Espectáculos

Todo por el pròjimo

Mariah Carey llenò el Central Park para recaudar fondos para las víctimas del huracán Sandy, con un concierto benéfico en la ciudad de los rascacielos acompañada por la Orquesta Filarmónica de Nueva York, organizado por la Liga Nacional de Béisbol.
   Y es que nada impidió que Carey brillara en Nueva YorkNi la amenaza de lluvia que se cernió durante toda la tarde sobre la Gran Manzana ni las peticiones de sus médicos para que guardara reposo después de dislocarse el hombro hace unos días durante el rodaje de un videoclip.
   Ante más de 50.000 personas que se acercaron hasta la explanada «Great Lawn» de Central Park, la diva neoyorquina apareció sobre el escenario condos vestidos espectaculares. El primero, blanco y ajustado hasta los pies que acompañó con dos cabestrillos: uno de pelo blanco y otro del mismo color lleno de diamantes a juego con el vestido.
   El tercer cabestrillo con el que sorprendió fue uno negro lleno de plumas que conjuntó con un vestido lleno de brillantes y con un pronunciado escote.
   Sin ninguna duda, una manera más de demostrar que se puede ser muy elegantes a pesar de estar con un brazo dislocado. Y que nada impide que la cantante continúe deslumbrando con su voz a todo el que se le ponga por delante.  
   Casi dos horas de concierto se cerraron con fuegos artificiales que iluminaron la silueta de los rascacielos que rodean el pulmón verde de la Gran Manzana, y todo ello por una buena causa, para ayudar a los cientos de neoyorquinos que todavía siguen sufriendo los efectos del huracán Sandy.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.