Actualidad

Pórtense bien por Jorge Elías

EL MANUAL DE BUEN COMPORTAMIENTO DEL GOBIERNO DE MÉXICO, UNA SUERTE DE BIBLIA, NADA TIENE QUE ENVIDIARLES A LAS CAMPAÑAS DE ARGENTINA Y ESPAÑA CONTRA LA DESINFORMACIÓN

Para la Biblia de AMLO son dichosos aquellos que no se contaminaron “de un pragmatismo extremo»

Afortunados los mexicanos, que cultivan “el entendimiento del pasado y la ayuda en la construcción de un mejor futuro”. Tan afortunados que, gracias a Andrés Manuel López Obrador, alias AMLO, han sido glorificados por la Guía Ética para la Transformación de México.

Una suerte de Biblia después de haber padecido “el régimen neoliberal y oligárquico que imperó en el país entre los años ochenta del siglo pasado y las dos primeras décadas del siglo XXI”.

Ese estigma, dice, “machacó por todos los medios la idea de que la cultura tradicional del pueblo mexicano era sinónimo de atraso y que la modernidad residía en valores como la  competitividad, la rentabilidad, la productividad y el éxito personal en contraposición a la fraternidad y a los intereses colectivos”.

Nada de eso, mis cuates (amigos). Pórtense bien. Gracias a la prédica evangélica del gobierno, los mexicanos ya no deberán “acomodarse a los vaivenes de la economía”.

En el pasado reciente, “los más altos funcionarios dieron ejemplo de comportamientos corruptos y delictivos y de desprecio por el pueblo y hasta por la vida humana”.

La nueva consigna, la de AMLO: “Cuida tu vida y la de los demás. No la desperdicies en cosas que tú mismo consideras que no valen la pena. Otórgale un sentido y un propósito hasta el fin de tus días”.

Amén.

El manual de AMLO resume aquello que uno puede hacer y que no puede hacer

¿Qué es una nación?, disparó en 1882 el historiador francés Ernest Renan en La SorbonaPrusia había anexado las provincias francesas de Alsacia y Lorena tras la guerra de 1870. El alma de una nación, según Renan, se divide en dos partes: una arraigada al pasado y otra librada al futuro. Argentina, de ser auscultada, ha de ser uno de los pocos países que proyecta el porvenir con nostalgia. Mira más hacia las grandezas y las penurias de ayer que hacia las oportunidades de mañana. ¿De qué vale escarbar tanto en el pasado si los planes a largo plazo concluyen el fin de semana siguiente?

El gobierno de Alberto Fernández, también tocado por el rayo divino, pretende liberar a los argentinos de las fake news (noticias falsas), popularizadas por Donald Trump, con un observatorio de la desinformación y la violencia simbólica en medios y plataformas digitales. Se llama Nodio. O no odio. Glamoroso, como todo afán de censura. Un escudo de la Defensoría del Público para «proteger» a las personas, aparentemente incapaces de discernir, por medio de la «detección, verificación, identificación y desarticulación de las estrategias argumentativas de noticias maliciosas y la identificación de sus operaciones de difusión».

Otra bendición.

El Ministerio de la Verdad, como supo llamarlo George Orwell en su novela 1984, se hace viral.

Y, por fortuna, el gobierno de España publicó el 5 de noviembre en el Boletín Oficial del Estado la orden del Procedimiento de Actuación contra la Desinformación para “actuar contra la desinformación” en los medios locales y adoptar medidas en contra de cualquier campaña de falsas noticias que provenga del exterior.

Una forma de “atajar la desinformación” y vigilar a los medios de comunicación, pillos sin los hay, para evitar las noticias falsas que “quieren influir en la sociedad”, según Carmen Calvo, vicepresidenta primera del gobierno izquierdista de Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Iglesias (Unidas Podemos).

Albricias.

“La libertad es el conjunto de decisiones que te son permitidas por las leyes y por tus propias capacidades”

La Biblia de AMLO, cual revisión del Evangelio de San Mateo, va más allá. Dichosos aquellos que no se contaminaron “de un pragmatismo extremo en el que toda consideración humana y todo interés nacional se desechaba en aras de la ganancia desmedida”.

Procura ser un canto a la vida, la dignidad, la libertad, la paz, el amor, la gratitud, el perdón y otras virtudes mientras, pequeño detalle, según la organización Causa en Común, 70.000 personas fueron asesinadas en México durante los dos primeros años del sexenio presidencial.

Moralina para acatar, no para reflexionar.

El manual de 32 páginas y 20 capítulos, lanzado por AMLO como una hoja de ruta, resume aquello que uno puede hacer y que no puede hacer. “La libertad es el conjunto de decisiones que te son permitidas por las leyes y por tus propias capacidades”, revela. En realidad, ilumina a sus compatriotas y la humanidad. Quizá como las varas de Argentina y España contra la pérfida desinformación.

Muestras de respeto a la inteligencia de los ciudadanos, incapaces de desentrañar la diferencia entre el bien y el mal o entre la verdad y la mentira.

Bienaventurados los mansos. Y, nuevamente, amén.

Jorge Elías

Twitter: @JorgeEliasInter | @Elinterin

Instagram@JorgeEliasInter | @el_interin

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.