Actualidad

Democracia al mejor postor

LA DEMOCRACIA ES EL MEJOR SISTEMA DE CONVIVENCIA, PERO LAS ELECCIONES SE BASAN EN APORTANTES QUE PROCURAN BENEFICIARSE SIN IMPORTARLES LOS COLORES POL√ćTICOS

 

Los hermanos Koch, puntales de la democracia norteamericana

¬ŅQu√© pasar√≠a si el magnate¬†Michael Bloomberg¬†peleara las primarias dem√≥cratas para ser candidato a presidente de¬†Estados Unidos¬†en 2020 en lugar de invertir 80 millones de d√≥lares en los suyos para ganar las legislativas de 2018 y alcanzar la mayor√≠a de n√ļmero en la¬†C√°mara de Representantes? Quiz√° una cosa tenga que ver con la otra. En la democracia, todo vale. O casi todo. La idea de ser candidato a presidente rond√≥ en la cabeza de Bloomberg, exalcalde de¬†Nueva York, en las elecciones de 2008 y de 2012. Crey√≥ entonces que era inviable, sobre todo frente a la figura carism√°tica y emergente de¬†Barack Obama, elegido y reelegido en forma sucesiva.

¬ŅQu√© pasar√≠a si otro magnate de filiaci√≥n dem√≥crata,¬†Tom Steyer, hiciera lo mismo en lugar de donar 30 millones de d√≥lares para el mismo fin y subir la apuesta con otros 40 millones para lograr en ese √°mbito el apoyo al virtual¬†impeachment (juicio pol√≠tico)¬†de¬†Donald Trump? En 2017 hab√≠a desembolsado 20 millones de d√≥lares a favor de la causa dem√≥crata. ¬ŅQu√© pasar√≠a si, en plan de sincerar aportes,¬†Sheldon Adelson¬†y los¬†hermanos David y Charles Koch¬†dejaran de sostener a los republicanos a golpes de cheques en el¬†Congreso, fij√°ndoles desde la ideolog√≠a hasta la agenda? Otra rendija legal de la democracia.

No se trata s√≥lo de campa√Īas al mejor postor, como refiere el diario espa√Īol¬†El Mundo¬†en un art√≠culo titulado ‚ÄúEstados Unidos: ¬Ņuna democracia o una empresa?‚ÄĚ, sino de una realidad disimulada frente al elector de a pie. La de aquellos que, en su af√°n de obtener leyes o decretos afines a sus intereses sin vulnerar la democracia, no escatiman gastos para influir en las campa√Īas. En 2010, la¬†Corte Suprema‚Äúelimin√≥ las restricciones a individuos, empresas, organizaciones de todo tipo (desde grupos ecologistas hasta patronales o sindicatos)‚ÄĚ para ‚Äúdonar todo el dinero que quieran‚ÄĚ, sin importar si son nativos o extranjeros, ‚Äúa grupos que apoyan las pol√≠ticas de sus candidatos favoritos‚ÄĚ.

En Estados Unidos, los aportantes millonarios sostienen cuatro pilares sin vulnerar la democracia: la reducción de impuestos y de cargas laborales; la eliminación de las regulaciones; la contención de los sindicatos, y la apertura comercial

Tampoco se trata de un fen√≥meno exclusivo de la democracia de¬†Estados Unidos. En¬†Alemania, seg√ļn un¬†estudio de Peter Pulzer, profesor em√©rito Gladstone de Gobierno de la Universidad de Oxford, ‚Äúla relaci√≥n entre dinero y votos puede tener una serie de consecuencias desfavorables. Por ejemplo, que individuos, empresas y grupos de lobby ejerzan una influencia desproporcionada en los programas pol√≠ticos y en las decisiones legislativas. Tambi√©n puede permitir que los pol√≠ticos o los partidos recompensen con favores a los votantes, y puede crear condiciones de competencia desiguales‚ÄĚ.¬†Nicolas Sarkozy, presidente de Francia entre 2007 y 2012, estuvo detenido y debi√≥ responder por aportes il√≠citos procedentes de¬†Libia.

En¬†Argentina, conmocionada al estilo¬†Brasil¬†por el desfile en los tribunales de empresarios arrepentidos de haber contribuido a enriquecimientos il√≠citos durante el gobierno de los Kirchner, hubo m√°s de 200 casos de personas que figuraban como aportantes de 10 a 300 d√≥lares, y algunos m√°s, sin su conocimiento ni su consentimiento, para la campa√Īa legislativa de 2017 de los candidatos por la coalici√≥n gubernamental¬†Cambiemos. En¬†Per√ļ, el expresidente¬†Alan Garc√≠a¬†neg√≥ aportes de una compa√Ī√≠a brasile√Īa para su campa√Īa de 2006, pero todos los expresidentes vivos de la democracia peruana, cinco en total, tienen problemas con la justicia por causas que van desde la corrupci√≥n hasta los delitos de lesa humanidad.

En Estados Unidos, como en otros confines, los aportantes millonarios sostienen cuatro pilares: la reducción de impuestos y de cargas laborales a las empresas para incrementar sus ganancias; la eliminación de las regulaciones; la contención de los sindicatos, y la apertura comercial. En ese punto disienten con las políticas de Trump, propenso a renegociar, si no a liquidar, los acuerdos firmados por sus antecesores y a imponer aranceles a las exportaciones, como ocurre con China. Trump y los Koch, padrinos y tutores del presidente de Representantes, Paul Ryan, libran una batalla de alto voltaje y bajo perfil.

Es algo que no trasciende en las campa√Īas, hechas a imagen y semejanza de aquellos que a√ļn conf√≠an en el ideal de sociedades m√°s justas y Estados menos intrusivos. Muchos no pierden la ilusi√≥n de verse representados por pol√≠ticos que no traman ardides para beneficiar desde el Estado el capitalismo de amigos bajo la promesa de ser el gobierno del pueblo y para el pueblo a expensas de una minor√≠a con voto calificado.

Jorge Elías
Twitter: @JorgeEliasInter

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva Espa√Īa, Diario La Naci√≥n, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.