Moda

Constellation: los hitos de precisión detrás de la colección inspirada en las estrellas

En el marco de la celebración mundial del Día de la Astronomía el 7 de mayo, la empresa de manufactura suiza de relojes de lujo OMEGA presenta la última colección Constellation inspirada en las estrellas y los hitos de precisión logrados a través de su legado.

 

El 7 de mayo se celebra el Día Mundial de la Astronomía, fecha que busca promover y acercar esta ciencia que estudia los secretos del universo a la sociedad actual y futura. En este contexto OMEGA celebra a los astrónomos, al estudio de los cuerpos celestes y a todos los fenómenos que se encuentran en el universo haciéndole honor a través de su investigación y exploración que la posiciona como la casa de relojería con mayor precisión en medición del tiempo.

 

La astronomía no se trata simplemente de la observación del cielo y las estrellas: es una de las ciencias más antiguas y ha estado ligada al ser humano desde la antigüedad y el origen de las civilizaciones. Su función principal es estudiar a los astros, su movimiento y las leyes que lo rigen, de hecho, su significado puede deducirse a partir de la etimología de la palabra del griego antiguo: Astron (Estrella) y Nomos (Ley).  Desde el origen de las civilizaciones, el estudio del cielo, los astros y las leyes que rigen el universo se han vuelto primordiales para el entendimiento del ser humano, su orígen y propósito, pero también para la realización de tareas rutinarias como la navegación y el cultivo.

 

El telescopio introducido por Galileo en el siglo XVI fue un factor clave para el estudio detallado del cielo, así como el posterior tratamiento matemático de la Astronomía  que permitió el desarrollo de la mecánica celeste y las leyes de gravitación propuestas por Isaac Newton. Hacia el siglo XIX, la astronomía se había desarrollado como una ciencia formal, con la introducción de instrumentos como el espectroscopio y la fotografía y el surgimiento de la Astrofísica, que permitieron la continua mejora de telescopios y la creación de observatorios profesionales.

 

OMEGA: CIENCIA DE LA PRECISIÓN

 

La medida del tiempo ha estado siempre muy ligada a la observación de los cielos ya que, sin la astronomía, no tendríamos una referencia de medición del tiempo, más allá de la luz de las estrellas o del sol. En este contexto, la colección Constellation de OMEGA surge como un símbolo de la precisión y expertise de la emblemática casa suiza en la confección de sus relojes. Previo a la conquista del espacio y de las  profundidades de los océanos con las colecciones posteriores, OMEGA conquistó el tiempo en sí mismo al construir los movimientos más precisos de la historia.

 

Si bien el primer reloj de la colección Constellation se lanzó en 1952, el origen de la historia en la precisión de la marca surge entre 1919 y 1940 cuando se llevaron adelante las pruebas de los observatorios. Estas pruebas eran consideradas los “Premios de la Academia” de la cronometría y la fabricación de relojes, y así fue que los maestros relojeros dedicaron una gran cantidad de tiempo y recursos a la preparación de las pruebas, en la que demostraron la complejidad de la ciencia de la precisión y su capacidad de hacer que cada movimiento marque un ritmo perfecto. Así fue como OMEGA obtuvo 93 victorias y 72 récords mundiales en precisión gracias a la medición de los observatorios de Kew Teddington, Neuchatel y Génova.

 

En 1945, el Observatorio de Ginebra introdujo la categoría de movimiento del tamaño de un reloj de pulsera en sus concursos anuales de precisión y, en los ocho años siguientes, OMEGA ganó seis veces lo que convirtió a la la marca suiza en un  sinónimo de los estándares más exigentes de precisión en cualquier parte del mundo. Tal es así que en 1948 OMEGA celebró su centenario ofreciendo a sus clientes su primer reloj de pulsera con movimiento automático y certificación de cronómetro bajo el nombre “Centenary”. El modelo fue muy bien recibido por los connoisseurs de la precisión, por lo cual OMEGA reconoció la necesidad de crear una colección entera que tuviera el mismo estatus oficial.

 

Así es como en 1952 llega la reconocida colección “Constellation” donde OMEGA se convierte en la primera marca de relojes en crear una familia de relojes que constaba únicamente en cronómetros certificados. Esta fue una gran señal de intención y demostración para convertirse en los relojes de mayor precisión del mercado. De hecho el diseño del medallón de los nuevos relojes Constellation utiliza un nuevo emblema:  un observatorio que recuerda al observatorio de Ginebra, bajo un cielo de ocho estrellas, donde cada una de ellas representa un hito o distinción que recibió la emblemática casa de relojería.

 

CONSTELLATION: LA REPRESENTACIÓN EXACTA DEL TIEMPO

 

La nueva colección de Constellation incluye diferentes modelos en tres distintos tamaños. Los modelos en 41 mm incluyen aros de bisel de cerámica y nuevas esferas en gris rodio, verde degradado, burdeos o blanco. Los materiales disponibles para este modelo son acero noble, acero noble y oro amarillo de 18 qt, y acero noble y oro Sedna de 18 qt. Para los amantes de las piedras preciosas, los nuevos modelos de 29mm cuentan con esferas de Aventurina natural en verde, rojo y azul. Cada piedra es seleccionada especialmente para cada reloj, haciendo de este nuevo modelo una verdadera obra de arte.

 

Para los que prefieren un reloj cómodo y liviano, los nuevos relojes de 28mm cuentan con esferas en cuatro colores pasteles (ver foto xx). Al igual que todos los modelos de la familia Constellation, llevan  números romanos grabados en el bisel, en el mismo tono de la esfera.  Además de estar realizados con los materiales más nobles disponibles, todos los relojes de la nueva colección cuentan con la nueva certificación Master Chronometer, que demuestra que la promesa de otorgar el más alto nivel de precisión y rendimiento de la industria sigue siendo irrefutablemente cierta.

 

La colección Constellation fue la primera vez donde OMEGA colocó la mirada en las estrellas, pero no fue la última. Todos los relojes OMEGA son diseñados para cumplir los estándares de calidad más altos, no sólo en cuanto a la precisión de medición en la hora, sino también en la resistencia al magnetismo, la velocidad y las profundidades. Fue la constante búsqueda por la superación y la continua mejora en la calidad de sus relojes, lo que llevó a OMEGA a llegar a la Luna por primera vez en 1969. Los relojes Speedmaster de OMEGA, creados en 1957, ya habían logrado superar todas las pruebas de resistencia y las condiciones más extremas del planeta tierra, cuando la NASA los seleccionó como parte del equipo especial que llevaron los primeros astronautas que viajaron al espacio. Desde luego, el Speedmaster logró superar esta y cada una de las actividades extra-terrestres que se llevaron a cabo desde ese entonces, incluyendo el primer viaje a la luna, cuando se convirtió para siempre en el “Moonwatch” o “Reloj de la Luna”.

 

La astronomía es mucho más que simplemente entender nuestro universo. También es una forma de entendernos a nosotros mismos y darnos cuenta de lo infinitamente pequeños que somos, pero lo más interesante es que, a pesar de ser tan pequeños, dentro de cada uno de nosotros se encuentra la historia y los componentes de todo el universo. Lo mismo sucede con la colección Constellation: condensa la historia de una relojería cuyo esfuerzo y constante superación la ha llevado a lograr los hitos más increíbles y dejar de mirar las estrellas, para finalmente, poder alcanzarlas.

Sobre Omega

 

Fundada en 1848, OMEGA es una marca de relojes sinónimo de excelencia, innovación y precisión.  La empresa se ha definido constantemente por su espíritu pionero, demostrado por sus conquistas en los océanos y el espacio. Desde 1965, el OMEGA Speedmaster se ha usado en cada una de las misiones pilotadas por la NASA, incluidos los seis alunizajes y muchas de las mayores exploraciones de la historia más allá de la Tierra. Además de esto, ninguna marca está más involucrada en el cronometraje deportivo: OMEGA se ha desempeñado como cronometrador oficial de los Juegos Olímpicos desde 1932, función que no solo ha implicado el cronometraje preciso de muchos deportes y diferentes disciplinas, sino también el desarrollo y la evolución constante del equipo vital en el que confían los atletas.

 

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.