Deco

El microcemento, un aliado para renovar el hogar

 Guía para su aplicación.

 

Vivir cómodos y a gusto en una casa acorde a nuestro estilo y a las últimas tendencias no implica necesariamente tener que recurrir a grandes gastos. Hoy en día existen una variedad de productos para la construcción que contribuyen a lograrlo.

A la hora de renovar pisos interiores en mal estado y cubrir otros con baldosas sin tener que retirarlas, el microcemento es un gran aliado. Esta solución económica, de rápida aplicación y fácil limpieza no es más que un revestimiento decorativo para pisos, paredes o complementos como mesadas, escalones y columnas, entre otras aplicaciones, de excepcional resistencia al desgaste que se aplica en espesores de 2 a 3 mm, sin necesidad de sacar pisos o terminaciones existentes. Además uno mismo lo puede colocar, ahorrándose los gastos de albañilería.

El microcemento está indicado para uso interior, residencial y comercial, obras nuevas y remodelaciones. En cuanto al cuidado, no se baldea, se aplican periódicamente ceras autobrillo y se puede lavar con trapo húmedo y productos de limpieza habituales libres de solventes. A su vez, se sugiere colocar protecciones en el mobiliario para evitar punzar o rayar el suelo.

 

Para facilitar esta tarea, desde Anclaflex, empresa nacional de más de 20 años de trayectoria que produce y comercializa pinturas y revestimientos para la construcción, facilitan una guía práctica para la instalación de este revestimiento.

 

Paso 1: dar una primera mano de puente de adherencia con rodillo en la superficie y con pincel en bordes y esquinas.  Dejar secar de 2 a 4 horas.

Paso 2: aplicar una capa de nivelador de superficies con llana metálica para corregir las grietas e imperfecciones de la superficie a tratar. Este producto está diseñado para cubrir fisuras de hasta 3mm de espesor por mano. Sobre carpetas nuevas es recomendable combinar este trabajo con malla de fibra de vidrio de 90 gr que sirve para ganar elasticidad, absorber los movimientos e incrementar la resistencia a la fisuración. Aplicar nuevamente una segunda mano del nivelador de superficies y dejar secar bien. Por último, lijar utilizando una lija Nº 180 para eliminar las marcas de la llana metálica y luego retirar los excedentes del lijado con aspiradora o cepillo.

Paso 3: colocar nuevamente puente de adherencia.

Paso 4: aplicar una primera mano de capa color de micropiso cementicio con llana metálica en un ángulo de 45ª ejerciendo una leve presión y realizando movimientos entrecruzados. Dejar secar y lijar con lija al agua Nº 220 eliminando el polvo residual. Una vez seco, esparcir otra mano de micropiso cementicio respetando la técnica mencionada anteriormente hasta conseguir una superficie lisa, sin imperfecciones y suave al tacto.

Paso 5: finalmente, recubrir el piso con hidrolaca a fin de potenciar el color del microcemento y mantener con cera autobrillo.

Herramientas y materiales

* Puente de adherencia

* Nivelador de superficies

* Micropiso cementicio

* Hidrolaca

* Cera autobrillo

* Llana metálica

* Rodillo

* Lijas

* Cuchara

* Pincel/trapo

* Agua

* Espátula

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.