Belleza

MATERIALES CRUDOS: EL MARAVILLOSO Y PURO CORAZÓN DE CADA PRODUCTO WELEDA

 

Se obtienen mediante políticas de uso sostenible, comercio y trabajo justo y sobre todo, una profunda filosofía aplicada globalmente para proteger la biodiversidad

 

En octubre de 2011, Weleda se convirtió en miembro de pleno derecho de La Unión para el BioComercio Ético (UEBT), una organización sin fines de lucro que representa un estándar reconocido mundialmente para la adquisición sostenible y el uso de materias primas. Con esa membrecía, Weleda reafirmó los principios de la práctica comercial ética y su compromiso de aplicar el estándar UEBT para la adquisición de materias primas. Los valores de UEBT como la conservación, el uso sostenible de la biodiversidad y la compensación justa de todos los socios en la cadena de suministro, se corresponde n con los principios propios de la marca desde sus orígenes.

El compromiso de Weleda con el planeta va de la mano con el uso de materias primas de origen ético y de acuerdo con los más altos estándares, y que los suelos en los que crecen estas plantas sean saludables. Trabajan con la tierra y cosechan las plantas que forman la base de la cosmética natural Weleda y los productos para el cuidado de la piel. Es por ello que crean condiciones justas para sus socios de cultivo (empresas agrícolas, cooperativas y recolectaras de plantas tradicionales) presentes en todo el mundo bajo los criterios sociales, económicos y ecológicos de La  Unión para el BioComercio Ético (UEBT).

Weleda mantiene buenas relaciones y cooperación con comunidades e instituciones locales en muchos países. Trabajan con socios locales donde los empleados reciben formación periódica y una remuneración justa. Estos incluyen una cooperativa en Marruecos, que produce aceite de argán de alta calidad para la línea de productos de piel de granada de Weleda, una empresa familiar en México, que produce aceite de sésamo para varias líneas de productos para el cuidado de la piel facial y una cooperativa de aceite de almendras en España, Los Cárpatos en Rumania para sembrar la semilla de árnica, las familias que se  ubican los andes peruanos para la siembra de ratania.

Jojoba en Argentina

En el Desierto del Salar de Pipanaco en la provincia de La Rioja  crece  el “Milagro de la Jojoba”.  No había ninguna experiencia previa de árbol en este desierto, hoy cuenta con más de 3.200 hectáreas de cultivos. La jojoba ha demostrado después de cuarenta años que realmente puede prosperar, crear trabajo, crear vida para la gente y vida para la biodiversidad.

Para Jorge Arizu, Jojoba Farm Owner, al igual que Weleda, considera que hay que  cuidar de la gente, de la biodiversidad de la zona de cultivo en el desierto y de la preciosa calidad que tiene la semilla de jojoba. “Realmente estamos enamorados de este árbol”, dice.  Lo que hace que Weleda sea realmente especial es la calidad de los ingredientes que utilizan, la sostenibilidad que tiene la cadena de suministro y la completa trazabilidad. “Cuando descubrimos la agricultura biodinámica entendimos que podíamos explicar al desierto que éramos amigos y que realmente podíamos crear vida juntos”.

Ratanhia desde Los Andes

Cada año, una familia peruana se muda al alto desierto de los Andes para recolectar la rara raíz roja de la ratanhia. Son el único proveedor de ratanhia de Weleda. Las dos semanas que la familia debe viajar a esta área remota están motivadas por algo más que la cosecha misma, sino también por un profundo sentido de convicción. Para Weleda es esencial poder rastrear sus materias primas hasta las personas y el suelo de donde provienen. La armonía con la naturaleza y los seres humanos es el núcleo de su filosofía.

La familia que recolecta ratanhia monitorea cuidadosamente las cantidades que crecen y si hay algún cambio en la condición del suelo. Tienen cuidado de documentar cualquier cambio del año anterior. Recolectar y conservar las plantas van de la mano para nosotros. Esto también significa reconocer que los alrededores son un hábitat natural y una fuente de alimento para los animales, y que ciertas plantas apoyan el crecimiento de otras plantas.

Cómo contribuir al cultivo sostenible de materias primas

Weleda recomienda algunas acciones para ayudar al planeta y evitar las consecuencias del cambio climático.

• Apoyar intercambios de semillas e iniciativas de semillas. Consulte en línea y con su sociedad hortícola local.

• Siembre las semillas de la agricultura biodinámica en su jardín o en una caja de plantas en su balcón.

• Compre frutas y verduras procedentes de granjas orgánicas y biodinámicas.

• Asegúrese de que su comida no provenga de productos genéticamente modificados.

Acerca de Weleda

Compañía suizo-alemana fundada en 1921, presente en más de 50 países, dedicada a la elaboración de preparados magistrales con orientación antroposófica y cosmética natural y orgánica.

Los estándares de Weleda son:

  • Cuidado Natural 100% Certificado
  • Fórmulas sin aceites minerales, sin siliconas, sin conservantes o perfumes
  • Abastecimiento ético con respeto a las personas y biodiversidad
  • Certificación ISO 14001 para la gestión del medio ambiente.
  • Una transparencia total hacia el consumidor

Más información en www.WELEDA.com.ar

Comprá online: http://www.weleda.com.ar/index.php?module=login

FB: /weledaargentina – IG: @weledaarg

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.