Actualidad,  Moda

El mejor amigo de moda

La señora. Esperanza Bastos viste trench de Iame de Lanvin para Ekseption (2.595 euros). Anillo (15.000 euros), gargantilla con diamante amarillo (c.p.v.), brazaletes de oro blanco (c.p.v.) y boquilla (500 euros), todo de Bárcena. Yorkshire terrier. Piccoli Rubini Elena Gilbert. «Te mira a ver qué necesitas, es muy inteligente. La relación con un Yorkshire es especial. Se te mete en el corazón», dice Gema Navarrete, su propietaria. Los Yorkshire terrier son perros dotados de extremo valor. Es una raza independiente y fácil de adiestrar
Perros y dueños crean estilo. Aprovechamos las últimas tendencias, en moda y razas caninas, para este juego de emparejamientos.
Mueven casi 200 millones de euros anuales en España solo en cuidados sanitarios y alimentación, sin contar los estéticos, el turismo, los deportes o incluso terapias para el bienestar, servicios que sus dueños demandan con cada vez más frecuencia. Datos económicos como ese y el surgimiento de nuevas –e inusitadas– vías de negocio reflejan que el perro ha sido aupado a un nuevo estatus, a medio camino entre animal de compañía, objeto de culto, confidente y miniyo. Y lo refrendan también estudios sobre el vínculo afectivo entre dueño y animal como Personas & Mascotas, de la Fundación Affinity. Un 63% de los propietarios reconoce que hace confidencias al perro que no escucha nadie más; un 76% le da un beso diario, y un 85%, un abrazo. Incluso que ven juntos la tele en nueve de cada 10 casos. Tanto cariño repercute positivamente en la salud: quien tiene un perro va un 15% menos al médico que quien no lo tiene, y sus niveles de colesterol, triglicéridos y tensión arterial son más bajos, según dicho informe.

Más pequeños, más caros
Conscientes o no de ello, cada vez hay más personas dispuestas a pagar cantidades elevadas por un perro, a desembolsar a veces miles de euros en un mercado que alcanzó su punto álgido a mediados de marzo: el millonario chino Zhang Gengyun pagó dos millones por una pareja de mastines tibetanos, uno de los cuales se ha convertido en el cánido más caro del mundo, pues costó 1,4 millones de euros. Su envergadura –90 centímetros de alto– y su peso –90 kilos, aproximadamente, hacen suponer gastos de mantenimiento igual de impresionantes. Muy por encima, probablemente, de los entre 700 y 1.500 euros anuales que dedican los españoles de media a sus perros, 5,4 millones de animales, según datos de la Federación Europea de Productores de Alimentos para Mascota (FEDIAF). El 10% de hogares patrios con uno va en aumento, a pesar de la crisis. Será porque quien tiene un perro, tiene un tesoro, sobre todo si se trata de un mastín tibetano.
La etóloga (experta en comportamiento animal) Paula Calvo, que forma parte de la cátedra Fundación Affinity Animales y Salud de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), no esconde su asombro ante la noticia del mastín que vale su peso en rodio. «Lo colgaré en nuestro Facebook», comenta. «Ciertas razas se han convertido en objetos de consumo, de moda, y su precio está sujeto a demanda. Son un objeto de lujo». Sin embargo, no es la primera vez que sucede. Otro ejemplar llegó al millón de euros en 2011, cuando fue adquirido por otro magnate de China. En el país asiático es la raza de moda. Se cree que puebla el Himalaya desde el año 8.000 a.C. y se considera portadora de buena fortuna.
Aunque en España no se les atribuyan este tipo de poderes, perros como el bichón maltés, el bulldog francés, o el carlino han arrasado en los últimos tiempos, sustituyendo a los clásicos pequineses de los 70, los setter, cocker y collies de los 80 o los huskies y los rottweiler de los 90. «El bichón maltés es un perro muy apreciado por su pequeño tamaño y por su carácter adaptable», explica María Usero, del Criadero Villa, en Almería. «Los nuestros están entre los 750 y los 1.000 euros, pero uno de línea de exposición, de entre 1,6 y 2 kilos, puede llegar a costar 5.000 euros. Cuanto más miniatura, más caros son».
El gentleman. Fernando Iglesias lleva chaqueta a cuadros (369 euros), pantalón gris (135 euros) y camisa de piqué blanca (115 euros), todo de Lander Urquijo. Pañuelo (45 euros, aprox.) de Fulham.Braco de Weimar. Logan. «Es un perro leal y noble. Le encanta la cama. Como un ninja, espera a que te duermas y se mete bajo la colcha», dice Daniel González Barrios, su dueño. Esta raza se caracteriza por ser perros cariñosos y obedientes, ideales como perros de guarda.

Lo mismo ocurre con los Yorkshire terrier. Gema dueña de Piccoli Rubini Elena Gilbert, ejemplar cuyo nombre casi supera a su tamaño, retratado en este reportaje, añade que no sabe cuánto costó el suyo, de exposición, porque fue un regalo de su marido. «Pero costara lo que costara, lo vale», subraya. «Tener un perro así es algo muy especial. Son muy inteligentes, y la relación que se crea con ellos es diferente a otras razas. Además, criarlo para exposición, buscar el equilibrio perfecto con el que muestre todas su características, es un reto personal apasionante. Hay que trabajar mucho para que saque el color azul acero oscuro y el dorado de la cabeza que les caracteriza». Los gastos anuales –»si no hay que realizar tratamientos excepcionales», matiza– se situarían entre los 1.000 y los 1.500 euros, pero tampoco lo sabe con certeza. «Es un miembro de la familia, y así lo tratamos. A mi marido lo tiene enamorado, y no le gustaban los perros», concluye.
Las tendencias varían rápido. «Hace dos años estaban de moda los pomerania; ahora el bulldog francés y el bichón maltés. Se llevan los perros miniatura, la gente llega a pagar fortunas por ellos», explican desde el Centro Veterinario Mediterráneo de Madrid. Un bulldog francés para exposición puede costar entre 10.000 y 20.000 euros, explica Bárbara, criadora de esta raza en La Bella Barois, en Castellón. Reconoce que la moda ha favorecido el aumento de la demanda –estrellas de Hollywood como Hugh Jackman, Reese Witherspoon o Leonardo DiCaprio han tenido uno–, pero cree que «en España cada vez se aprecia más al perro como animal de compañía. Aún no estamos a los niveles de Londres o París, donde son animales adorados, pero vamos de camino».

Cafés con carta para perros

Daniel González, dueño del braco de Weimar que protagoniza la fotografía de la portada, sí parece adorar a su perro: «Logan es mi mejor amigo». Este madrileño afirma que su perro le ayudó a superar una muy mala racha. «Siempre había querido tener uno fuerte que me acompañara a la montaña, y esta raza me llamaba la atención. Se me juntaron problemas de salud, laborales y personales, y decidí hacerme con uno». Está convencido de que la dedicación que implica tener un cachorro le ayudó a superar el bache. «Durante tres meses estuve educándolo para poder llevarlo a todas partes conmigo. Eso me mantuvo la cabeza ocupada», explica. Mantener a Logan no es barato, unos 1.200 euros anuales, calcula, si no hay que operarlo. «De cachorro tuvo un problema intestinal y el ingreso más la intervención costaron 1.600 euros. Era todo el presupuesto para un año, pero no me lo pensé».
Como otros dueños, lamenta que en España existan tantas restricciones para estos animales en espacios públicos y establecimientos, «más aún si tienes uno grande. Te miran como a un bicho raro». En metrópolis europeas como Ámsterdam los perros pueden viajar en transporte público urbano, y en Bélgica acceden a prácticamente todo tipo de establecimientos. Pero en devoción por los cánidos, Japón se lleva la palma: se calcula que uno de cada cuatro japoneses tiene uno, según el Pet Food Institute of Japan. Allí existen losdog cafés, cuya carta incluye comida para perros y personas. Japonesa es también la cadena hotelera Wan Wan Paradise, que cuenta con fotógrafos, entrenadores, piscina o deportes perrunos.
En España, a pesar de la crisis, el mercado de la sanidad y nutrición animal facturó 184,12 millones de euros en 2012, un 5% más que en 2011, según datos de Veterindustria, la asociación de referencia en el sector. «Cada vez hay más perros, y quien lo tiene quiere seguir cuidándolo bien», corrobora Paula Calvo. «La industria de la estética, los paseadores, incluso los psicólogos caninos llevaban años con un crecimiento espectacular, pero se frenó en 2011». Sin embargo, una búsqueda en Internet bajo los términos «spa canino» refleja que aún existe una amplia oferta de servicios que desafían la expresión ‘qué vida más perra’: enwww.doghouseibiza.com se ofrecen desde tratamientos con aceite de germen de trigo o blanqueantes para el pelaje hasta flores de bach para combatir el miedo o la depresión de los canes. Existen, incluso, funerarias para animales, como San Francisco de Asís, en Córdoba, donde venden ataúdes a medida e incineran a mascotas.
El fortachón. Nacho Ozalla lleva jeans desgastados de Just Cavalli (211 euros) y botines metalizados de Dior Homme (580 euros). Pitbull Terrier americano. Red Naia. "Es una raza amigable y amistosa con las personas, protectora con los niños, fuerte y constante para el trabajo noble por naturaleza", explica su propietaria. Se caracterizan por ser mascotas excepcionalmente fieles a sus dueños, que, bien adiestradas, muestran carácter alegre y distendido.

El fortachón. Nacho Ozalla lleva jeans desgastados de Just Cavalli (211 euros) y botines metalizados de Dior Homme (580 euros). Pitbull Terrier americano. Red Naia. «Es una raza amigable y amistosa con las personas, protectora con los niños, fuerte y constante para el trabajo noble por naturaleza», explica su propietaria. Se caracterizan por ser mascotas excepcionalmente fieles a sus dueños, que, bien adiestradas, muestran carácter alegre y distendido.

Una razón para levantarse

Calvo está de acuerdo en que España ha cambiado mucho, «pero aún estamos muy lejos de países como EEUU en lo referente a derechos de los perros y desarrollo de la industria que los rodea». Solo en San Valentín de 2013 los americanos gastaron 800 millones de dólares (580 millones de euros) en regalos de inspiración cupido para sus mascotas, desde huesos con forma de corazón a collares rojo pasión, pasando por ramos de flores comestibles. Lo afirma la American Pet Product Association (APPA), y añade que ese mismo año sus compatriotas gastaron 55.000 millones de dólares (40.000 millones de euros) en productos para sus animales de compañía, un 20% de lo cual fue a parar a perros. Falsos abrigos de visón, disfraces, jerséis y comederos personalizados, servicios de manicura, o blanqueado de dientes son solo algunos ejemplos.
A la etóloga de la UAB no le extraña. «Cada vez más el perro tiene el rol de miembro de la familia, y ocho de cada 10 dueños lo ven como una razón para levantarse por la mañana. Al final, acabas tratándolo como a uno más. Además, influyen positivamente en el desarrollo y en el bienestar humano», apunta. Este es precisamente el campo de estudio de la cátedra de la que forma parte, única en España. Calvo se muestra convencida de que «compartir la infancia con un perro ayuda al desarrollo psicológico y emocional. Fomenta la empatía y el saber compartir».
Mariángeles Castro, dueña de Villa Liberty’s Red Naia –Red Naia para los amigos–, cree que esta pitbull ha enseñado a sus hijos a respetar a personas y animales (dcha.). «Es una raza que no tiene buena prensa, pero mi experiencia después de haber tenido cuatro, uno de ellos durante 16 años, es que son muy cariñosos, fieles y leales. Te dan mucho cariño, te ríes, aportan muchas cosas». Incluso plantan cara a la electrónica: un 80% de los niños prefiere este animal a los videojuegos. «Quien tiene un perro va menos al médico, para empezar porque está obligado a salir a pasearlo media hora cada día. Las mascotas redundan en un menor gasto público. Aunque solo fuera por eso, las ciudades deberían tratarlos mejor», insiste Calvo.
Barcelona ha tomado la iniciativa. Desde septiembre permitirá que los perros viajen en el metro. Aunque, de momento, tenga que ser en el último vagón.
1. Sérum Idéalia Life.

Hidratación extrema

La producción de moda que ilustra estas páginas está protagonizada por seis perfiles muy diferentes. A pesar de la diversidad de estilos, edades y rasgos, la maquilladora María Moreno y su asistente Josh Fernández contaron en todo momento con la amplia gama de tratamientos Vichy como principal aliada. El sérum Idéalia Life de Vichy (1) resultó clave a la hora de tratar las pieles más secas y castigadas por los agentes agresores externos habituales, como contaminación, tabaco o incluso estrés. Para refrescar y revitalizar la piel, los estilistas apostaron por Vichy Aqualia Thermal (2) y por Hydra Mag C+ (3) en el caso de los modelos masculinos. Buscando un extra de frescor, Aqualia Thermal Sérum (4) ayudó a conseguir luminosidad y vitalidad en los rostros que presentaban mayores síntomas de cansancio; mientras que la BB Cream de Capital Soleil (5) mejoró el tono natural de los rostros, a la vez que mantuvo las pieles homogéneas durante toda la jornada. Para el pelo, los estilistas recomiendan el champú Dercos Neogenic (6), ideado para cabellos faltos de cuerpo y con escasez de densidad.
Más información: catedraanimalesysalud.uab.es
Agradecimientos: Peluquería Canina Suaves. Plaza del Doctor Laguna, 9, local 3 A. Madrid. Tel.: 91 875 41 89. www.peluqueriacanina-madrid.es

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.