Cocina

Café de García: los nuevos dueños anticipan detalles de una esperada reapertura

De la mano de un grupo inversor local, y de un experto cocinero, el clásico establecimiento de Devoto abrirá sus puertas para fin de año.

Villa Devoto ha recibido una gran noticia en estos días: vuelve el Café de García. Es una excelente noticia para los vecinos del barrio, los foodies y los nostálgicos del Buenos Aires.

Es que el Café de García es una institución que data de 1927que poco tiempo atrás se vio obligado a cerrar luego de casi un siglo de actividad.

El regreso lo hace de la mano del grupo Miranda, en sociedad con el grupo Los Notables, gente con sobrada experiencia en el rubro gastronómico. Conversamos con Francisco Miranda, que además tiene las tres Misiones (tres cafés tradicionales que se encuentran en la zona).

“Estamos en plenas refacciones y esperamos abrir a fin de año”, cuenta Miranda. Y agrega: “Queremos poner en valor al fondo de comercio; y estamos trabajando con la cámara de frío, la fiambrería, la instalación eléctrica y varias cosas más”.

Café de García, un clásico de Devoto

El café, fundado por Metodio y Carolina García, se encuentra en la esquina de Sanabria y Varela, y conserva importantes activos arquitectónicos, culturales y gastronómicos.

La entrada está ornamentada con un buzón, un farol marino, una bomba de agua manual, la rueda de un viejo carro, y antiguas rejas por las que se enredaban unas glicinas que enmarcaban un paseo al que se le ha dado el nombre de sus fundadores:

El salón principal contaba con recias mesas y sillas, todas de madera, tres mesas de billar, piso en damero, una inflación de cuadros que respiraban nostalgia, además de fotos de los personajes ilustres que desfilaron por la casa, como Soledad Villamil, Adolfo Cambiaso o Mariano Mores.

“Lamentablemente, la mesa de billar ya no está, pero queremos conservar la identidad de la casa, tanto en lo estético como en la carta. Respecto de este último punto, al Café de García se lo recuerda por sus picadas. En consonancia con la idea es que contratamos a Diego Gera, un prestigioso cocinero, experto en finger food, para que aggiorne la carta en general y las picadas en particular, sin perder el espíritu”, asegura Miranda.

Las picadas de la casa eran inolvidables, como la especial que rayaba los 19 ingredientes, entre lo que se encontraban albóndigas, berenjenas en escabeche, aceitunas, croquetas, salchichitas, lomito, leberwurst y muchas cosas más.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.