Actualidad

María Adela Baldi se fué

Sí, se fué… Las últimas veces que hablamos por teléfono me contaba todo lo que quería que se hiciese cuando partiera. Yo me enojaba y ella lo comentaba con una alegría, para mí, incomprensible.

Era muy creyente. Su iglesia del Socorro era un pilar fundamental en su espiritualidad.

Siempre me retaba: por qué no venís a verme? no me llamaste? Vos sos mi amiga -jajajaja-? Demanda permanente de afecto.

Me contaba de sus cafecitos con amigas, de sus charlas con sus «curitas» de la iglesia, de su Ostende querido, de su pasión por la música clásica…

La foto que tomé del diario La Nación para ilustrar -redacción que hemos compartido- te representa. Tus famosos archivos de tantos años de profesión que me los hiciste disfrutar tantas veces.

Abrimos juntas, cuando nadie pensaba en internet, una página que se llamaba «el placer de invitar». Fuimos ternadas, cuando las webs estaban en sus comienzos, como uno de los sites mejores. No ganamos, pero estábamos felices. El diploma de haber participado era nuestro Oscar de oro.

Te fuiste amiga querida… Vos y yo sabemos de nuestra profunda amistad. No te olvides que te quiero mucho y que voy a extrañar tus retos – «llamame», «vení», «tomemos cafecito»-.

Un beso

Marcela Fittipaldi

 

 

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.