Deportes

Cómo elegir el reloj cuando empezás a entrenar por Sebastián Zamperoni

Por Sebastián Zamperoni, entrenador GARMIN

¿Hacés tu rutina de fitness en casa? ¿Salís a caminar de forma activa o empezaste a correr? ¿Con qué intensidad vas a entrenar? ¿Buscás monitorear tu actividad diaria? ¿Planeás hacer ciclismo, golf o natación? Lo primero que debemos pensar al momento de elegir un reloj deportivo es qué uso le vamos a dar en el presente y cuál es nuestra meta a futuro, ya que son piezas diseñadas para durar. Puede ser desde conocer el ritmo cardíaco o la cantidad de pasos que damos en un día normal hasta monitorear la evolución de un entrenamiento de alto rendimiento. A partir de eso podrás identificar tus necesidades.

Con los años, cambió bastante lo que buscamos en un reloj deportivo: antes, un cronómetro con lap era suficiente, pero hoy hay una gran cantidad de modelos para que cada usuario elija. Tecnología innovadora, uso sencillo, diseño atractivo y precio competitivo se conjugan en los relojes deportivos de Garmin, pionero y líder en la implementación de GPS en estos productos.

Es fundamental que un reloj deportivo cumpla con cinco funciones iniciales: medir distancia con o sin GPS, medir el pulso, permitir cronometrar y lapear, permitir la visualización en pantalla varios datos al mismo tiempo y poder analizar esa información para medir el progreso. Desde esa base, es momento de pensar qué modelo se ajusta a cada persona. Si solo quiero un reloj para nadar, ya sea de forma amateur o profesional, en pileta o aguas abiertas, elegiría el Garmin Swim 2, que cumple con todas las expectativas para esa actividad. Para los que arrancan a correr, el caso es distinto, ya que hay una gama mucho más amplia de modelos. Si apuntamos a mejorar nuestra calidad de vida y estado físico general a través del running, un modelo básico –como el Forerunner 35– cuenta con todas las funciones necesarias; pero si queremos progresar en esa actividad, por ejemplo corriendo carreras, deberíamos ir hacia modelos más completos como el Forerunner 235, si tenemos la meta de agregar otros deportes a nuestra lista, buscaría un modelo más completo, como un Forerunner 245, 945 o un Multideporte Fénix 6.

Más allá de qué deporte o actividad practiquemos, un reloj deportivo permite –desde la muñeca–, realizar un monitoreo de las actividades que nos apasionan y ayudan a nuestro bienestar.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Un comentario

  • Gustavo Blanco

    Buenas tardes…. Quisiera contactar al profesor Sebastian Zamperoni quien me entrenó en 2004

    Por favor si tiene algun mail o celular de contacto se lo agradeceria.

    Un gran saludo
    Gustavo Blanco

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.