Qué se necesita para capitalizar la tendencia del e-commerce en este 2018

De acuerdo a distintos estudios, se espera que el comercio online muestre un crecimiento cercano al 23% en este 2018, una cifra que sigue una tendencia de crecimiento que podría significar una generación de ingresos globales superior a los 2,8 billones de dólares, convirtiéndolo en uno de los canales de ventas más atractivos de la actualidad.

Gracias a que las temporadas de mayor consumo en el año (Black Friday y navidad) ya se están acercando, es momento de que los minoristas y emprendedores del mundo que aún no se han adentrado en este canal de comercialización comiencen a aprovecharlo y a capitalizarlo como solo es posible en la actualidad. Pero, ¿Qué se necesita para lograrlo?

  1. Proceso de planificación

Si bien es cierto que hasta hace algunos años solo era posible adentrarse en el comercio electrónico a través de grandes empresas como Ebay o Amazon, en la actualidad esto ha cambiado debido a la mayor afluencia de marcas y vendedores individuales en este canal de ventas. El crecimiento en el interés ha sido tal, que incluso se está viendo este proceso de digitalización como un servicio.

Es por eso que el primer paso para poder capitalizar el comercio electrónico es elegir dónde crear una tienda online, es decir, decidir si crearemos nuestra tienda desde cero a través de un sitio web propio y distintos plug-ins, o si optaremos por buscar ayuda de proveedores de servicios especializados en comercio electrónico.

Durante esta primera etapa del proceso también es necesario determinar todo lo relativo al desarrollo de nuestra tienda. Eso quiere decir que debemos elegir el nombre que tendrá y buscar dominio disponible, pensar en la identidad gráfica que desarrollaremos para la tienda, y elegir el producto que se comercializará.

  1. Lanzamiento de nuestra tienda

Una vez concluida esta etapa de planificación debemos concentrarnos en materializar parte de las bases que nos ayudarán a crear una tienda online realmente sólida. Esto quiere decir que tenemos que tener en cuenta si el producto será nuestro o de terceros (marketing de afiliados o dropshipping), si generaremos contenido para brindarle valor añadido al cliente, e incluso definir las comunicaciones por las que el consumidor reconocerá nuestra tienda.

Es en este momento que nos enfocamos en realizar las inversiones pertinentes, ya sean estas de tiempo o de dinero. Eso se debe a que debemos definir el tipo de hosting que vamos a pagar, buscar la ayuda de diseñadores gráficos o expertos en diseño web para materializar nuestra idea gráfica, y comprar la mercancía o invertir en su producción.

  1. Evolución post-lanzamiento

Aunque muchos puedan pensar que el trabajo duro ya está hecho, la realidad es que el correcto funcionamiento de una tienda online (y lo que determinará si realmente seremos capaces de capitalizar esta tendencia de comercio) dependerá casi exclusivamente del tratamiento que le demos a esta una vez se encuentre funcionando.

Esto se refiere a la optimización de nuestra tienda online, como tendría que realizarse con cualquier sitio web, de cara a los motores de búsqueda (posicionamiento SEO), y al desarrollo de un diseño “responsive”, es decir, adaptado a los distintos medios en los que esta pueda ser visualizada.

Luego del lanzamiento también debe tenerse en cuenta todo lo referente a la promoción ante el público objetivo que determinamos inicialmente. Esto quiere decir que tenemos que elegir los canales más adecuados (revistas, medios tradicionales, digitales, redes sociales, email marketing), el estilo de comunicación que utilizaremos en los mismos, el presupuesto que le dedicaremos a esta tarea, e incluso los métodos que requeriremos para recolectar información de valor.

Aunque muchos puedan asegurar que esta parte del proceso de creación de un negocio online debe realizarse de manera simultánea a la planificación pre-lanzamiento, la realidad es que puede tratarse de una inversión de tiempo y dinero que no brindará resultados atractivos, principalmente porque luego de lanzar nuestra es posible que nos veamos obligados a realizar cambios drásticos.

Si bien es cierto que al tener todos los pasos separados de esta manera puede parecer que crear una tienda online es un proceso sencillo, y que el comercio electrónico sea una de las alternativas comerciales más accesibles de la actualidad, la realidad es que el mismo debe ser tomado con completa seriedad si en realidad tenemos la idea de capitalizar esta tendencia como es debido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.