UNA PREGUNTA PUEDE SALVAR VIDAS: ¿CÓMO ESTÁ SU HIGADO?

La Enfermedad Hepática Grasa no alcohólica (EHGNA) es conocida popularmente como “Hígado Graso” y afecta al 30% de la población mundial. Si no se diagnostica y controla, la enfermedad puede empeorar y traer graves consecuencias en la salud del paciente.

 

 

Buenos Aires, 12 de junio de 2019. – En el Día Internacional de la EsteatoHepatitis No Alcohólica (EHNA o NASH, por su sigla en inglés), Novartis Argentina se suma a la tarea comprometida de informar y concientizar sobre la existencia de esta enfermedad y los cuidados para evitar las consecuencias.

ASPECTOS PRINCIPALES DEL EHNA

La EsteatoHepatitis No Alcohólica es una forma de EHGNA que a menudo es “silenciosa”, y la mayoría de las personas que lo padecen no lo saben. A largo plazo puede generar graves consecuencias. La causa principal de su aparición es el depósito excesivo de grasa en el hígado. Si bien es similar a una enfermedad hepática alcohólica, su causa no es el consumo excesivo de alcohol.

La EHNA se da en personas de mediana edad (especialmente en mayores de 50 años) con obesidad o sobrepeso. Sin embargo, también puede afectar a personas de aspecto saludable con peso normal, e incluso puede presentarse en niños. Nuestro país lidera la tasa de obesidad infantil en Latinoamérica. Además, tienen mayor probabilidad de padecer EHNA, los pacientes con diabetes de tipo 2, colesterol o triglicéridos altos, o con una combinación de estos problemas de salud conocida como “síndrome metabólico”.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA LA EHNA?

En la primera etapa de la enfermedad, es posible que se presenten pocos o ningún síntoma. Puede aparecer grasa en el hígado en una ecografía abdominal o una leve alteración en los análisis de sangre en un examen de rutina. En etapas más avanzadas la persona puede sentir cansancio, debilidad, y perder peso. En general, el diagnóstico de EHNA se confirma con una biopsia hepática.

¿CÓMO CUIDARSE?

Es recomendable hablar con su médico de cabecera y respetar ciertos factores importantes para evitar o sobrellevar de la mejor manera la enfermedad. Entre ellos:

  • Mantener un peso saludable.
  • Seguir una dieta equilibrada, con bajo contenido de azúcar y grasas saturadas.
  • Aumentar o reforzar el ejercicio aeróbico.
  • Evitar las bebidas alcohólicas.

Según el Dr. Adrián Gadano, Jefe de la Sección de Hepatología y del Departamento de Investigación del Hospital Italiano de Buenos Aires, “la EHNA es una enfermedad desconocida por la mayoría de la población, y es frecuente, por eso es fundamental tomar conciencia que puede transformarse en una enfermedad grave pero que puede controlarse, llevando hábitos de vida y alimentación saludables”. Y agregó: “si no se controla puede empeorar, causar lesiones y cicatrices en el hígado; y con el tiempo este órgano puede fallar en su funcionamiento, incluso puede degenerar en un cáncer de hígado o necesitar imperiosamente un trasplante hepático para evitar la muerte del paciente. Esta enfermedad está actualmente entre las primeras causas de trasplante hepático en el mundo y en nuestro país. Por eso, es clave tomar conciencia de que la EHNA existe, preguntarse ¿Cómo está mi hígado?, consultarlo con su médico y si se diagnostica, consultar con un especialista y hacer un tratamiento basado en hábitos saludables. Actualmente no existe un tratamiento farmacológico específico aprobado para tratarla, pero en el mundo, como también en nuestro país se están llevando a cabo investigaciones de nuevas drogas para tratar la EHNA.

Ante la duda, consulte a su médico.

Un comentario en “UNA PREGUNTA PUEDE SALVAR VIDAS: ¿CÓMO ESTÁ SU HIGADO?

  1. Gracias por abordar este tema. En una ecografía por problemas digestivos me apareció una cierta tendencia a tener grasa en el hígado
    En efecto solo lo trato con dieta pero es.muy duro porque no se puede comer casi nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.