Salud

26/03: Día Mundial de Prevención del Cáncer de Cuello Uterino

Imagen: Freepik.es

 

Por la Dra. Virginia Busnelli, (MN 110351), Médica especialista en nutrición y directora del Centro de Endocrinología y Nutrición CRENYF

El cáncer de cuello de útero puede ser provocado por muchas causas, pero está estrechamente ligado a la presencia del virus del papiloma humano (VPH). Según la Organización Mundial de la Salud es el cuarto cáncer más común entre las mujeres de todo el mundo.

El 26 de marzo, Día Mundial de Prevención del Cáncer de Cuello Uterino, buscamos sensibilizar y fomentar la toma de conciencia sobre la prevención de este tipo de cáncer, fundamentalmente por el hecho de que es muy factible de evitar, tratar de manera temprana y, así, salvar vidas. Una vez adquirido el virus, el cuerpo de la mujer puede combatirlo o pueden pasar muchos años hasta que el daño en las células del cuello uterino provoca una transformación a células cancerosas; ese lapso de tiempo es uno de los escenarios en los que se busca aumentar controles y así, evitar estadios de enfermedad difícil de tratar.

Este cáncer está atado a la pobreza, su incidencia es mayor ante la falta de recursos, los ingresos bajos y el bajo nivel educativo. Por lo que estamos hablando que es un problema que va más allá del correcto tratamiento, debemos luchar a favor de una educación en salud, el acceso a controles y vacunación para toda la sociedad.

El 17 de noviembre del 2020 se formuló la Estrategia Mundial por parte de la Organización Mundial de la Salud para Acelerar la Eliminación del Cáncer del Cuello Uterino, cuyo objetivo es la reducción de más de 40% de los casos y evitar más de 5 millones de muertes para el año 2050, todo mediante la correcta vacunación detección y tratamiento.

¿Qué podemos hacer en este día? Prevenir:

  • Debemos controlarnos y realizarnos los estudios pertinentes todos los años (Papanicolaou y test del HVP).
  • Consultar con nuestro medico la posible aplicación de la vacuna contra el virus del papiloma humano.
  • Tener relaciones sexuales seguras. Tomar consciencia sobre la importancia del preservativo.
  • Debemos reflexionar acerca de nuestro estilo de vida, ya que nuestra manera de alimentarnos, la realización de actividad física, el descanso, la salud mental y el consumo de tabaco y alcohol son factores en continua relación con la prevención de enfermedades, inclusive el cáncer de cuello uterino.

Si tomamos conciencia de la importancia del cuidado de la salud de la mujer, de nuestra propia salud, ya estamos encaminadas. Con la prevención, el diagnóstico y tratamiento correcto del cáncer de cuello de útero podemos salvar muchas vidas.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.