Cocina,  Turismo

Viaje a los sabores de siempre por MARCELA FITTIPALDI

Alicia Daniluk junto a su hermana Marina

Punta del Este, Maldonado.- Por la calle 24, casi llegando a la 25, llama la atención un nutrido pequeño lugar que, con un típico pizarrón, invita a un sabroso menú con un precio más que razonable. Al acercarse, la intuición no falla. El lugar, repleto de comensales saboreando atrayentes platos que rememoran los mejores almuerzos en familia.
Su dueña, Alicia Daniluk se encarga personalmente en poner cuerpo y alma en este mágico espacio. Y así se lo define no por su estética ni su ambientación, sino por el clima que se percibe entre nuevos y habituales clientes. Se hace evidente que desde los 15 años sintió amor por cocinar: “preparaba platos en mi casa y así se fue despertando el amor por los fuegos; hice varios cursos aquí en Uruguay y en la Argentina. Abrir un local en Punta fue pura coincidencia: vine a veranear, preparaba comida para amigos y conocidos… A los pocos meses me propusieron comprar la llave de este local y… ¡así empezó Sabores Salteños! Se llama así porque soy de Salto y me pareció una buena idea homenajear a mi ciudad”.
La carta va de la mano de la inspiración de su dueña, los alimentos estacionales y la demanda insistente de su clientela implacable que le pide, por ejemplo, sus clásicas lasañas. Platos caseros cuyo menú gira en torno a guisos, milanesas, pastas, empanadas, polpetones rellenos de mozzarella, pollo, cazuelas, tartas, ñoquis, postre Rogel, tarta tibia de manzana con helado de crema americana, chajá y su típico pan casero que invita a liberar la panera sin culpas. Su dueña dice que si bien esta temporada es muy compleja para los argentinos por los costos que implican, ella no ha notado inconvenientes porque siempre maneja una carta equilibrada priorizando la calidad de las materias primas y, paralelamente, los buenos precios.
Alicia destaca algo que fue notablemente percibido en su restó: “es bien curioso lo que sucede en mi local: muchas veces noto que desde distintas mesas empiezan a dialogar entre los clientes y conmigo, formándose una charla muy amena con diálogos muy interesantes, enriquecedores. Cada temporada cuando aparecen clientes del año anterior, me dan una gran satisfacción. Me pasa también con los chicos que ahora tienen 10 años y más grandes que, cuando vuelven a Punta del Este, le dicen a sus padres: ‘tenemos que ir a comer a lo de Alicia!’ Verlos crecer y que ya siendo más grandes pidan volver o lo hagan solos con amigos me emocionan mucho. Sin lugar a duda es el mejor regalo al esfuerzo”.
Ir a Sabores es recobrar los aromas tradicionales de la comida familiar, como señala Alicia: “preparar los platos para los clientes es una satisfacción; no solamente por mi preocupación porque sientan el sabor sino que también reconozcan que en él está todo el amor de una preparación casera …echa como en el hogar …simple, sabrosa y con amor”. Claramente lo logra. Es un milagro conseguir mesa, ahora, ha sumado música en vivo en sus noches esteñas, pero vale la pena quedarse a esperarla, ya que ella convierte ese tiempo en el inicio del regreso al hogar.

Porque a pesar de la globalización, los fast food, los delivery, los catering y por más modas que se impongan, siempre habrá un momento en el que se sienta la necesidad de ser uno el que le ponga condimentos a los sentimientos.

Marcela Fittipaldi

Sabores Salteños
Calle 24 y 25, frente a UTE
A pasitos de la plaza de los artesanos
Tel.: 42448574
Abierto todo el año
Envíos a domicilio

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.