Moda

Delphine Arnault en Vuitton

Con Karl Lagerfeld. | Gtres
Aire a lo Unma Thurman pero con chaqueta de tweed, representa la cima del éxito profesional y económico. La expresión «niña de papá» cobra significado en la persona de Delphine Arnault, la heredera que creció entre algodones de alta costura y aroma a cuero de lujo. Estudió en los mejores colegios y se sentó en un consejo de administración cuando sus coetáneos aún hacían prácticas. Ella tuvo la suerte de hacerlas en el grupo donde muchos matarían por tener nómina: LVMH. Por algo Delphine Arnault es hija del hombre más rico de Francia. Conocida en el país como la princesa del super lujo, la primogénita del presidente de LVMH ya cuenta con un carrerón como empresaria y ahora va a convertirse en la vicepresidenta ejecutiva de Louis Vuitton, el mástil del imperio líder en ventas de productos exclusivos.Ocupará el codiciado sillón a partir de septiembre. Se encargará de supervisar las actividades de la firma más cuidada en el grupo que dirige Bernard Arnault. Vuitton cuenta con una cifra de negocio de más de 7.000 millones de euros y es la marca que más contribuye a los beneficios de LVMH. Durante la presentación de los resultados anuales el pasado mes de enero el empresario ya explicó que la estrategia de futuro de la marca de marroquinería pasa por elevar un escalón más la calidad de la oferta y centrarse en los productos más desconocidos y exclusivos, sobre todo en los artículos de cuero, que gozan de alto consumo en China.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.