20 DE NOVIEMBRE- DIA MUNDIAL DE LA ENFERMEDAD PULMONAR OBSTRUCTIVA CRÓNICA (EPOC)

EPOC: UNA COMPLETA GUIA CON TODO LO QUE NECESITAS SABER

¿Qué es la EPOC y a qué síntomas hay que estar alerta? ¿Se produce sólo por la adicción al tabaco o puede desarrollarse por otros factores? ¿Los fumadores pasivos también pueden padecerla? ¿Hay alguna relación entre la contaminación y la EPOC? Vapeadores y cigarrillos electrónicos, ¿se ha observado el desarrollo de alguna enfermedad pulmonar asociada? Si alguien fumó durante 10 años, por ejemplo, de los 20 a los 30, ¿puede igual desarrollar la enfermedad más adelante aunque haya dejado la dependencia? ¿Cómo se diagnostica? ¿Qué estudios hay que hacer y con qué frecuencia? A continuación, la jefa del Área de Neumonología de la Fundación CIDEA, la doctora Verónica Lawriwskyj, responde todo ello y más.

*¿Qué es la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)? La EPOC es una enfermedad frecuente, prevenible y tratable que se caracteriza por síntomas respiratorios persistentes y limitación del flujo aéreo causada por alteraciones de las vías aéreas o de los alvéolos, usualmente producidas por una exposición significativa a partículas o gases nocivos. Por ejemplo, humo de tabaco, humo de combustibles domésticos para cocinar y calentar, polvos, vapores, gases y otros productos químicos profesionales.

Señales de alerta:

  • La disnea (dificultad respiratoria) crónica y progresiva es el síntoma más característico de la EPOC. Es persistente y empeora característicamente con el esfuerzo.
  • Tos crónica: puede ser intermitente y no productiva. Sibilantes recurrentes. Expectoración crónica: con cualquier patrón.
  • Infecciones recurrentes de las vías aéreas inferiores.
  • Antecedentes de factores de riesgo: Factores del huésped (genéticos, anomalías congénitas/del desarrollo, otros). Antecedentes familiares de EPOC y factores en la infancia: bajo peso al nacer, infecciones respiratorias infantiles.

*¿Cómo se diagnostica? Debe considerarse el diagnóstico de la EPOC en todo paciente que presente disnea (falta de aire o falta de aliento), tos crónica o expectoración y/o antecedentes de exposición a cualquiera de los factores de riesgo de la enfermedad.

*¿Se produce sólo por la adicción al tabaco o puede desarrollarse por otros factores? El tabaquismo es la exposición de mayor riesgo para la EPOC, pero también pueden contribuir exposiciones ambientales como los combustibles de biomasa y la contaminación atmosférica (por ejemplo cuando se utilizaba cocina a leña, aunque actualmente en algunos lugares muy carenciados nuevamente se utiliza cocinar o calefaccionar con productos que se queman cuyo humo puede generar EPOC con los años). Los pacientes con EPOC sufren más exacerbaciones y hospitalizaciones repetidas por causa de la contaminación ambiental. Además, existen factores dependientes del huésped (anomalías genéticas, desarrollo pulmonar anómalo y envejecimiento acelerado) que pueden predisponer a padecer EPOC.

*¿Los fumadores pasivos también pueden sufrir EPOC? Es menos frecuente. Se observa más que nada un aumento del riesgo de desarrollar cáncer de pulmón en los pacientes expuestos a tabaquismo pasivo.

*Si alguien fumó durante 10 años, por ejemplo, de los 20 a los 30 años ¿puede igual desarrollar la enfermedad más adelante aunque haya dejado la dependencia? La posibilidad de desarrollar la EPOC es multifactorial. Asimismo, no sólo se trata de la cantidad de años que fumó, sino también de la cantidad de cigarrillos por día. Si el paciente deja de fumar, puede presentar los síntomas años después, y al consultar por los mismos, tener el diagnóstico de EPOC.

*Vapeadores y Cigarrillos Electrónicos, prohibidos por la ANMAT: La población debe estar advertida sobre el uso de los vapeadores y cigarrillos electrónicos ya que se ha observado el desarrollo de enfermedad pulmonar asociada, la cual se denomina “lesión pulmonar asociada al uso de cigarrillo electrónico” (EVALI son sus siglas en inglés). La misma ya fue descripta en varios pacientes que utilizan los vapeadores o cigarrillos electrónicos, y la mayoría de ellos presentaron cuadros graves y hasta mortales.

En la Argentina, los vapeadores y cigarrillos electrónicos están prohibidos por la ANMAT, por lo tanto cualquier dispositivo que se adquiera no está regulado de ninguna manera en nuestro país. Incluso, ¨la ANMAT ha enviado una advertencia a la comunidad médica, informando e invitando a comunicar si algún paciente tuviera síntomas que se pudieran relacionar con el uso de los vapeadores¨, detalla la especialista. Es importante remarcar que el cigarrillo electrónico o vapeador NO tiene datos suficientes de que colabora en dejar de fumar. ¨Genera dependencia al mismo, y además no es seguro su uso ya que se reporta daño pulmonar así como también se han descripto pacientes que han tenido accidentes y quemaduras por fallas de la batería de dichos dispositivos¨, asegura Lawriwskyj.

*Una vez diagnosticada, ¿cómo se puede mejorar la calidad de vida? ¿Hacer ejercicio ayuda? Cuando se diagnostica la enfermedad lo primero que se debe realizar es la CESACIÓN TABÁQUICA, que es la medida más importante a tener en cuenta. Luego, se disponen de distintas estrategias terapéuticas, la mayoría se refieren al uso de broncodilatadores de acción prolongada y por supuesto, realizar ejercicio es algo beneficioso para el paciente. De hecho, se puede indicar Rehabilitación Respiratoria para pacientes moderados y severos, que mejoran la tolerancia al ejercicio y la calidad de vida de los pacientes.

*¿Cuáles son los beneficios de detectarla a tiempo? Detectar la EPOC en forma precoz permite realizar la intervención terapéutica más importante que es que el paciente deje de fumar, y por otro lado, la medicación requerida ayuda a evitar las exacerbaciones y con ello mejorar la calidad de vida.

*¿En qué consisten los tratamientos actuales? Se basan predominantemente en inhaladores compuestos por broncodilatadores. Hoy existen en el mercado distintas opciones: algunos pacientes se benefician con el agregado de corticoides inhalados en grupos seleccionados, la oxigenoterapia en pacientes severos y con oxigeno bajo en sangre es parte de la terapéutica a evaluar en pacientes severos, y la rehabilitación respiratoria.
El enfoque actual se basa en lo que se denomina medicina de precisión, donde se busca caracterizar al paciente lo mejor posible, con distintos marcadores (por ejemplo, un análisis de sangre que nos muestre que cantidad de glóbulos blancos del tipo eosinófilos que tiene) para adecuar el tratamiento a cada uno. Se encuentran en desarrollo algunas nuevas terapéuticas que son evaluadas para saber si son eficaces y seguras para el grupo de pacientes que presenta exacerbaciones (crisis o empeoramientos) en forma frecuente, lo que determina que este más  grave y tenga menor sobrevida.

*¿Qué estudios hay que hacer y con qué frecuencia? Es preciso realizar una espirometría para establecer el diagnóstico; un cociente FEV1/FVC < 0,70 tras la prueba broncodilatadora confirma la presencia de una limitación persistente del flujo. La espirometría es la medición más reproducible y objetiva para la detección de la limitación del flujo aéreo. Es una prueba no invasiva y fácilmente accesible. Se puede realizar una espirometría de calidad en cualquier ámbito sanitario y todos los profesionales que atiendan a pacientes con EPOC deben tener acceso a su práctica.
Es esencial un seguimiento sistemático de los pacientes con EPOC. Hay que controlar los síntomas, las exacerbaciones y las mediciones objetivas de la limitación del flujo aéreo para determinar cuándo se debe modificar el tratamiento e identificar las posibles complicaciones o enfermedades concomitantes que aparezcan. Generalmente en pacientes estables las consultas cada 2 o 3 meses es la práctica habitual.

*¿En los últimos años incrementó la cantidad de pacientes mujeres? La prevalencia en el mundo de la EPOC viene en aumento, principalmente por el crecimiento de la enfermedad en la población femenina. Si bien aún es más frecuente en hombres, en países desarrollados la causa de EPOC en las mujeres es el humo de tabaco, y en los países en vías de desarrollo se deben también a exposición de humo de biomasa (cocina a leña por ejemplo). Las mujeres con EPOC también muestran un grado mayor de estrés psicológico y una sensación peor de control de los síntomas. Todos estos fenómenos se han asociado a un peor funcionamiento en las tareas sociales, una frecuencia mayor de exacerbaciones, estancias más prolongadas durante los ingresos y un incremento de la mortalidad. En el caso de las mujeres fumadoras, tienen mayor dificultad que los varones para abandonar el hábito tabáquico, aunque las que lo logran tienen mayores beneficios que sus pares masculinos. La prevalencia en Argentina fue evaluada con el estudio EPOC.AR, entre el 2014 al 2016, donde se encontró una prevalencia en nuestro país de 14.5%, hallándose una asociación con la edad, sexo masculino, tabaquismo, nivel socioeconómico bajo y antecedentes de tuberculosis.

Asesoró: Dra. Verónica Lawriwskyj, jefa del área de Neumonología de la Fundación CIDEA (Centro de Investigación de Enfermedades Alérgicas y Respiratorias). MN: 104815
www.fundacioncidea.org.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.