Tecnología

Arena, sol y agua: los enemigos de los dispositivos electrónicos

El primer mes del año es sinónimo para muchos de sol, arena y agua. Desde celulares, cámaras de fotos, relojes, y hasta incluso tablets para que los más chicos se entretengan, los bolsos de playa se comienzan a cargar de un sinfín de tecnología que espera ser utilizada en la comodidad de la reposera. Sin embargo, en una era que paradójicamente combina hiperconectividad con poca autonomía, sólo uno de estos productos logra acompañarnos a lo largo del día sin tener que recurrir a un enchufe: el reloj.

Los relojes híbridos se posicionan fuertemente como protagonistas en el mercado del tiempo diferenciándose por su capacidad para combinar tecnología de punta y sincronización con smartphones, con un dial analógico-digital y la autonomía clásica de los relojes tradicionales.

Además, relojes como el GR-B1000 de G-SHOCK, se atreven a ir más allá ofreciendo no sólo  compatibilidad con la tecnología Bluetooth, sino también alimentación solar, lo que garantiza un funcionamiento estable al utilizar funciones que consumen mucha energía, y resistencia al agua de hasta 200 metros de profundidad, pudiendo acompañar al usuario en todas las actividades acuáticas que desee disfrutar.

“La necesidad de mantenerse conectado incluso a la hora de irse vacaciones es innegable. Sin embargo, cada vez más personas consideran que la conectividad no es el único factor determinante a la hora de elegir un reloj que los acompañe a la playa, priorizando también relojes con una resistencia absoluta que les permita realizar actividades, deportes más extremos y hasta excursiones de día completo en un lugar remoto” explica Karina Micciche Saavedra, brand manager de Watch Land, distribuidor autorizado de relojes Casio para Argentina.

Otro modelo de G-SHOCK, como el GBA-800, es el aliado perfecto para los amantes del deporte al permitir contar los pasos diarios (caminata o carrera). La sincronización se logra a través de Bluetooth®, vinculando el reloj con un smartphone, y envía los datos a la aplicación G-SHOCK Connected (de descarga gratuita desde App Store y Google Play), que permite a los usuarios rastrear y visualizar la rutina realizada y las calorías consumidas.

Todos los relojes G-SHOCK son los compañeros ideales para el verano gracias a su resistencia a impactos y al agua, hasta 200 metros de profundidad. Además, tienen cronómetro, cuenta regresiva, 5 alarmas diarias y otras funciones que permiten independizarse del celular y no depender de un cargador las 24 horas del día.

Redes G-SHOCK

Facebook: Gshockargentina

Instagram: @gshockargentina

Twitter: @gshockargentina

Se consiguen en el G-Shock Store de Unicenter y Alto Palermo.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.