Guía para organizar las finanzas personales en 2019

Buenos Aires, enero del 2019.- Durante las últimas semanas del año se fueron concretando los aumentos que se aplicarán a los servicios básicos a partir de enero. De esta forma el transporte, la luz, el gas y el agua tendrán aumentos que promedian el 50%, aunque se aplicarán de forma escalonada entre el primer mes del año y mayo.

Al mismo tiempo es necesario considerar los vaivenes económicos que afrontó el país y sus consecuencias en las finanzas personales de la sociedad, ya que la población perdió capacidad de compra ante una inflación que superará el 40%. Teniendo en cuenta que los sueldos solo aumentaron en promedio un 20% en 2018, las personas comienzan el año en desventaja por lo que deben tomar más precauciones controlar las salidas de dinero y evitar caer en deudas.

“La clave de una buena organización financiera radica en la buena implementación de un presupuesto. Este instrumento permite identificar las entradas y salidas de dinero para mantener un mejor control de las finanzas. Como punto a favor ante los aumentos, es beneficioso conocerlos con antelación de forma que el presupuesto se puede volver un aliado indispensable los próximos meses”, comentó Rodrigo Nadal, director de Resuelve tu Deuda

Cuando no se consideran los aumentos que pueden producirse a lo largo del año las personas pueden gastar de más y encontrarse con montos elevados algunos meses. Esta situación se puede transformar en un problema sin solución ya que la mayoría no tiene una educación financiera que le permita administrarse de manera correcta. Acudir a una reparadora de crédito como Resuelve tu Deuda, es una opción viable ya que, además de brindar educación financiera, también negocian con los acreedores para lograr descuentos sobre el monto adeudado.

En este sentido, el experto en finanzas personales enlistó cinco pasos para organizar tu presupuesto anual.

Organizar las entradas de dinero.

Para empezar, es necesario saber con precisión todos los ingresos con los que cuenta una persona. Al organizar las entradas de dinero se recomienda utilizar la regla 70-30, en la que se destina 70% de los ingresos a los gastos básicos como alimentos, salud, transporte y educación. El restante 30% se divide en partes iguales entre el ahorro, el entretenimiento y el pago de deudas.

Evaluar las deudas activas.

Antes de comenzar es importante revisar muy bien cada estado de cuenta y las deudas activas con el banco, entonces se debe anotar cuándo debes pagar, el monto total y la fecha de vencimiento. Es recomendable mantener un control preciso de las deudas en épocas de aumentos, ya que cuando se ve reducido el poder adquisitivo las personas suelen dejar de pagar y caen en deudas impagables.

 

Definir los gastos.

Para tener un buen presupuesto, es necesario separar los gastos poniendo como prioridad los que son fijos, es decir todos aquellos que se realizan con frecuencia y que normalmente los montos se mantienen en un rango fácil de suponer mes tras mes, éstos pueden ser por ejemplo pagos de servicios, universidad, alquiler, etc. También es importante identificar los gastos variables como son el entretenimiento y las compras realizadas con tarjetas de crédito, para poder ajustar dichos montos en caso de que aumenten los gastos fijos.

Controlar los gastos hormiga.

Una vez que se tiene un panorama general de la situación financiera, se puede hacer un análisis más profundo sobre este tipo de gastos. En finanzas se denomina así a aquellos montos de dinero pequeños que se “escapan” al registro diario de gastos como membresías y comisiones en débito automático, el taxi, cigarrillos o compras al paso, el almuerzo de la oficina, etc. Al eliminar estos gastos se puede destinar este dinero a los aumentos de los servicios que se producirán los próximos meses.

Extender a todo el año.

Este esquema de presupuesto mensual se puede extender a todo el año para evitar encontrarse con un mes de gastos muy altos. De esta forma podemos anotar cumpleaños, casamientos, vacaciones o eventos importantes como las compras escolares, e incluso se le puede designar un monto máximo a gastar. Esto permitirá ir ahorrando con antelación en caso de que sea necesario e incluso prever las compras que necesitarán realizar para aquellos meses más holgados financieramente.

Si la persona comienza el año con deudas y no encuentra forma de pagarlas acudir a una reparadora de crédito como Resuelve tu Deuda es una opción viable ya que, además de brindar educación financiera, cuenta con profesionales financieros que trabajan con el objetivo de ayudar a los clientes a liquidar sus deudas con sus propios recursos sin comprometer sus necesidades básicas.

Acerca de Resuelve tu Deuda

Es la primera reparadora de crédito en Argentina, orienta a sus clientes para que, de una manera planificada, logren cubrir sus obligaciones financieras con recursos propios, sin necesidad de acudir a otros créditos. Desde 2009, han liquidado más de 145.000 créditos en México, Colombia, Argentina y España por más de 200 millones de dólares de deudas de sus clientes, logrando reducciones de hasta un 50% del monto adeudado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.