Deco

Cómo dejar lista la pileta de natación para disfrutar en el verano

Hay algo más lindo que disfrutar de un refrescante chapuzón en una pileta de aguas cristalinas cuando el termómetro marca altas temperaturas? Para llegar a esa instancia sólo hace falta cumplir algunos pasos, que hoy están al alcance de todos, y que son de fácil resolución.
Debe tenerse en cuenta que el período ideal para realizar la puesta a punto de la pileta de natación, ya sea de fibra de vidrio, hormigón o de mampostería revocada, va entre el 1º de septiembre y el 15 de noviembre.
“Lo primero que debe hacerse en el caso del mantenimiento de una pileta de natación que ya ha sido usada en otras temporadas es vaciarla completamente y limpiarla en tres pasos: primero con agua y ácido muriático, luego con agua y cloro y finalmente con agua y detergente. Una vez que la pileta está limpia y seca si la misma es de hormigón o mampostería revocada y teniendo en cuenta que con el paso del tiempo las mismas pueden comenzar con pérdidas de agua, rajaduras, ampollas en la pintura y demás defectos, se debe proceder al lijado y rasqueteado de la misma y a la reparación de las roturas que pueda haber. De existir grietas y que éstas no sean muy profundas, se puede utilizar algún producto a base de silicona para su relleno y sellado. En el caso de ser profundas utilizar masilla elástica específica para la reparación o cemento mezclado con componentes sellantes. En ambos casos siempre debe respetarse el modo de uso y de secado que indique el fabricante. La próxima instancia, cuando ya se enjuagaron y se dejaron secar las superficies, es la del repintado. El mismo debe realizarse por la mañana, una vez que no haya rocío, y debe prolongarse sólo hasta el mediodía”, explica Guillermo Ortega, gerente de la red Sui Color.
Las pinturas ideales para este paso deben ser en base acuosa o solvente. Gracias a las posibilidades que hoy ofrece el mercado, el abanico de colores en materia de este tipo de pinturas no sólo pasan por el azul, el celeste o blanco sino que también engloba el color arena o el verde esmeralda, entre otros. Ahora bien, la pintada de la pileta puede realizarse a mano o a través de máquinas para pintar las cuales hoy se ofrecen en los negocios especializados a precios accesibles.
Si se va a pintar a mano, deben realizarse dos manos en total dejando un período de 24 horas entre la primera y segunda. Un punto importante es que si llega a llover entre mano y mano, una vez que cesa la lluvia, se debe sacar el agua acumulada del fondo de la pileta, dejar secar y continuar luego con el repintado. Una vez que la pileta esté completamente seca, la misma debe permanecer 7 días sin agua. Ahora sí, pasada esa semana sólo resta llenar la pileta y sumergirse para disfrutar.
“Y si se decide a pintar con máquina, el procedimiento será similar al de la pintada a mano. Es decir, se siguen los mismos pasos previos pero el trabajo y su finalización serán mucho más rápidos además de prolijos. Los equipos para pintar, además de ser de fácil manejo, permiten ahorrar pintura ya que los mismos absorben la pintura directo de la lata de 20 litros por lo cual no se debe estar recargando el rodillo o llevando la lata o el balde de pintura por todas partes. Esto es lo que hace que el trabajo sea más prolijo ya que no habrá posibilidad de que se caiga pintura por toda la pileta”, continúa Ortega. Finalmente el trabajo tendrá un mejor acabado, será más profesional y habrá más prolijidad en la superficie además que no quedarán marcas de rodillos o pinceles. Es decir todo quedará pintado de manera pareja y fácil.
En la actualidad existen algunas cadenas y comercios dedicados a la venta de pinturas que también ofrecen este tipo de maquinaria además de asesoramiento integral a sus compradores. Las hay de diferentes tamaños y precios.

Piletas nuevas
Muy pocos saben que todas las piletas nuevas, salvo las de fibra de vidrio, deben estar llenas de agua entre 3 a 6 meses antes de ser usadas. Para poder graficarlo, este procedimiento es similar al de “curación” de un mate nuevo y es lo que permite sacarle alcalinidad a la piscina a estrenar. Luego de transcurrido ese período se la debe vaciar y proceder a los tres pasos de limpieza citados anteriormente.

Fibra de vidrio
En el caso de las piletas de fibra de vidrio, el mantenimiento es más sencillo pero no por eso menos importante. Debido al cloro, el sarro y a los rayos de sol, entre otros pasados de 5 a 6 años de uso aproximadamente la fibra se va deteriorando y adquiriendo porosidad. Existen en el mercado pinturas especialmente indicadas para dejar esta clase de piscinas nuevamente óptimas para su uso.

Para no quemarse
No hace falta sufrir una quemadura en la planta de los pies para llegar a la pileta. Para evitar esa desagradable sensación pueden adquirirse revestimientos de piletas en base acuosa especialmente ideados para pintar los bordes de las mismas. Dichos productos son de fácil aplicación y vienen en los colores arena y cuarzo.
“Están elaborados en base a emulsiones acrílicas y estirenos acrílicos y sirven para restaurar, renovar y proteger baldosones y losetas de bordes de piletas y solarios. Además obviamente de llegar sin quemaduras a zambullirse en la piscina”, finaliza Ortega.
Debe tenerse en cuenta que todas las pinturerías suelen tener asesores que ayudan a los compradores a elegir los productos más convenientes para llegar al verano con la pileta lista para disfrutar.

Fuentes: SUI COLOR, MAS QUE UNA PINTURERIA (www.propimat.com.ar)

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.