Cocina

17 de abril, Día Mundial del Malbec

 

A TRAVÉS DEL MALBEC ESCORIHUELA GASCÓN BUSCA SER UN FIEL INTÉRPRETE DE LOS TERROIRS MENDOCINOS

 

 

Buenos Aires, 5 de abril de 2021 – Con 130 hectáreas plantadas de Malbec, la cepa insignia de la Argentina que el 17 de abril celebra su Día Mundial está presente en todo el portfolio de Escorihuela Gascón. Hoy los Malbec de esta bodega emblemática de Mendoza dedicada a la elaboración de vinos de alta gama apuntan a reflejar cada uno de los particulares terroirs de los que provienen a partir de una agricultura de precisión y un fuerte compromiso con la sustentabilidad.

Nosotros intentamos hacer malbecs que hablen directamente del lugar de donde crecieron esas uvas; malbecs directos que representen fielmente nuestro terroir”, afirma Matías Ciciani Soler, enólogo de Escorihuela Gascón. “En los últimos años hemos venido trabajando en entender que el vino se hace en el viñedo. Nuestra intención es intervenir lo menos posible en lo que la uva nos aporta de nuestro terroir y simplemente ser intérpretes de ese terroir, no intentar modificarlo”, agrega.

Elaborados bajo el concepto de agricultura de precisión, las etiquetas que integran el portfolio de la bodega –Escorihuela Gascón Malbec, Escorihuela Gascón Gran Reserva Malbec, Escorihuela Gascón Organic Vineyard Malbec, Pequeñas Producciones Malbec y DON Malbec– combinan uvas de viñedos antiguos con las de otros más jóvenes, emplazados a mayor altura, lo que da lugar a vinos de mayor frescura. Esa tendencia se suma a un manejo cada vez más medido de la crianza en barricas, lo que colabora con la buscada “transparencia” de los vinos al terroir.

Hoy un factor de gran peso en los vinos de Escorihuela Gascón es el manejo sustentable de los viñedos, y allí el Malbec es protagonista. “Estamos llevando adelante un plan de recambio de Malbec en Agrelo, nuestra finca más antigua”, cuenta Ciciani Soler, enólogo en la bodega desde 2014. “Hemos replantado, colocando clones que están mejor adaptados a nuestro terroir, con sistemas que utilizan de manera más eficiente el manejo del agua; todo esto redunda en una viticultura más sustentable”, explica.

 

“Otro de los cambios más importantes que empezamos a hacer desde hace ya 15 años es manejar nuestros viñedos de forma orgánica, e incluso biodinámica como en nuestra finca de El Cepillo (Valle de Uco)”, agrega. De allí proviene el Escorihuela Gascón Organic Vineyard Malbec, un tinto orgánico que además se destaca por no tener crianza en barrica, lo que da lugar a un vino de alta gama en donde el potencial de guarda no surge del aporte de la crianza sino del cuidado manejo del viñedo.

 

El Día Mundial del Malbec se celebra el 17 de abril en homenaje a ese día de 1853 en el que se presentó ante la Legislatura Provincial de Mendoza el proyecto que contemplaba la creación de una Quinta Normal y una Escuela de Agricultura. Dicho proyecto proponía incorporar nuevas variedades como medio para mejorar la industria vitivinícola nacional. Dentro de las “cepas francesas” que llegaron de la mano del agrónomo Michel Aimé Pouget, contratado como director de la Quinta Agronómica de Mendoza por Domingo Faustino Sarmiento, se encontraba el Malbec.

Pequeñas Producciones Malbec

La añada 2019 de Escorihuela Gascón Pequeñas Producciones Malbec, uno de los Malbec más representativos de esta bodega, acaba de obtener 93 puntos del prestigioso crítico inglés James Suckling.

Pequeñas Producciones es un vino con el cual buscamos la precisión a través de un blend de uvas provenientes de cuatro viñedos en el que mezclamos dos conceptos –cuenta Matías Ciciani Soler–. Por un lado, el de las vides antiguas que aportan taninos que brindan cierto graso a la estructura; dos de los viñedos (Las Compuertas y La Consulta) tienen más de 100 años e incluso uno es anterior al primer censo vitivinícola. Por otro lado, el de los viñedos más modernos de altura del Valle de Uco (Chacayes y el Cepillo), que aportan la mineralidad, la fruta y un toque herbal característico”.

Los cuatro componentes que integran el blend de Pequeñas Producciones son elaborados por separado. Inicialmente, el 70% del vino se fermenta en tanques de acero inoxidable y el 30% restante en barricas de 390 litros; el blend se realiza al año y parte del vino atraviesa una crianza en barricas de primer y segundo uso, mientras que otra parte permanece en tanques de acero inoxidable para conservar la frescura de la fruta.

La cosecha 2019 destacada por Suckling corresponde a un año relativamente cálido, cuenta Ciciani Soler, “que favoreció la madurez óptima y la sanidad de la fruta, así como un buen balance entre la acidez y el azúcar”. Como ya es habitual en los Malbec de Escorihuela Gascón, se trata de un tinto de mucha frescura. En su nariz se perciben aromas a hierbas de montaña, como el tomillo o la jarilla, las violetas y los frutos negros. En la boca combina un paso muy fluido con una estructura media alta; allí reaparece la fruta negra, con algunos toques de chocolate aportados por la crianza. Se destacan la acidez y la mineralidad que aportan los componentes de altura, combinados con el tanino con cierto graso de los viñedos antiguos.

Los precios de venta sugeridos de los Malbec de Escorihuela Gascón, disponibles en su tienda online – https://www.tienda.escorihuela.com/- son:

  • Escorihuela Gascón Malbec: $900
  • Escorihuela Gascón Gran Reserva Malbec: $1.350
  • Escorihuela Gascón Organic Vineyard Malbec: $1.550
  • Pequeñas Producciones Malbec: $2.200.
  • DON Escorihuela Gascón Malbec: $6.200

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.