Chila  recibe  a Patricia Courtois

 ganadora de la primera edición del “Prix de Baron B – Édition Cuisine”

El próximo  miércoles 8 de mayo  Chila recibirá a Patricia Courtois, ganadora de la primera edición del “Prix de Baron B Editión Cuisine”  en 2018,  que fue distinguida por su plato el Chipa So’o, hecho con harina de maíz orgánico, representando a la gastronomía correntina y guaraní.

Juntos Pedro Bargero, Chef Ejecutivo de Chila, y Patricia prepararán un menú de tres pasos maridado con Baron B Extra Brut, Baron B Brut Nature y Baron B Rosé.

El valor del menú  es de $ 2.800.

https://www.chilarestaurant.com/

Instagram: @Chila_bsas

Reservas: https://chila.meitre.com

 

ACERCA DE CHILA  

Chila es un restaurante que se encuentra en una constante transformación y que refleja el dinamismo creativo de su alma mater, Andrés Porcel. La cocina, a cargo de Pedro Bargero, se rige por los mismos principios de mutación y cierta imprevisibilidad. El tándem Porcel-Bargero nutre la experiencia de Chila, destacando por sobre todo lo demás a su mayor protagonista: el producto.

La personalidad dinámica y exploradora de Pedro hace que un mismo producto pueda aparecer en dos menús interpretado de maneras completamente diferentes e impensadas, y que una simple zanahoria o un puerro muestren texturas y sabores que desconciertan –en el mejor de los sentidos– a cualquier paladar. Detrás de esta magia existe una red de vínculos especiales con los productores y un respeto absoluto por la abundancia de posibilidades que ofrece el territorio argentino.

Y es el territorio, justamente, otro de los campos de juego de la cocina de Chila, que sin proponérselo fue armando, con cada uno de sus menús o capítulos, un particular mapa de regiones argentinas, o más bien climas, que poco tiene que ver con divisiones políticas. La tierra, el mineral, el agua, la verdura y la proteína entran a los menúes y los platos en distintos momentos, en contrapuntos que acortan distancias geográficas para explotar en la boca y que resultan en nuevas composiciones de sabor que terminan formando una suerte de bioma. Un bioma, por cierto, que va más allá de la comida, y que se completa en el vino, el servicio, la vajilla, la música. En ese ecosistema, una almendra vale tanto como el mejor de los caviares, y el mar y la montaña pueden tener la más estrecha de las relaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.