Si tenés un departamento chico, estos diez consejos son para vos

 

Para algunos, vivir en un departamento pequeño puede ser incómodo, ya que no hay tanto espacio y puede generar la sensación de estar viviendo en un dormitorio. Pero para otros, puede ser una experiencia acogedora y divertida, por lo que desde Linio reunieron diez trucos de diseño para dar rienda suelta a la creatividad y sacarle provecho al reducido espacio.

Ya sea por una cuestión de gastos, por la cantidad de tiempo que uno se encuentra afuera o por el mantenimiento y la limpieza, cada vez hay más gente que opta por irse a vivir a departamentos pequeños. La popularidad de estos espacios tiene que ver con lo simples y acogedores que pueden ser, siempre que cuenten con el toque personal que cada habitante le puede dar.

Con estos diez tips, es posible que logres la mejor de las experiencias siempre que apliques las cuotas de creatividad y empeño con mucho entusiasmo.

  1. Cerrá tu cama

¿No tenés un dormitorio, pero tenés un armario en el que se puede acomodar una cama? ¿O hay una manera de colocar cortinas alrededor de tu cama para crear un rincón privado? Cualquier cosa que puedas hacer para diferenciar tu cama del resto de tu departamento hará que todo el espacio se sienta aprovechado.

  1. Colgá las cosas

No dejes que la pared y el techo se desperdicien, así que úsalos para agregar ganchos o clavijas en los que puedas colgar artículos funcionales y decorativos; además, vas a poder colgar cosas como racks de macetas o redes de almacenamiento para ganar aún más espacio para guardar cosas. También tratá de comprar la mayor cantidad de muebles a la pared que encuentres, como racks de tv, escritorios y hasta mesas de comedor, que vienen en esos formatos sin patas que dan una apariencia mucho más limpia al ambiente.

  1. Usá muebles grandes

No necesariamente hay que escaparle a los muebles grandes. Aunque es posible que sientas que tenés que ir a lo pequeño porque tenés un departamento chico, muchos muebles pequeños esparcidos pueden hacer que tu estudio se sienta desordenado y demasiado ocupado. Mientras que unas pocas piezas inteligentes y más grandes pueden hacer que tu espacio se sienta más grande y más aireado.

  1. Aligerá y aclará

Aunque los pequeños espacios oscuros pueden parecer dramáticos, en caso de duda, siempre iluminá y aclará el espacio, porque hacerlo más brillante lo hará sentir más grande. Limpiá las ventanas y eliminá cualquier elemento que pueda estar ocultando la luz natural. En definitiva, aligerar con colores de pintura y elección de materiales, para agregar luz donde se necesite.

  1. Usar cosas transparentes

Es un truco de diseñador divertido. Si necesitás una mesa o sillas, pero no querés que se sienta como una mesa o sillas que abarrotan tu espacio, lo que tenés que hacer es conseguirte muebles transparentes. Los muebles hechos con materiales transparentes pueden darte la función que necesitás sin el volumen visual, además de que quedan muy bien.

  1. Levantá tu cama

Incluso una cama en la esquina más alejada todavía ocupa mucho espacio en el piso, con lo cual, para obtener el doble de uso de ese espacio, podés levantar tu cama para almacenaje adicional. Podés hacerlo simplemente agregando elevadores que te brinden unos cuantos centímetros más de espacio de almacenamiento debajo de la cama o, si tenés el espacio en el departamento, podés construir un área de loft (con permiso del propietario, por supuesto) que puede agregar espacio utilizable más cerca del techo. Esto es posible en caso de contar con techos altos.

  1. Usá espejos

Usar espejos en las paredes o apoyados en el piso para reflejar la luz natural y que rebote alrededor de un espacio pequeño, permite que se sienta más grande. Siempre es bueno, también, considerar elegir muebles con espejo, porque no solo reflejarán la luz, como los transparentes, sino que van a ayudar a reducir la sensación de objetos voluminosos, dándole una perspectiva de amplitud al departamento.

  1. Dividí sabiamente

A veces, los divisores en un departamento chico pueden hacer que parezca entrecortado, desordenado y claustrofóbico. Si sentís que necesitás una división entre tus áreas de vida, elige divisores que dejen pasar la luz o que quizás no sean muy altos. Esto puede ayudar a insinuar una división visual sin sentirse demasiado cerrado.

  1. Hacé que el almacenamiento se vea invisible

Para evitar que tu departamento chico se sienta como un armario y, de paso, reducir tu desorden, trabajá en camuflar tu almacenamiento en el espacio. Podés hacerlo utilizando muebles de doble función que se parecen a otra cosa (como un baúl para una mesa de café u otomanas con almacenamiento oculto en el interior), y pintando o comprando el almacenamiento en el mismo color que las paredes, para que se integren con el resto del espacio.

  1. Elegí una gama de colores clara y consistente

No tiene tanto que ver con el espacio, sino más bien con lo visual. Tener una gama de colores clara y consistente en un departamento chico es clave, aprovechando quizás que está muy de moda todo lo que es madera natural. Si se lo mezcla con las texturas monocromáticas en gris, blanco y negro, junto con acentos en colores, podés crear una estética muy interesante y que el departamento se sienta bien y armonioso. Además, la recomendación es que elijas un estilo de muebles y apegarte a ellos, porque todo esto suman lo indispensable para tener un departamento chico agradable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.