12 meses 12 tendencias: las imprescindibles de 2018 que triunfarán en 2019

De izda. a dcha: las propuestas de Balmain, Versace e Isabel Marant. Fotos: IMAXTREE

Termina el 2018 y con él se cierra un año de cambios en el mundo de la moda, donde muchas direcciones creativas han optado por nuevos caminos y en el que las mujeres han reafirmado su poder dentro de esta industria. Ya se sabe que la moda es cíclica, y que lo que en un momento determinado funcionó, tiene todas las papeletas para repetirse décadas más tarde; sin embargo, corrientes estilísticas de lo más diversas se han impuesto en el street styley las pasarelas para sorpresa de todos. Desde el auge del athleisure, a la vuelta sin pudor del minimalismo de los noventa y los excesos de los ochenta.

Ha sido un periodo de renovación, pero también de explotar otros recursos que en temporadas anteriores se atisbaban y que han visto en el 2018 su auge más potente.Resumimos en 12 las tendencias que han imperado y que apuntan a seguir en los primeros puestos de las favoritas de 2019.

Animal print

Sin duda la estrella de este 2018. Si muchas casas como Roberto Cavalli o Dolce & Gabbana lo integraban en su ADN desde sus inicios, ahora otras más clásicas como Carolina Herrera, o coloridas como Missoni, se rinden ante el estampado animal. Lo vemos prácticamente en todas las tonalidades, desde las más formales a las más pintorescas con colores potentes; y en prendas y accesorios para todos los gustos, parece que tenemos para rato.

Años 80

El Bling-bling y los excesos de la época más divertida se han reinventado para dar lugar a colecciones atrevidas en la que se respira la esencia ochentera. Hombreras XXL, siluetas péplum, tejidos tornasolados, terciopelo… Cada firma la ha reinterpretado a su manera, Alexander Wang con el negro como protagonista, Balenciaga con volúmenes imposibles oBalmain con siluetas estructuradas. No falta la variedad.

Amazona

El estilo safari que popularizó Yves Saint Laurent ha visto de nuevo su época de esplendor gracias a firmas como Jacquemus o Isabel Marant. Se imponen tanto los tejidos con cuerpo como la alpaca o la lana con otras texturas fluidas como la seda o el lino con un común denominador, los tonos tierra.

Chándal

Y con ello nos referimos al athleisure en general, que no es otra cosa que el lucir la tendencia deportiva a todas horas y en todas sus formas. Lo de salir de fiesta con unas zapatillas, o llevar una sudadera a la oficina, en lugar de parecer extraño, resulta de lo más estiloso. Si tuviésemos que decantarnos por una propuesta novedosa, sería la de Riccardo Tisci con Burberry.

Cuadros

El 2018 ha servido para confirmar que el print favorito de 2017 no pierde poder. Si el Príncipe de Gales fue el protagonista el pasado año, en esta ocasión es el tartán se ha convertido en el centro de atención. Algunas firmas como Versace o Prada le han dado su toque personal, añadiendo mucho color y en versión XXL mientras que otras como Vuitton o Loewe siguen desarrollando su versión más clásica. Lo que está claro es que se puede combinar de mil formas dependiendo del estilo y personalidad sin que deje de resultar una opción elegante.

Brillos

Lo que en un principio se relacionaba con looks de fiesta ahora se ha democratizado y puede verse desde en cálidos jerséis a jeans o incluso el calzado. Ya sea en forma de lentejuelas, lurex o lamé, no hay duda de que esta tendencia encaja a la perfección con el estilo ochentero mencionado anteriormente. Se lleva en tonos metalizados, pero también en colores potentes como azules o rojos, tal y como hemos visto en propuestas tan diversas como la última colección de Delpozo a Gucci o Moschino.

Flores

Junto con los cuadros y el leopardo, estamos ante uno de los estampados que nunca pasan de moda y que se adapta a cualquier tipo de corriente estilística. Liberty, XXL, minimalistas, arty… Las encontramos para todos los gustos y basta con ver las propuestas de firmas como Dior, Chanel, Elie Saab o Dolce&Gabbana para darnos cuenta de que las flores, aunque hiperfemeninas, no tienen que estar relacionadas con los looks pomposos y ostentosos.

Flúor

Desde luego, no apta para las más discretas. Algunas marcas la han llevado al extremo como en el caso de Balmain y sus microvestidos, Maison Margiela y sus tintes futuristas, Jeremy Scott en la versión más informal, o Prada aunándolo con el estilo deportivo. Los rosas y amarillos abren paso a los naranjas, verdes y morados, tonalidades que no acostumbrábamos a relacionar con esta tendencia.

Cuero

Ya sea natural o sintético, este año se ha reafirmado como el material básico en cualquier época del año, incluso en verano. Chanel ha mostrado una propuesta con acabado texturizado, mientras que otras firmas como Etro, Jacquemus o Ferragamo apuestan por las grandes dosis de color. Se lleva combinado con otros tejidos con los que crear un contraste, ya sean ligeros como la seda o con más cuerpo como la lana.

Pañuelo

Una tendencia que vivió su auge en los noventa y que ha vuelto para quedarse. Si Versace y el estampado de cadenas ya lo popularizó, al igual que Etro y el paisley; ahora lo vemos con todo tipo de dibujos y decorando tanto prendas completas para las más atrevidas – tomando como referencia la colección de Phillip Lim- como en pequeñas dosis. Se lleva combinado con juegos patchwork y los tejidos más inverosímiles.

Western

Un estilo que ha tenido tantos detractores como admiradores y que muchos creadores se han encargado de hacerlo apto para todo tipo de estilos. Destacamos las propuestas de Altuzarra y Blumarine con cortes hiperfemeninos, Coach e Isabel Marant en su versión más genuina y Zimmermann con juegos de volúmenes. No cabe duda que en el 2019 lo veremos reinventado de las formas más originales.

Plumas

Nos remontarnos a los locos años 20: la época de las fiestas, los Speakeasy y la rebelión femenina. Firmas como Prada, Gucci y Oscar de la Renta las han reinterpretado siguiendo sus propias directrices artísticas, pero no son las únicas. Balmain por ejemplo las incluye en sandalias con las que da un giro a sus looks futuristas, Alberta Ferretti en atrevidos abrigos y Dries Van Noten en su versión más minimal como aderezo en faldas y prendas de cortes rectos. Por el día las vemos en prendas oversize con las que contrastan y logran un aire más informal mientras que para la noche se aúnan con transparencias, encajes y tejidos regios para looks cargados de glamour.

Fuente autor EL MUNDO: “https://www.elmundo.es/yodona/moda/2018/12/29/5c27b0aafc6c83dc7f8b4579.html“/>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.