Salud

Exposición al sol: cómo influye en nuestro ADN y en el envejecimiento de la piel 

El fotoenvejecimiento se produce por una sobreexposición al sol. Los rayos ultravioletas afectan al ADN, dañándolo y causando el envejecimiento prematuro de la piel.

 

Argentina – Enero de 2023. Comienza el verano y nos exponemos más al sol . A pesar de que algunos días sean nublados, los rayos UV afectan igual a nuestra piel, ocasionando un riesgo en nuestra dermis. Por eso, es importante conocer cuál es la predisposición que tenemos a la  sensibilidad de los rayos ultravioletas para cuidarnos y evitar posibles enfermedades.

 

Qué es el fotoenvejecimiento y cómo influye en nuestro ADN

El envejecimiento facial es un signo de desgaste epidérmico que aparece en la cara debido a los efectos del sol.

Para que se produzca el fotoenvejecimiento, los rayos ultravioletas deben penetrar en las células de la piel, afectando la producción de colágeno y elastina. Estos son los responsables de dar a la epidermis una sensación suave y elástica que, normalmente, se le atribuye a las características propias de la juventud. Pero cuando la persona se expone continuamente a los rayos UV, acelera el proceso de envejecimiento cutáneo, ya que provoca la destrucción de células tempranas.

Asimismo, los daños no solo se aprecian en la apariencia física, sino que también derivan en problemas más serios, como la alteración en el ADN celular que, a la larga, suele ser el causante del cáncer de piel.

 

El poder de la genética para proteger la piel

La clave para proteger la piel del fotoenvejecimiento es comprender los riesgos y ajustar el comportamiento para asegurar una protección adecuada para la piel en todo momento.

El riesgo a desarrollar fotoenvejecimiento se puede determinar a partir de la propia genética y de esta manera entender cuáles son las principales necesidades de cada piel. En ese sentido, factores ambientales como el clima, el uso de medicamentos y otras predisposiciones genéticas pueden impactar en las características de cada piel.

Genera, el primer laboratorio Latinoamericano especializado en genómica personal, analiza el gen MC14, entre otros, que desempeña un papel fundamental en la regulación del pigmento melanina. En el caso de que el gen sufra cambios en su función, disminuirá la producción de melanina, generará tonos de piel más claros, una menor capacidad de bronceado y un mayor riesgo de sufrir quemaduras solares. Las personas que poseen el alelo T en el marcador rs1805008, presentan una predisposición a una mayor sensibilidad a los rayos ultravioleta.

En ese sentido, descubrir las características y predisposiciones de la propia piel es posible a partir del Test de Bienestar que ofrece Genera.

“Con el informe Genera Skin, las personas recibirán información específica sobre su piel y sugerencias sobre cómo cuidarla mejor. Además, hay otros paneles relacionados con la salud que le indicarán, por ejemplo, sus predisposiciones a diversas enfermedades, cómo reacciona su cuerpo a diferentes medicamentos o qué ejercicios le funcionan mejor”, afirma Ricardo di Lazzaro Filho, médico y socio fundador y co-CEO de Genera. “Nuestra misión es hacer que las pruebas genéticas sean más accesibles para la población y promover el bienestar a través del autoconocimiento”, agrega.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.