middleton en Buckleburry, a 80 kilómetros de Londres. Un segundo hospital, el Royal Berkshire de Reading, permaneció de guardia por si los médicos estimaban que a la duquesa de Cambridge no le daría tiempo a llegar a la capital.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.