Anécdotas de un Administrador de Consorcios, por Mariel Kernes

Tapa_Ancdotas-de-un-administrador-de-consorcios

Problemas de consorcio, un clásico porteño 

Editorial Dunken $120

¿Qué planteos se hacen en una reunión de consorcio? ¿Cómo interviene un administrador en los conflictos de los vecinos? ¿Qué cosas debe saber todo propietario e inquilino que habita un edificio? Estos son algunos de los temas que Mariel Kernes aborda en Anécdotas de un administrador de consorcios, publicado a través de Editorial Dunken.
Sólo en la Ciudad de Buenos Aires, existen más de 5.400 administraciones que se encargan de contratar al personal que trabaja en un edificio, de su limpieza y mantenimiento, pero también de intervenir en los problemas personales que se generan entre los habitantes de los distintos departamentos. “Administrar es mucho más complejo que solucionar problemas edilicios, tratar con gremios, organizar los trabajos de los encargados, administrar los gastos, pagos, preparar las expensas, etcétera. Administrar también es mediar y solucionar los conflictos vecinales, que no es un tema menor”, sostiene la autora, que recopiló historias, chismes y anécdotas de edificios porteños para plasmarlos en su primer libro.

 

Anécdotas de un administrador de consorcios incluye relatos de los pedidos más insólitos por parte de los vecinos, pasando por el papel que juegan los encargados,  hasta el descubrimiento de los mecanismos que utilizan los propietarios para elegir a un administrador.  Así, aparecen vecinos insistentes capaces de llamar varias veces al día a su administrador, vecinos que, luego de mudarse de edificio siguen haciendo reclamos al administrador anterior y otros que exigen su mediación cuando surgen conflictos con otros propietarios. Es por eso que, como bien resume la autora en su libro: “Para ser un buen administrador, no hay que perder la paciencia”.

Una guía de convivencia para administradores y vecinos

La intención de Anécdotas… no es sólo entretener a los lectores a través de relatos cortos, sino que también busca dejar algunas enseñanzas teóricas muy útiles para cualquier propietario o vecino que viva en un edificio, por ejemplo:

–          “Los administradores deben ser nombrados en Asamblea conforme a lo que establece el Nuevo Código Civil y con las mayorías exigidas en su caso”.

–          “La Asamblea ordinaria es anual y tiene como finalidad, entre otras cosas, la rendición de cuentas del administrador por el ejercicio finalizado, la presentación del balance y presupuestos para el próximo ejercicio”.

–          “El Reglamento de Propiedad es fundamental para definir la organización del consorcio. Señala las unidades funcionales, sus metrajes, sus porcentuales, los bienes propios y comunes, los órganos de gobierno del consorcio de propietarios, clases y forma del Reglamento que regirá la vida de su edificio”.

–          “El adquiriente de una unidad sometida al régimen de propiedad horizontal tiene el derecho de solicitar su copia del Reglamento que regirá la vida consorcial de su edificio”.

–          “La obligación de rendir cuentas corresponde en toda gestión de negocios ajenos y debe efectuarse en tiempo y forma. La rendición de cuentas debe ser documentada, clara y detallada, y debe ir siempre acompañada de comprobantes. Obligatoriamente, se debe hacer una vez por año ante la Asamblea anual Ordinaria acompañando el Balance del período y exhibiendo la documentación respaldatoria”

Mariel Kernes es contadora pública nacional, recibida en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. Actualmente, trabaja en el área de Riesgo Operacional en una empresa que brinda servicios de tecnología. Anécdotas de un administrador de consorcios, su primer libro, fue editado a través de Editorial Dunken.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *