El legado de la elegancia

El reloj que todo joven anhela llevar en su muñeca: una pieza que se transmite de generación en generación. Inspirado en la colección de los años 50, el Tissot Heritage Visodate Cuarzo encarna en su diseño la sutil combinación del clasicismo sentimental con una pasión rebosante de juventud: una esfera nostálgica con un toque moderno, el logotipo de Tissot en la fuente original, las delicadas agujas facetadas, el imprescindible indicador de fecha a las 3 y, por último, el movimiento de cuarzo, una nueva característica.

Los años 50 enmarcaron el Tissot Heritage Visodate en la historia gracias a su diseño vanguardista: una esfera refinada, unas marcadas líneas angulares, un estilo original repleto de clase y el imprescindible indicador de fecha a las 3. El Tissot Heritage Visodate Cuarzo se inspira en su predecesor, a la vez que añade varios toques de elegancia contemporánea, como una caja curvada complementada majestuosamente por una gama de correas emblemáticas. El joven que lo lleve representará los valores, deseos y aspiraciones del siglo XXI y demostrará el cariño por un referente que ha dejado su huella en la historia de la relojería. Un reloj que podría haber pertenecido a su abuelo y que posee un espíritu único, al mismo tiempo que le sirve de compañero en el día a día. Desde el ajetreo de la ciudad o la oficina, hasta una terminal en el aeropuerto o un fin de semana en la carretera, el Tissot Heritage Visodate Cuarzo conjuga todas las cualidades esenciales de la búsqueda de la pureza que todos deseamos. Un espíritu singular, la unión de lo retro con lo moderno, que transforma la rutina cotidiana en algo extraordinario. Una forma de recordarnos que en la vida, siempre, en algún lugar, una nueva experiencia espera ser descubierta y un nuevo capítulo puede escribirse.

Características

  • Movimiento de cuarzo ETA suizo
  • Cristal de zafiro irrayable curvado
  • Hermético hasta 3 bares (30 m/100 pies)
  • Correa de cuero o de malla milanesa de acero inoxidable 316L

Precio: $19.995

El signo + de la bandera de Suiza que figura en el logotipo de Tissot simboliza la calidad y fiabilidad suizas que la marca ha demostrado desde 1853. La venta de relojes en todo el mundo, con unas cifras de exportación que superan los 4 millones de unidades anuales, convierte a Tissot en líder del sector de la relojería tradicional suiza. Tissot permanece fiel a su lema: «Innovators by Tradition». La alta calidad de cada uno de los componentes de la marca goza de reconocimiento internacional.

Tissot ha sido nombrado cronometrador y socio oficial de múltiples citas deportivas internacionales en disciplinas como el baloncesto (NBA y FIBA), el ciclismo (Tour de Francia y Campeonatos del Mundo de Ciclismo UCI), los deportes de motor (MotoGP™ y Campeonatos del Mundo de Superbike FIM) y otros deportes como el hockey sobre hielo, la esgrima o el rugby.

Entre sus productos estrella se cuentan el Tissot T-Touch (el primer reloj táctil, presentado en 1999); el Tissot Le Locle, un reloj automático, clásico y atemporal con 80 horas de reserva de marcha; y el Tissot T-Race, el modelo de diseño deportivo por excelencia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.