Flores y algo más

Como cada año, el 14 de Febrero se celebra San Valentín y las calles de Buenos Aires nos sorprenden con hombres y mujeres llevando en sus brazos ramos de flores, paquetes de regalos, bombones y/o invitaciones para celebrar el amor.

Pero, ¿por qué festejamos esta fecha? ¿Qué nos cuenta la tradición?

Existen diversas teorías que otorgan a esta fecha el origen del Día de los Enamorados. En los países nórdicos es durante estas fechas cuando se emparejan y aparean los pájaros, de ahí que este período se vea como un símbolo de amor y de creación.

Algunos creen que es una fiesta cristianizada del paganismo, ya que en la antigua Roma se realizaba la adoración al dios del amor, cuyo nombre griego era Eros y a quien los romanos llamaban Cupido. En esta celebración se pedían los favores del dios a través de regalos u ofrendas para conseguir así encontrar al enamorado ideal.

Otros consideran que su origen se remonta a la época del Imperio Romano.

El conocido emperador Claudio II pensaba que si los soldados carecían de familia luchaban mejor en la guerra, y por este motivo llegó a prohibir los jóvenes matrimonios. No obstante un sacerdote de Roma llamado Valentín no quiso seguir esa norma y resignado continuó celebrando estos matrimonios aunque de forma clandestina lo que suponía un gran desafío sin duda al régimen de dicho gobernante. Como podemos ver su nombre era Valentín y de ahí su santoral: San Valentín.

Sea cual sea el origen de esta fecha especial, lo que la mantiene vigente es la celebración del amor. Y para celebrarlo, los protagonistas eligen homenajear y obsequiar a su enamorado.

Flores: ¿Por qué se regalan? ¿Cuál es el origen?

El origen de las flores nos remonta a la versión última versión del Imperio Romano.

La historia cuenta que, por desgracia, la práctica del sacerdote no tardó en llegar a oídos del emperador, el cual ordenó llevarlo a prisión.

Ya en prisión, la tradición relata que un guardia quiso desafiarlo a curar a su hija que padecía ceguera. Al conseguir dicho milagro se consagró Santo. Sin embargo, aquel suceso no bastaría para que el sacerdote, en este caso San Valentín fuera ejecutado un 14 de Febrero. El mencionado guardia incluso convertido al cristianismo quiso homenajearlo plantando un almendro de flores como signo de amor y amistad en aquel lugar, representando así su respeto y admiración por el sacerdote en su lucha por conseguir celebrar aquellos matrimonios.

Regalar flores es hasta nuestros días un gesto universal que refleja sentimientos de amor y amistad.

¿Qué arreglos florales regalar de acuerdo al estilo del enamorado?

Inspirada en el origen y significado de esta fecha tan especial, Patricia Castro – Diseño Floral, ha diseñado diversas opciones para agasajar a todos los enamorados en su día.

Fiel a su estilo, cada uno de los arreglos tiene como protagonista un elemento que perdurará más allá de las flores y recordará a quien reciba el regalo de ese momento para siempre.

Para las más románticas, Patricia Castro propone arreglos protagonizados por rosas rojas, que simbolizan el amor y la pasión, acompañados con aceites esenciales para momentos especiales.

En el caso de las modernas y vanguardistas, diseñó arreglos confeccionados a través de estructuras y accesorios que, con el agregado de flores, se constituyen como únicos. En este caso, predominan los ramos minimalistas, de estilo net, con pocas flores.

Si la novia tiene un estilo Rococó, generalmente utilizará en la decoración de su hogar como en su vestimenta y accesorios colores pasteles, flores, encajes y puntillas.  Para ella, Patricia sugiere optar por arreglos en colores claros y monocromáticos, en formatos redondeados y no muy exuberantes.

Las mujeres clásicas suelen utilizar e identificarse con colores como azul, rojo, blanco y negro en combinaciones simples. En su caso, los ramos monocromáticos con flores como Rosas Blancas, Amarillas o Naranjas como protagonistas siempre serán una gran opción.

Por último, si el agasajado es más tradicional siempre estará feliz con flores en colores cálidos y pasteles acompañados con velas o elementos aromáticos que, una vez que las flores ya no estén, quedarán en el hogar para acompañar más veladas románticas.

Si tu deseo regalarle a tu enamorada un arreglo floral único, Patricia cuenta con un servicio de asesoría personalizada para crear ese ramo tan especial y a medida, que quedará en la memoria para siempre.

Para más información ingresar en www.patriciacastro.com.ar o IG: @pcastroflores

  • Precios: desde $1.400 hasta $3.500

  • Los pedidos deben realizarse con 24/48 Hs. de antelación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.