Pinky luego de su impresionante recuperación de la mano del Dr. Mühlberger, HOY es reconocida en el Senado

H O Y M A R T E S 16
EL SENADO
DISTINGUE
A PINKY
EL MARTES 16 SE HARÁ ENTREGA DE
LA DISTINCIÓN “DOMINGO FAUSTINO
SARMIENTO”, EN RECONOCIMIENTO A
SU TRAYECTORIA PROFESIONAL, Y
“TRASCENDENTE APORTE A LA
COMUNICACIÓN Y A LA CULTURA”

El senador nacional Camau Espinola, junto al prosecretario administrativo y
exsenador nacional Mario Daniele, harán entrega de la distinción “Domingo
Faustino Sarmiento”, en reconocimiento a su trayectoria profesional, a la
conductora periodística Lidia “Pinky” Satragno, al músico y conductor Ricardo
Romero, y al periodista Roberto Di Sandro, por su “trascendente aporte a la
comunicación y la cultura”. Allí estaré para acompañar a Pinky.
Tratar a Pinky fue realmente, más allá de un desafío, algo muy importante.
Desde un principio, cuando su entorno me eligió para poder lograr los
estándares de plenitud y de revitalización que necesita, me sentí orgulloso de
que un personaje como ella, una mujer tan sensible y con la trayectoria que
tiene, me haya elegido también.
Más allá de que todos vamos a envejecer de diferentes formas según genética,
naturaleza, forma de vida, etc, puede ser que la calidad del envejecimiento no
nos acompañe… y decís «¡Wow! ¿Cómo puede ser que en este ser donde
dominó tanto la creatividad, la inteligencia, la belleza, envejezca así?». El
envejecimiento se presenta de distintas formas que nos causan diferentes tipos
de condiciones y tenemos que adaptarnos a ese mal envejecimiento.
Fue un desafío mejorar y recuperar a Pinky en todo sentido, desde el punto de
vista cognitivo donde apliqué neurociencia, a la parte locomotriz donde realicé
un tratamiento regenerativo. Hay que tomar holísticamente al paciente y, en el
caso del tratamiento de Pinky, fusionamos la antigua rehabilitación que se hacía
en las primeras clínicas en Suiza (el método Suizo-Alemán) y aplicamos
medicina regenerativa como es el implante de celulas madres autólogas, que es
lo último en salud.
Para que el cuerpo de Pinky respondiera al tratamiento, lo hicimos de 2 a 3
veces por semana. ¡El cuerpo siempre responde! No existe un cuerpo que no
responda, ¡A lo que no responde es al tratamiento! Cuando encuentra el
tratamiento indicado, el cuerpo responde de inmediato. Y así fue. Ahora Pinky
se encuentra en un estado de plenitud y va a disfrutar de su salud. Queda
mucho camino por recorrer, pero lo importante es que estamos cosechado los
primeros frutos de este renacimiento celular; de este tratamiento regenerativo y
biológico.
En esencia, el tratamiento de Pinky tiene tópicos similares al de Charly García.
Por su puesto cada tratamiento es único, ya que somos seres únicos e
irrepetibles, por lo cual no podemos repetir los tratamientos ni las dosis en dos
individuos.
Estoy muy conforme y satisfecho con los resultados de Pinky. Aprendí a tener
con ella una relación de mucho cariño, de mucho afecto. El compromiso terminó
transformándose en una cuestión de sentimientos entre médico y paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.