Autos

Fiat 500L: Living y Trekking

Ambas versiones del 500L aportan su especial personalidad a un coche «transversal» en su concepción. Y decimos transversal porque por su tamaño es un compacto, por su espacio y carrocería es un pequeño monovolúmen y porque por su estilo más arriesgado y tracción mejorada se acerca a un SUV con la versión Trekking.
Rompe por ello los habituales parámetros y se centra en dar al usuario no sólo el fresco estilo italiano, sino también un dinamismo y practicidad propios de la evolución tan positiva que la marca Fiat viene dandodesde unos años a esta parte.

Fiat 500L Living

La versión Living hace gala a la L de largo, ya que es el 500 más grande de la historia. Se debe a sus hasta siete plazas de serie, dos de ellas desmontables y razonables para pasajeros de talla media en trayectos cortos. Aunque se puede pedir sin ellas y con un maletero mayor, ideal por ejemplo para pequeños negocios- esas dos plazas adicionales le convierten en el monovolumen 5+2 más compacto de su segmento con sólo 4,35 metros de largo.
A pesar de sus reducidas dimensiones logra un volumen decarga en el maletero de 638 litros, que es el mayor de su categoría. Si además se baja la segunda fila de asientos alcanza los 1.704 litros, que es algo más de la capacidad que ostenta su hermano mayor, el Fiat Freemont. También son de remarcar los 2,60 metros de longitud que se ganan reclinando el asiento del acompañante.
En su lanzamiento contará con dos motores turbodiésel, un 1.6 Multijet II de 105 CV y un 1.3 multijet II de 85 CV. El primero es manual y el segundo se puede pedir con cambio automático robotizado Dualogic. La gama consta de un sólo acabado, pero con 19 colores a elegir -11 de ellos bicolores-, 4 tapicerías -dos en piel- y 6 tipos de llantas todas ellas de aleación.
Probando el más potente pudimos comprobar diversos aspectos. El primero es el agrado de conducción que se tiene a su volante. Sus 105 CV son más que suficientes para las exigencias de la ciudad y la carretera. Es además, muy elástico, lo que le da un plus de confort, empujando bien desde muy abajo y permitiendo unas más que razonables recuperaciones. El coche no carece de una alegría muy estimulante cuando apretamos el acelerador en busca de revoluciones.
Otro detalle que nos gustó fue la alta estabilidad que adopta en curva. Al igual que pasó con el Fiat Freemont, han sido mejoradas las suspensiones, montando delante unas McPherson con barra estabilizadora hueca y detrás de eje de torsión, que en la versión de siete plazas incorporan amortiguadores capaces de regular su recorrido en dos modos. Con todo ello se logra que el coche se mueva muy plano y que, apoyado por la compacidad de su tamaño, responda por ejemplo a los cambios bruscos de carril con mucha efectividad.
En el confortable interior, nos encontramos con unos asientos muy cómodos para largas distancias, pues se adaptan excelentemente al cuerpo y sujetan bien, así como nuevos materiales de buen aspecto y tacto. El puesto del conductor es ergonómico y agradable y aporta unvolante de buen tacto que ayuda a la dirección a transmitir con eficacia las órdenes del conductor. Desde luego con cinco asientos, la sensación de espacio es muy buena, apoyada por los 1,78 cm de ancho y los 1,67 cm de alto, y todo ello a pesar de ser 20 cm más corto que un familiar o Station Wagon del segmento compacto.

Fiat 500L Trekking

El Trekking aporta una mayor dosis de aventura, por ejemplo con su sistema de tracción a las ruedas delanteras Traction+ de serie. Este, junto a los neumáticos M+S («mud and snow» o barro y nieve) incrementan sensiblemente su motricidad sobre superficies deslizantes. Esta tracción, que funciona hasta a 30 km/h de velocidad, reacciona al deslizamiento de una de las ruedas delanteras frenándola y transmitiendo parte del par a la otra.
Además, su altura al suelo de 14,5 cm, que es por tanto un 10% mayor que la de su «hermano» Living y sus protecciones específicas junto con los paragolpes también específicos y las molduras laterales le aportan no sólo otro aspecto visual, sino también otras funcionalidades mucho más «camperas».
En cuanto a seguridad, cuenta de serie con 6 airbags, ABS con BAS (sistema de ayuda a la frenada) y control de estabilidad, además de poder montar cámara de visión trasera, al igual que la versión Living.
Su gama de motores es algo más amplia, añadiendo a los dos turbodiésel del Living, dos motores a gasolina: 1.4 de 95CV y 0.9 TwinAir Turbo de 105 CV.
Los precios de ambos acabados los puede ver en las siguientes tablas:

500L Living

PVP Con ayudas, descuento y financiación
1.3 16v Multijet II 85 CV Start&Stop 20.400 e 15.300 e
1.3 16v Multijet II 85 CV Start&Stop auto 21.400 e 16.200 e
1.6 16v Multijet II 105 CV Start&Stop 21.900 e 16.700 e

500L Trekking

PVP Con ayudas, descuento y financiación
1.4 16v 95 CV 18.600 e 14.150 e
0,9 Turbo TwinAir 105 CV Start&Stop 19.700 e 15.150 e
1,3 16v Multijet II 85 CV Start&Stop 20.200 e 15.600 e
1.3 16v Multijet II 85 CV Start&Stop auto 21.200 e 16.550 e
1.6 16v Multijet II 105 CV Start&Stop 21.700 e 17.000 e

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.