Salud

CONSUMO DE SAL Y EL COSTO PARA LA SALUD por el Dr. Miguel Carlos Sangiovanni

 

Por el Dr. Miguel Carlos Sangiovanni, Master en Hipertensión Arterial y
Mecánica Vascular de DIM CENTROS DE SALUD M.N. 78.412 – M.P. 222789

 

El cloro y el sodio son minerales esenciales para múltiples funciones vitales de nuestro organismo pero como todo, especialmente el último, en exceso, pasa a ser nocivo.

Ambos minerales juntos conforman una sal que se llama Cloruro de Sodio (Cl-Na) y como todos sabemos es “salada”. Fácil de reconocer en los alimentos como fiambres, embutidos, panadería, caldos en cubitos e infinidad de alimentos comercializados y por supuesto lo que contiene el salero.

Ya si hablamos de Sodio, de manera aislada, carece en absoluto de sabor y aroma pero es muy útil en alimentos procesados, conservas enlatadas, gaseosas y procesados por su propiedad de “conservación”.

Reducir la ingesta de Sodio en general es la clave y no sólo limitado a los pacientes hipertensos (base esencial del tratamiento por encima de lo farmacológico) sino para todos ya que está comprobado que el exceso de su consumo por años predispone al inicio de la hipertensión arterial y aumenta el riesgo cardiovascular. Tal es la problemática que en los últimos años ha cambiado la visión en pediatría y adolescencia respecto al incremento de Hipertensión arterial, Obesidad y Diabetes 2(del adulto).

Recomendaciones para reducir el consumo de sal

?        Para los adultos: la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda consumir menos de 5 gramos (un poco menos que una cuchara de té) de sal por día.

?        Para los niños: la OMS recomienda ajustar a la baja, para los niños de 2 a 15 años, la ingesta máxima recomendada para los adultos en función de las necesidades energéticas en relación con las de los adultos. Esta recomendación no comprende el periodo de lactancia natural exclusiva (de 0 a 6 meses), ni el de alimentación complementaria de la lactancia natural (de 6 a 24 meses)

El cambio de hábitos y su concientización es la clave. Acostumbrarse a “nuevos sabores” como el limón y especias hace que la transición sea menos compleja para quienes están acostumbrados a ingerir sal en exceso.

Acostumbrar a los niños a evitar el exceso de consumo los ayudará a evitar diversas enfermedades a futuro.

 

VIDEO SOBRE ESTA TEMÁTICA PUEDE VERSE EN https://www.facebook.com/dimclinicaprivada/videos/216687175945234/

 

Más en dim.com.ar

En redes: @dimclinicaprivada

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.