Salud

EMBARAZO: LA IMPORTANCIA DE UN PARTO SEGURO Y VINCULAR

En tiempos de cambios de paradigmas e innovación la maternidad juega un rol fundamental. Desde el momento del embarazo hasta el parto y los primeros días de vida cada vez son más las familias que buscan recibir un tratamiento integral y confortable sin poner en riesgo la salud del bebé y la madre.

Contención, apoyo y seguridad son los principales factores que se contemplan en la experiencia de la gestación y el parto. Hoy en día la tecnología, la ciencia y la experiencia médica han avanzado para lograr una armonía en el proceso vital del nacimiento, con equipamientos desde camas que se convierten en sillones de parto para asistir a quienes pueden tener partos naturales,  hasta innovadores sistemas de seguridad por radiofrecuencia que permiten identificar y relacionar al recién nacido con su madre y el equipo de salud a cargo de la atención.

Para responder a esta demanda centros de salud como el Sanatorio Finochietto incorporaron unidades llamadas (EAR) embarazo de alto riesgo. Se trata de un área especializada en cuidados ambulatorios que facilita una evaluación integral exhaustiva de la mujer, en el mínimo tiempo posible, para determinar el estado del embarazo, la patología, y asegurar el bienestar fetal. La EAR se utiliza para evitar internaciones innecesarias, facilitar la permanencia de las mujeres con sus familias y minimiza el disconfort vinculado a la separación de la mujer de su entorno más cercano, además de tener equipamientos de última tecnología, esta unidad también cuenta con sistema de seguridad por radiofrecuencia que permite identificar y relacionar al recién nacido con su madre y el equipo de salud a cargo de su atención. De esta forma es posible realizar un seguimiento del recién nacido, o dar aviso preventivo a la central de seguridad y bloqueo de accesos si el recién nacido fuera separado de la madre o del personal autorizado para su cuidado.

Esta efectividad clínica también es acompañada con prácticas que facilitan el vínculo temprano de la madre con el recién nacido como el contacto piel a piel inmediatamente después del nacimiento, para favorecer el apego y la puesta al pecho antes de la primera hora de vida; y la lactancia materna como práctica segura de alimentación del recién nacido.

Para mayor información, ingresar a: www.sanatoriofinochietto.com

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.