Cocina

Chocolate, el mejor permitido

Como no podía ser de otra manera, uno de los manjares más ricos que existe,
tiene su Día Internacional: el 13 de septiembre.
Cuáles son los tips para elegir una opción de calidad y darse un gusto sin culpas.

Asesoramiento: Camila Romeo, Licenciada en Nutrición (MN 10570) miembro del Departamento de Nutrición de New Garden -principal cadena de tiendas de alimentos naturales de Argentina- newgarden.com.ar
Es uno de los alimentos más exquisitos que existe y cuenta con fecha propia para celebrarlo. Es que cada 13 de septiembre se conmemora el Día Internacional del Chocolate en homenaje al nacimiento del escritor británico Roald Dahl, autor de la magnífica historia “Charlie y la Fábrica de Chocolate”. Dahl nació en 1916 y falleció en 1990, pero fue en el año 1995 cuando surgió en Francia el origen de la festividad en su honor.
Aunque de cuna europea, la fecha contó rápidamente con el consentimiento de Estados Unidos, dado que también ese mismo día -pero de 1857-, nació Milton S. Hershey, el fundador y dueño de la Compañía de Chocolates Hershey, una de las marcas famosas conocidas por producir este producto a gran escala.
El chocolate tiene sin dudas un sabor único pero es importante elegir el de mejor calidad para que tenga un efecto beneficioso para la salud. Y para encontrarlo, la recomendación es leer bien las etiquetas”, Camila Romeo, Licenciada en Nutrición (MN 10570) miembro del Departamento de Nutrición de New Garden -principal cadena de tiendas de alimentos naturales de Argentina- newgarden.com.ar
Ingredientes principales
Ya sea de Bélgica, Suiza, Colombia, Ecuador, Venezuela u otra región, el principal y más destacado ingrediente que hace a la delicia de este alimento es el Cacao. Pero en los chocolates que se venden comercialmente no encontramos únicamente eso, también podemos hallar azúcares, algún ingrediente graso e incluso alguna esencia o aromatizante.
De acuerdo con la presencia de estos ingredientes y al origen del grano de cacao, podemos encontrar distintos tipos de chocolate con distintas calidades, sabores y presencia al paladar. Es muy importante, a la hora de salir a comprar este exquisito manjar, leer bien los ingredientes.
Siempre tengamos en cuenta: ¡Cuánto menos ingredientes, mejor!
Los 3 componentes básicos de cualquier chocolate son:
🔸 Pasta de cacao: es el ingrediente base. Se trata del grano de cacao descascarado y tostado lo que hace que se acentúe su delicioso sabor y tiene múltiples propiedades.
🔸 Azúcar: de acuerdo al tipo de chocolate, varía su presencia y concentración. Siempre es preferible optar por variedades con bajo contenido de azúcar ya que nos brindarán mayor porcentaje de cacao y por lo tanto, mejores beneficios.
🔸 Materia grasa: se presenta como manteca de cacao o aceite vegetal. Este es un factor muy importante que va a influir en la calidad y el sabor que nos brinde el chocolate. Se diferencian y destacan en calidad superior aquellos que contienen manteca de cacao como materia grasa.
Cacao: fuente de beneficios
El porcentaje de cacao utilizado al elaborar el chocolate es importante ya que este ingrediente cuenta con propiedades beneficiosas para la salud (además de su delicioso sabor).
¿Cuáles son sus principales beneficios?
  • Es un excelente alimento energético por su contenido en Teobromina
  • Gracias a su contenido en flavonoides facilita la agilidad mental y la concentración.
  • Posee propiedades antioxidantes, variedad de polifenoles que retardan el envejecimiento celular.
  • Nos brinda sensación de bienestar y placer mejorando nuestros estados de ánimo ya que proporciona los aminoácidos necesarios para la producción de Serotonina, la hormona de “la felicidad”.
  • Aporta vitaminas del complejo B, vitamina A y E y minerales como el Potasio, hierro, magnesio, fósforo y zinc.
En cuanto a la cantidad de cacao que contienen podemos diferenciarlos por porcentaje.
­
* Amargo: es el que mayor proporción contiene, siendo superior al 70%. En algunos casos puede llegar al 80% e incluso al 100%. Es la variedad de sabor más intenso.
­ * Semi amargo: con porcentajes inferiores, existen variedades que pueden tener entre un 50 y 70% de cacao. Su sabor es menos intenso que el amargo, pero sigue siendo de intensidad alta.
    
­ * Con leche: generalmente poseen porcentajes menores al 40% de cacao. Su sabor es más suave debido a la presencia de leche y mayor contenido de azúcar y grasa.
­ * Blanco: esta variedad posee un porcentaje mínimo de cacao (menos del 30%), por eso su color es blanco. Es el más dulce y suave debido a la presencia de leche y a que es el que mayor contenido de azúcar y grasa tiene.
Aptos para cocinar
Si vamos a usar chocolate para hacer preparaciones en casa, hay dos grandes grupos: cobertura y baño de repostería. Si bien puede sonar como variedades similares, la preferencia de uno u otro puede cambiar de acuerdo con el uso que se le brinda.
Existen infinidad de preparaciones que se pueden hacer con el chocolate: bizcochuelos, tortas, muffins, helados, bebidas, mousse, galletitas, alfajores y múltiples variedades de postres.
Cobertura: se caracteriza por el ser el más sabroso al paladar, siendo la manteca de cacao la materia grasa que se utiliza para la elaboración de este chocolate. Esto genera un chocolate untuoso y de mayor calidad. A la vista es brillante y al partirlo podemos sentir que es crocante. Si vamos a utilizarlo para cubrir preparaciones o para preparar bombones o tabletas de chocolate caseras, siempre se recomienda que se aplique la técnica del templado, ya que permite que los tres componentes del chocolate se integren bien logrando una terminación más brillante, crocante al paladar y suave al derretirse.
Los especialistas utilizan mesadas de mármol para esparcir y trabajar el chocolate. Una forma casera y más sencilla para aplicar esta técnica es colocando 2/3 del chocolate a baño maría para, una vez derretido, apagar el fuego. De esta forma, serán esos 2/3 de chocolate líquido y caliente, lo que derrita la última fracción del chocolate dejándolo brilloso y atractivo a la vista cuando se le da la estructura deseada.
Baño de repostería: es de menor calidad ya que su materia grasa es aceite. Lo que tiene de ventajoso es que es más sencillo de utilizar ya que no requiere templado. Se recomienda utilizarlo únicamente para cubrir tortas o para preparar bombones, huevos de pascua o tabletas caseras.
Como hemos visto, existe una amplia variedad a la hora de seleccionar un chocolate para consumir, tanto por las distintas calidades, como en los porcentajes de cacao. Conocer estas diferencias nos permitirá disfrutar aún más del consumo de este exquisito alimento.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.