Deco

Cómo prevenir accidentes domésticos

La llegada del otoño/invierno es sinónimo de los primeros fríos del año y una época donde las estufas, calefones, calefactores y cocinas se convierten en protagonistas. Desde ADT nos acercan consejos a tener en cuenta con la llegada de bajas temperaturas; 

 

·        Ubicación: Se recomienda colocar calefactores y estufas en espacios amplios que cuenten, además, con buena circulación de aire. Se sugiere evitar lugares como el baño y/o habitaciones pequeñas. En caso de contar con un artefacto en espacios de estas características, recuerde que deben ser de tiro balanceado. 

·        Elegir artefactos de calidad: Revise que el equipo sea original y que cuente con la correspondiente homologación por parte del Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS).  

·        Verificar el color de la llama: Todo equipo encendido a gas debe mostrar una llama constante de color azul. Si esta se ve de color amarillo y en movimiento, debe llamar a su gasista para que chequee el funcionamiento del artefacto, ya que esto puede significar que hay una pérdida de monóxido de carbono. 

·        Ventilación: La cocina o todo aquel espacio calefaccionado debe contar con una correcta ventilación, para mantener el recambio de aire. Para ello, se aconseja cuidar la obstrucción de los conductos y rejillas y, a su vez, siempre contar con alguna pequeña ventana o persiana semi-abierta.  

·        Destinar cada artefacto a su uso predeterminado: No utilice las estufas o calefactores para acercar su tender y secar la ropa, ya que esta suele ser la principal causa de incendios en hogares. A su vez, tampoco es recomendable prender el horno para calentar el hogar cuando no se está cocinando, ya que el olvido de esta acción puede ser sumamente perjudicial.  

·        Tener especial cuidado con las estufas eléctricas o a kerosene: Se sugiere que, al apagarlas, se enfríen sacándolas afuera (balcón, patio, etc.). El riesgo de accidentes se mantiene mientras el equipo se encuentre caliente y cerca de objetos sensibles al mismo.  

·        Consumo: No sobrecargue los sistemas eléctricos con equipos de calefacción. La mayoría de los incendios de origen eléctrico lo fueron por sobreconsumo o aparatos en mal estado. 

·        Contar con un sistema de detector de humo/monóxido de carbono: Resulta clave contar con un sistema de monitoreo dónde cuente con detector de humo y/o monóxido de carbono. De esta forma, al presentarse una situación de pérdida, el sistema avisará a la brevedad y permitirá tomar acción al respecto para evitar accidentes.  

  

Recordar que siempre es importante contratar un gasista matriculado, cuya experiencia y conocimiento en la materia certifique una instalación o reparación segura. Por último, en el caso que se presenten signos de intoxicación con monóxido de carbono, es necesario abrir puertas y ventanas para ventilar, retirarse del lugar contaminado para respirar aire fresco e ir o llevar a la víctima rápidamente al Hospital o al Centro asistencial más próximo. 

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.